En el postparto también hacemos “flippityflop”

Crecimiento, Crianza, Estilo de vida, Infancia, Maternidad

En el postparto también hacemos “flippityflop”

30 diciembre 2020. 8:00 am

Publicado por


Despedimos este año que nos ha puesto del revés y, como no podía ser de otra forma, nos damos la vuelta con él.

Decir adiós a este año, la verdad va a ser un gustazo. Claramente, ha sido de lo más convulso y extraño. Y no es que nos haya dado una vuelta y puesto del revés, creo que en algunos momentos nos ha dado más de dos. Para mí ha sido muy esclarecedor y, de verdad, doy gracias por estar viviendo este momento de la historia, es grandioso, de verdad.

Pero vamos al lío de nuestros temas:

En maternidad, también ha tenido lo suyo... muchas mujeres que he acompañado, me cuentan que les han inducido los partos a lo que, probablemente, sea su semana 40 ( porque como ya sabemos, el embarazo de una mujer, no es una ciencia exacta, pero esto lo dejamos para otro momento). Muchas han echado de menos algunas visitas e incluso les han separado de sus bebés por unas medidas sanitarias que no lo justifican, pues de todo esto ya hay estudios. Muchas mujeres han tenido que parir con mascarilla... ¡ un trabajo de parto con mascarilla! ¡ con el esfuerzo físico tan enorme que se realiza! Esto me parece indecente, como si no fuese suficiente con la cantidad de interrupciones que ya hay que vivir, para, encima, esto. Y solas... también ha habido mucho de esto, otro paso atrás que hemos dado. La persona que esa mujer había elegido para que entrase con ella en paritorio, sentirse acompañada, segura... se tiene que quedar en la puerta.

En el postparto también hacemos “flippityflop” 1
Foto: NATHAN DUMIAO

Como soy una persona tremendamente optimista y que me gusta ver el lado bueno de todo lo que sucede, esta vez también lo voy a hacer.

Respecto a todo lo anterior, nos hemos podido dar cuenta fehacientemente, que ninguno de los supuestos derechos que habíamos adquirido las mujeres era cierto. A partir de ahora, trabajaremos para que esto así suceda, ya hay asociaciones que lo están haciendo, por ejemplo “El Parto Es Nuestro”. Ayudaría mucho, también, que, a las mujeres, dejasen de infantilizarnos. Si somos capaces de tomar la decisión de quedarnos embarazadas, somos capaces de gestar sin ayuda, también somos capaces de parir, tomar nuestras decisiones conscientemente e informadas. Igual lo que debieran, en caso necesario, es proporcionar información objetiva y fiable a la mujer embarazada.

Si somos capaces de tomar la decisión de quedarnos embarazadas, somos capaces de gestar sin ayuda, también somos capaces de parir, tomar nuestras decisiones conscientemente e informadas

En el postparto también hacemos “flippityflop” 2
Foto: LUIZA BRAUN

En casa, las visitas se han reducido mucho, y es verdad que, en ocasiones, se han podido echar de menos algunas que hacían especial ilusión. Sin embargo, la tónica general de lo que he escuchado y veo, es que muchas de esas visitas que no aportan nada, que van a que les sirvas un café y que únicamente te dan trabajo, se han esfumado así que... ¡¡ tachán!! Hemos ganado en tranquilidad en uno de los momentos en que más se necesita.

Hemos reducido mucho el ritmo de la vida ( en unos casos más que en otros, cierto), lo que ha llevado a tener un posparto de mucho más contacto, mucha más piel-con-piel y la creación de un vínculo mucho más estrecho. Y esto SÍ que es para toda la vida, que nuestr@s cachorr@s tengan y sientan esa disponibilidad es un lujo para su desarrollo.

Hemos reducido mucho el ritmo de la vida, lo que ha llevado a tener un posparto de mucho más contacto, mucha más piel-con-piel y la creación de un vínculo mucho más estrecho

Es cierto que, como ya hemos dicho, ha habido muchas separaciones injustificadas saltándose todas las necesidades básicas de la díada madre-bebé, pero ( y aquí sale de nuevo el optimismo), esto se puede arreglar, puede que no sea como hecho desde el principio, sin embargo, arregla mucho. Ese tiempo de contacto que acabamos de hablar, es muy reparador, mucho, de verdad, es ( casi) como hacer un «reseteo» y volver al principio.

En el postparto también hacemos “flippityflop” 3
Foto: OMAR LOPEZ

En cuanto a parir con mascarilla... sé que muchas mujeres, en un momento dado del trabajo de parto, han decidido quitársela. Ha salido la leona que llevan dentro y, mirando por ellas mismas, su bienestar y en de su bebé, han decidido quitársela. Me encanta esa valentía, han dejado claro hasta dónde, han marcado el límite. Aunque puede que en muchos casos haya sido sin darse cuenta, en otros ha sido de forma muy consciente. Es como parir amordazada. De verdad, bastante tenemos que aguantar pariendo tumbadas, «patas arriba», como para, además, tener que hacerlo con la boca tapada. Claro, que el que una mujer grite en el trabajo de parto, remueve mucho, muestra un lado muy salvaje de la mujer que, de normal, asusta mucho más que el que se quite la mascarilla... pero esto lo dejamos para otro momento.

bastante tenemos que aguantar pariendo tumbadas, «patas arriba», como para, además, tener que hacerlo con la boca tapada

El otro día, pensaba en ese dicho de: «si la vida te da limones, haz limonada». Hoy te digo, si el mundo se pone patas arriba, flippityflop, y date la vuelta con él.

Por un 2021 lleno de despertar, luz y verdad.

En el postparto también hacemos “flippityflop” 4
Foto: TIM MOSSHOLDER

También te puede interesar:

Compartir en