veganismo portada

Alimentación, Crecimiento, Cuerpo, Ecología, Salud, Sostenibilidad, Veganismo

¿Es el veganismo la solución a los problemas de la Tierra?

24 febrero 2020. 8:00 am

Publicado por


Reflexionamos sobre el veganismo desde un punto de vista inclusivo.

Últimamente se oye mucho hablar del veganismo y mucha gente adopta una forma de vida vegana. Porque ser vegano no es sólo una dieta, sino un estilo de vida. Es posible que alguno de vosotros seáis veganos ya y sepáis perfectamente lo que es. Es más, en Flippity Flop tenemos a Aida Lídice, que nos proporciona ricas recetas veganas y  de la que habréis podido leer algún artículo...

Pero para los que no tenéis muy claro lo que es, veganismo se define como la práctica de abstenerse del uso de productos y servicios de origen animal, ya sea para alimentación, ropa, cosmética, medicamentos, transporte, etc… Sólo se pueden tener como animales de compañía. Los fundamentos del veganismo  incluyen argumentos éticos y ambientales principalmente.

veganismo
Foto: ilyaliren

Podríamos decir que a nivel dietético se trata de no consumir ningún alimento de origen animal, donde incluiríamos los huevos, miel y lácteos. No se usan pieles y lanas para vestir; tampoco se utiliza cosmética que haya sido probada en animales o contenga algún componente animal, etc…

Esta forma de vida se deriva de un profundo respeto por los animales como seres sintientes. Y a nivel ambiental porque el desarrollo de la ganadería masiva causa pérdida de biodiversidad, contribuye al efecto invernadero y produce contaminación de las aguas.

Os preguntaréis si soy vegana: considerando que soy bióloga y terapeuta natural parece que encajaría con esta forma de vida. Pero tengo que confesar que no lo soy y, hoy por hoy, no creo que el veganismo sea la solución a los problemas que tiene el mundo en estos momentos.

Por un lado, si me lo planteo desde el punto de vista de consumir animales como alimento me remonto al origen del hombre, y por los conocimientos que tengo el hombre se alimentaba de lo que iba encontrando, ya fuese vegetal o animal; somos lo que se denomina omnívoros. Al principio, cuando no teníamos herramientas para cazar, éramos carroñeros, y según fuimos desarrollando armas comenzamos a cazar pequeños animales, hasta que tuvimos accesos  a grandes mamíferos. 

veganismo
Foto: ilyaliren

En esos tiempos el hombre honraba a los animales que le daban alimentos, vestimenta y diversos utensilios, algo que se ha perdido hoy en día. También el consumo de carne era muy inferior al que tenemos hoy, ya que dependíamos de si se daba bien la caza. De ahí que la situación sea insostenible para el planeta Tierra en estos momentos, porque ahora nos encontramos con que tenemos alrededor de ¡¡20 veces más animales de granja y domésticos que animales salvajes!! ¡una auténtica barbaridad que ha llevado a una gran pérdida de biodiversidad!

Este tipo de alimentación a lo largo de millones de años, ha configurado nuestro sistema digestivo para adaptarse a ella. Los anímales herbívoros tienen un sistema digestivo completamente diferente al de un carnívoro, como pueda ser un león, o al nuestro, como omnívoros. Es por esto que si una vaca tuviese que comer carne ¡¡no le iba a sentar nada bien!!, y lo mismo ocurriría con un león si intentásemos que sólo comiese vegetales, ¿os lo imagináis?

Se estima que hace unos 12.000 años el hombre comenzó a desarrollar la agricultura y la ganadería, y con ellas dio un cambio significativo a nuestro tipo de alimentación, ya que no fue necesario recolectar ni cazar para poder sobrevivir. Y este cambio ha sido más radical en los últimos siglos, al ir introduciendo alimentos de otras zonas del mundo.

El hecho es que al final se nos ha ido de las manos, y tenemos las desgraciadamente famosas macrogranjas, donde se tienen a los pobres animales viviendo en unas condiciones deplorables. ¡Por supuesto que esto no me gusta  nada y no quiero consumir carne de animales que hayan sufrido desde su nacimiento! Y lucho porque desaparezcan y se permita a los animales tener una vida digna al aire libre, con su alimentación natural antes de que terminen sus vidas para consumo humano. 

veganismo
Foto: ilyaliren

Con las macrogranjas no sólo está el problema del trato que reciben los animales, sino que a nivel medioambiental, como dije antes son fuente de contaminación de suelos y agua, y contribuyen al calentamiento global del planeta. Además, para mantener a estos animales se requieren también grandes cultivos para suministrarles alimento. 

En este sentido, creo que la solución sería disminuir de manera considerable nuestro consumo de carne, especialmente de carnes rojas, ya que se ha podido ver cómo un consumo excesivo afecta seriamente la salud. 

Con respecto al uso de otros derivados de animales, como pieles o vísceras no veo mal que se aprovechen, al igual que se ha hecho a lo largo de la historia del hombre, que utilizaba prácticamente todo para vestirse, elaborar herramientas, construir viviendas, etc. Otra cosa muy diferente es matar a un animal únicamente para vestir un abrigo de visón o unos zapatos de piel de cocodrilo, que me parece ¡horrible!, al igual que usar animales para crear cosméticos, por ejemplo. 

Donde más conflicto me crea a mí personalmente el uso de animales es para temas de investigación. Por supuesto, para crear cosméticos, artículos de tocador o perfumes no lo veo aceptable, pero cuando se trata de investigación con fármacos todavía queda camino por recorrer para eliminar del todo la experimentación con  animales, aunque cada vez se van consiguiendo más métodos alternativos. 

veganismo
Foto: ilyaliren

En este sentido, la normativa europea cada vez se basa más en las 3 Rs: reemplazar (generar y fomentar métodos que eviten o ayuden a reemplazar el uso de animales), reducir (métodos para disminuir el número de animales que se usan en los experimentos) y refinar (métodos para minimizar cualquier dolor o angustia y que mejoren el bienestar animal). Actualmente se ha reducido en un 80 % la experimentación con animales, aunque todavía queda camino por recorrer.

Resumiendo, creo que de lo que se trata es de vivir con la mayor coherencia posible, no castigarte si consumes carne animal de manera moderada o vistes prendas con piel de animales  que también se usan para consumo alimenticio. Todos tenemos que tener en cuenta que si ante una enfermedad recurrimos a la medicina alopática, posiblemente nos veamos beneficiados del conocimiento generado a partir del uso de animales en investigación. Nos guste o no. 

Sólo me queda decir que tanto los veganos como los no veganos deberíamos tenernos un respeto mutuo. Aunque no comparto esta forma de vida que me parece muy difícil de llevar al 100 % en la sociedad en la que vivimos, admiro mucho a las personas que deciden ser veganas. Igualmente, me gustaría que los veganos respetasen a las personas que, aun sintiendo un profundo amor y respeto por los animales, consumen productos derivados de ellos, como pueda ser mi caso. Creo que todo se basa en el respeto mutuo. 


Te puede interesar:

El mono obeso

El mono obeso

Flexivegetarianos

Flexivegetarianos

MI HIJO SE HA HECHO VEGANO

Mi hijo se ha hecho vegano

Compartir en