estilos de crianza

Estilo de vida, Maternidad

La maternidad también se vive en la polaridad, pero ¿es esto real?

9 junio 2021. 10:19 am

Publicado por


Cómo los estilos de crianza nos hacen caer en la dualidad

Cuando nos posicionamos, podemos sentir que nos salimos de nuestro círculo cercano, sentir miedo e inestabilidad. Y es nuestra decisión.

Cuando nos etiquetamos nos enfrentamos a otros sin saberlo.

Hay campos en los que parece que todo es así, como siempre. Pero las cosas cambian, como todo en la vida. Ya sabéis, por aquello de que «nada es permanente a excepción del cambio»...

Nada es permanente a excepción del cambio

En la maternidad sucede lo mismo. Hay familias que, al tener un bebé, incluso antes o un poco después, se plantean cosas tales como: «esto que me contaron... no me termina de convencer, lo voy a hacer de esta otra forma», o «no me gusta la educación que me dieron mis padres/ el colegio... a mi hij@ le quiero dar esta otra».

Todo viene porque nos planteamos las cosas, las ponemos en revisión y las cambiamos hacia donde creemos que se acercan más a nuestra forma de ver la vida como adultos.

Esto no quiere decir que todos tengamos que llegar a esa conclusión o a esa forma de actuar. Puede ser que estemos totalmente de acuerdo con todo aquello que nos han enseñado.

Ninguna de las dos opciones nos coloca en posición de superioridad. Ninguna.

En maternidad se ve mucho cuando decidimos portear, dar teta, hacer colecho y BLW, por ejemplo. Aquí empieza la polaridad. Aquellas mujeres o familias que no lo hacen así se sienten cuestionadas, sin saber que del «otro lado», sucede lo mismo...

Nos han enseñado que la vida es de color blanco o negro, que si haces una cosa no puedes hacer la otra porque es contraria y te contradices. Y así nos va...

Sería maravilloso pararnos a pensar y ponernos en el lugar de la otra para tratar de entender qué es lo que le ha llevado a dar o no teta, a usar carro o mochila... O mejor aún, sería mucho más sano, simplemente dejar a cada cual que haga lo que cree mejor para su bebé, porque cada familia hace lo que considera mejor para su bebé.

Es cierto que vienen a este mundo con unas expectativas que sería muy sano cubrir y también es cierto que cada ser que aterriza en este mundo trae una experiencia que vivir, por tanto, toda aquella vivencia que tenga, será la mejor para su desarrollo y crecimiento, personal y espiritual.

estilos de crianza
Foto: Bethany Beck

Cada ser que aterriza en este mundo trae una experiencia que vivir, por tanto, toda aquella vivencia que tenga, será la mejor para su desarrollo y crecimiento, personal y espiritual

Como doula, siempre tengo presente que hay tantas crianzas como familias. Tanto es así, que hay familias que optan por una crianza mixta. Es decir, dan el pecho hasta que la madre se incorpora al trabajo y, a partir de ahí, combinan con biberón. A veces incluso antes, por muchas y diferente razones.

Hay otras que deciden portear cuando van a comprar y a sacar a pasear al perro, pero para ir de paseo o a comer fuera, usan carro. ¿Y qué hay de malo en esto? NADA. Es su necesidad, es su crianza y es perfecta.

Una vez más, nos hemos dejado etiquetar, separar y enfrentar. Las buenas y las malas madres. Las que consienten y las que mantienen a raya...

Pues yo digo, desde aquí, que NO. Que todas somos buenas madres. Todas las maternidades son igualmente válidas. Y que, si en algún momento alguna quiere cambiar, siempre puede hacerlo. Porque también se puede cambiar de opinión y cambiar la forma de ver la vida.

Y está bien.


Si te ha gustado este artículo sobre maternidad y estilos de crianza, te recomendamos:

Compartir en