Estamos en Navidad y te recomiendo regalar libros

Crecimiento, Feminismo, Filosofía, Literatura, Maternidad, Novela, Psicología

Estamos en Navidad y te recomiendo regalar libros, así de simple

16 diciembre 2019. 9:13 am

Publicado por


Este es mi primer artículo para esta revista y como no podía ser de otra manera trata de libros. 

Nunca imaginé que acabaría siendo editora y la vida me llevó a ello por casualidad. Pero realmente pienso que no ha sido por casualidad. La vida nos coloca donde debemos estar y nos permite ir eligiendo los caminos que están destinados para cada uno.

La vida nos coloca donde debemos estar y nos permite ir eligiendo los caminos que están destinados para cada uno.

Depende de nosotros elegir qué personas queremos que sean parte de nuestra vida y de qué nos queremos rodear. A mí siempre me ha gustado rodearme de libros. Supongo que se debe a que crecí y me educaron en ese ambiente. En nuestra casa siempre ha habido libros. La historia de mi vida tiene un fondo de biblioteca y cuando hablo de prácticamente cualquier cosa siempre surge algún libro con el que acompañar mi relato o con el que apoyar lo que estoy diciendo.

Y cómo estamos en Navidad te recomiendo regalar libros, así de simple. Siempre será una buena idea.

Yo no voy a recomendarte ninguna novedad, sino esos libros que me acompañan y que han llegado a mí en distintos momentos de mi vida y por razones diversas se han quedado.

Porque no hay sector más afectado por el fenómeno ‘novedades’ que el editorial. El ciclo de vida de un libro cada vez es menor y su presencia en librerías cada vez se reduce más. Las Navidades sólo empeoran la situación y resulta aún más complicado elegir libros que no sean novedad. Lejos de desalentar al lector de visitar librerías, mi recomendación no es dejar de ir, sino ir con la intención de ver más allá de las mesas de novedades. Hay millones de libros maravillosos escondidos en vertical en lugar de a la vista tumbados panza arriba en las mesas de novedades y hay libreros fantásticos que te recomendarán esa lectura especial para regalar a cada lector.

Cuando elijas qué comprar piensa en Flippity Flop. Siempre hay otra opción, siempre se puede elegir otra cosa y no sólo por llevar la contraria, sino porque no todos tenemos que optar por la elección más popular, más novedosa o reciente.

Muchos de los libros que voy a recomendarte son en inglés, pero te indico la versión en castellano también si existe.

Libros de Navidad para niños
Photo by Lara Hernández

Mi primer lote de recomendaciones será para los clásicos navideños que siempre saco en esta época. Algunos de ellos los tengo desde antes de tener a mis hijas, así que no es necesariamente algo que recomiende sólo para niños. 

Los libros del británico Raymond Briggs están entre mis libros navideños favoritos. Escritos e ilustrados por el autor en la década de los 70.

Father Christmas o Papá Noel publicado por primera vez en 1973, es un libro en formato cómic que se sigue prácticamente con las ilustraciones y algunos bocadillos de diálogo. Quién no disfrutará de ese Papá Noel gruñoncete que odia trabajar una sola noche al año, al que no le gusta el frío, ni la nieve y al que ¡ni siquiera le gusta la Navidad! A los niños les encantará ver su meticuloso proceso de preparación antes de salir a repartir regalos en la noche más esperada: cómo fríe huevos de sus gallinas, se prepara sus bocadillos para el viaje, sin olvidarse de dejar comida para su perro y su gato, y luego cómo es capaz de entrar en cualquier vivienda para dejar los regalos a los niños, cocinar su cena navideña, abrir sus regalos y sentarse a leer su libro. Como adulto, este libro muestra la importancia de las rutinas y el disfrute del proceso y no sólo del objetivo final. Mostrar esto a un niño en esta época de gratificación instantánea es una excelente idea.

Dos años más tarde, se publicó Father Christmas Goes on Holiday en el que vemos al mismo Papá Noel protestón que, harto de estar en casa, decide irse de vacaciones a Francia, Escocia y Las Vegas para darse cuenta en todas las aventuras que vive que realmente donde mejor se encuentra es en su casa viviendo su ordenada vida. Sólo hace falta distanciarse un poco para empezar a echarla de menos y valorarla. Algo con lo que probablemente podamos identificarnos todos nosotros. 

Sólo hace falta distanciarse un poco para empezar a echarla de menos y valorarla.

Del mismo autor es The Snowman o El muñeco de nieve, publicado en 1978, un clásico atemporal. Un libro sin palabras maravillosamente ilustrado por el autor, que transmite la intensa amistad de solo una noche entre un niño y el muñeco de nieve que construye él mismo. Un cuento mágico que nos muestra la ilusión de compartir, la importancia de disfrutar de los pequeños momentos y saber que más pronto que tarde las cosas llegan a su fin. Un libro para relatar en familia, para observar individualmente y para disfrutar siempre. 

El siguiente libro es bastante reciente, de hace seis años. The smallest gift of Christmas, escrito e ilustrado por Peter Reynolds, no sólo un ilustrador que me encanta, sino una persona admirable, de la que hablaré más adelante. En este pequeño ejemplar nos hace una llamada de atención para enseñar a nuestros hijos – y recordar también nosotros mismos – a valorar lo más importante que tenemos, las personas a las que queremos, y huir del consumismo, las posesiones y la locura navideña en la que todos caemos sin darnos cuenta. El ejemplar incluye un pequeño marco de fotos para incluir lo que cada uno elija como el mejor regalo que haya recibido. Sencillo pero efectivo. 

Y de este último lote navideño me reservo la joya de J.R.R. Tolkien, Letters from Father Christmas para el final. El autor de El señor de los anillos escribió, ilustró y envió a sus hijos durante años (entre 1920 y 1943) en los primeros días de diciembre una carta que venía de Papá Noel y les contaba historias maravillosas de su vida en el Polo Norte. El libro reproduce estas cartas y sus ilustraciones. Este fantástico mundo en el que vive Papá Noel acompañado de personajes encantadores, como el Oso Polar y el Elfo. No sólo leer las cartas y disfrutar de sus ilustraciones es una delicia, pero pensar en Tolkien preparando estas cartas durante todos estos años enternece a cualquiera y hace de nuevo recordar que nuestro tiempo y dedicación son lo mejor que podemos dar a las personas que queremos.

Libros de Navidad para niños
Photo by Lara Hernández

Los siguientes libros son muy personales y han sido los que más he leído y disfrutado con mis hijas, incluso ahora que son adolescentes. 

La cerdita Olivia llegó a nuestras vidas al mismo tiempo que nuestra hija Olivia. Aunque obviamente la elección del libro fue por el nombre, nos hicimos adictos a estas minimalistas ilustraciones y sencillos relatos de la vida en casa de Olivia la cerdita y su hermano William, obra del artista Ian Falconer. El día a día – desde no me gusta la comida a no tengo sueño o déjame leer un cuento más – con el que todos nos identificaremos. Con un par de trazos nos muestra las emociones infantiles y las adultas en las reacciones de sus padres. Recomiendo todos pero en estas fechas Olivia recibe la Navidad será un éxito para leer en Nochebuena – los preparativos en casa, las decoraciones, los nervios de la espera…

Un gran contraste con el minimalismo de Ian Falconer son todos los cuentos de Julia Donaldson ilustrados por Axel Scheffler. Un tándem maravilloso que ha creado cuentos geniales y divertidos para no dejar de leer con nuestros hijos una y otra vez. Escritos en verso, muchos de ellos con música e ilustrados en escenas que nos ofrecen la oportunidad volver a ellos y siempre encontrar nuevos detalles. El más conocido es El Gruffalo, personaje del que se libra un astuto ratoncillo de ser devorado. La repetición al contar la historia es el gran éxito de todos estos cuentos. Una fórmula infalible para los más pequeños que con las geniales ilustraciones son una combinación perfecta.  Los dos títulos navideños de Donaldson y Scheffler tratan de la pérdida, el reencuentro de familiares y amigos en un entorno en la naturaleza y entre animales. Stick Man, la historia de un hombre rama a la que distintos humanos confunden con una simple ramita de la naturaleza y nos muestran todos los usos posibles que se le pueden dar, gracias a la ayuda de Papá Noel, StickMan consigue volver a casa por Navidad junto a su familia.  Tabby McTat un cuento sobre la amistad y lealtad de un gato y un músico callejero que se pierden de vista debido a un accidente y a pesar de vivir separados siempre se echan de menos hasta su reencuentro.

Libros de Navidad para niños
Photo by Lara Hernández

Para terminar con las recomendaciones de libros infantiles, no pueden faltar estos clásicos para todas las edades. Si no sabes qué comprar pero quieres regalar un libro invierte en una edición especial de alguno de estos títulos de siempre.

Winnie the Pooh en su edición de The Folio Society que incluye Winnie Pooh y The House of Pooh con las ilustraciones originales de E. H. Shepard. Este personaje entrañable de los años 20 inventado por A.A. Milne para su hijo Christopher Robin no dejará indiferente a nadie. Un personaje ingenuo, entrañable, que va despacio y parece que no se entera de nada pero que tiene unos cimientos muy bien construidos y con tesón y paciencia los transmite a los amigos del Bosque de los Cien Acres - Piglet, Tigger, Conejo, Igor, Cristopher Robin, Cangu, Rito y Búho. Personajes con los que identificarse y reflexionar. Con mensajes atemporales sobre la amistad: "Si algún día nos llegamos a separar, mantenme en tu corazón, me quedaré ahí para siempre"; la paciencia: "Si la persona con la que hablas parece no prestar atención, sé paciente. Puede que solo se le haya metido algo al oído"; la integridad: "Las cosas que te hacen diferente son todas las cosas que eres”; el amor: "Piglet: ¿Cómo deletreas amor? Pooh: Amor no se deletrea… se siente", que nos recuerda lo que verdaderamente es importante: "A veces las cosas más pequeñas son las que ocupan más espacio en tu corazón". 

A veces las cosas más pequeñas son las que ocupan más espacio en tu corazón.

Winnie the Pooh

Mi edición de Alice in Wonderland de Lewis Carroll es en inglés y viene junto con Alice through the looking glass en un pack editado por Macmillan. Pero Alicia en el país de las maravillas tiene una bonita edición en castellano ilustrada por Benjamin Lacombe y se acompaña de la correspondencia entre Carroll y Alice Liddell, la niña real que inspiró el cuento. Cualquiera disfrutará siguiendo a Alicia a través de la madriguera, conociendo al Conejo Blanco, la Duquesa y el Sombrerero loco y tantos fantásticos personajes con los que despertar la imaginación y animarnos a creer en nosotros mismos. ‘Si cada uno se ocupara de sus propios asuntos, el mundo giraría mucho mejor y con menos pérdida de tiempo’. 

Y por último El principito, de Antoine de Saint-Exupéry. Hay ediciones preciosas y opciones para todas las edades. Un piloto que conoce al Principito cuando intenta arreglar su nave estropeada en medio del desierto del Sahara. Este entrañable príncipe que viene del asteroide B612 cuenta al piloto su travesía hasta la Tierra y todos los personajes que ha conocido y lo poco que entiende el mundo adulto y lo equivocados que estamos. Nos enseña que ‘lo esencial es invisible a los ojos’, que la amistad hay que cultivarla a lo largo del tiempo y que somos responsables de nuestras propias relaciones.

Libros de Navidad para adolescentes
Photo by Lara Hernández

Siempre tendré libros infantiles en nuestra biblioteca pero ahora que mis hijas son adolescentes vamos descubriendo e incorporando a nuestras estanterías títulos interesantes para esta fase de ebullición, autoconocimento y confusión en la que nos encontramos. 

La adolescencia es un momento vital clave y determinante, un momento personal intenso, de exploración y experimentación. Creo que es todavía más importante que en la infancia acompañar a nuestros hijos en esta fase, a una distancia prudencial en la que sientan apoyo, y en las que les marquemos el objetivo pero no el camino. En la que les ofrezcamos herramientas pero dejamos que tomen sus propias decisiones.

La adolescencia es un momento vital clave y determinante, un momento personal intenso, de exploración y experimentación.

Wonder, de PJ Palacio me parece una lectura muy interesante. La historia de Auggie, un niño con una deformidad en la cara que empieza un nuevo colegio y tiene que enfrentarse a las reacciones que su físico provoca en los distintos compañeros. Lo que más me gusta de esta novela es que podamos leer la misma historia escrita por distintas personas, de forma que vemos cómo un mismo hecho se vive de distinta forma por diferentes personas. El propio Auggie, su hermana y sus compañeros. Una lectura esencial para darse cuenta de la presión de grupo y de la influencia que ésta tiene en nuestro comportamiento. 

Cómo comportarse en la multitud de Camille Bordas es una novela en la que conocemos la interpretación del mundo del adolescente Isidore y su dificultad para entender la racionalidad de los adultos que le rodean.  Nos muestra el vaivén de emociones por las que pasan los adolescentes y su incapacidad para entender cómo los adultos se enfrentan a los problemas. Una narración muy cómica y desenfadada, muy buena lectura para esta etapa de confusión.

Nos muestra el vaivén de emociones por las que pasan los adolescentes y su incapacidad para entender cómo los adultos se enfrentan a los problemas.

Si tenéis chicas a las que regalar un libro, Boys, de Heather Ross, es un gracioso libro ilustrado que a través del humor invita a las chicas a no olvidarse de quererse a ellas mismas en su relación con esos chicos que empiezan a atormentar y descolocar su día a día. 

El siguiente libro quizá sorprenda entre todos los demás porque es uno de esos libros calificados como de ‘autoayuda’. A mí no me gustan mucho esas clasificaciones editoriales, pues ‘autoayuda’ pueden ser los tres anteriores también, pero si vas a buscarlo a una librería probablemente lo encuentres en esa sección. Respirad. Mindfulness para padres con hijos adolescentes, de Eline Snel es la continuación de Tranquilos y atentos como una ranita, guía de meditación para niños que tanto me gustó hacer leer a las niñas cuando eran pequeñas. La gran diferencia en esta versión adolescente es que la guía es también para los padres. Me gusta mucho el enfoque de Eline, quien nos invita a conectar y a estar presentes para nuestros adolescentes en lugar de enfrentarnos y reaccionar antes sus erráticos comportamientos, que ellos mismos no saben entender o controlar. Agrupa los ejercicios en: Valor, Compasión y Confianza indicando cuáles son para adultos y cuáles para adolescentes. Realmente son conceptos muy sencillos y cosas que ya sabemos los adultos pero que no siempre recordamos practicar – como el arte de conversar (y sobre todo de escuchar), la capacidad de ponerse en el lugar de nuestros hijos adolescentes, aceptar sus deseos y elecciones. Y ofrece ejercicios como aprender a manejar situaciones difíciles, o tomar conciencia del propio cuerpo.

Libros de Navidad para pintar
Photo by Lara Hernández

La siguiente selección incluye libros ilustrados o para ilustrar. Algunos ilustradores que me han animado a dibujar. Siempre me dijeron que dibujaba mal y me lo creí y no lo hacía por el miedo a la crítica. Ha sido de adulta cuando me he animado a dibujar y me he dado cuenta de cuánto me gusta y qué poco importa el resultado si la actividad me hace disfrutar. 

Peter Reynolds es uno de mis ilustradores preferidos. A él no le dijeron que no sabía dibujar, sino todo lo contrario. Su profesor le sacó de clase mientras estaba dibujando en lugar de prestar atención y le invitó a enseñar a otros alumnos a entender los conceptos a través de sus dibujos. Gracias a eso Peter adulto ha creado una empresa que ayuda a los niños a aprender de distintas formas y a descubrir su potencial. Su libro The Dot/El punto  invita al lector a descubrir su talento y a creer en uno mismo. Esa es la invitación que le hace la profesora a nuestro protagonista, quien gracias a esto ‘se atreve’ a despertar su imaginación y crear. Un simple punto puede crearse de formas diversas por distintas personas ya que transmiten la individualidad de cada uno. 

La historia de Jimmy Liao es distinta. Este ilustrador Taiwanés cambió radicalmente su vida tras recuperarse de una Leucemia y decidió dedicarse por completo a la escritura e ilustración de sus propios libros, que siempre invitan a la introspección y al autoconocimiento y son un disfrute para la vista. Esconderse en un rincón del mundo es la visión del mundo interior de una niña que siente que no encaja en el mundo real.

Para aprender a dibujar con guía y modelo recomiendo dos. El primero Dibujos para artistas por descubrir, del genial Quentin Blake (que reconocerás por haber ilustrado casi todos los libros de Roal Dahl) que te invita a dibujar personajes sentados o en vuelo, o páginas enteras de ojos o peinados pero también creaciones disparatadas como ‘el aterrador Cabriolosaurio de 14 patas’ quien ‘necesita un final de cuerpo’. Una actividad analógica de lo más creativa que disfrutará cualquiera solo o en compañía. 

También invita a completar dibujos, Let’s draw a story, de Sachiko Umoto en la serie Illustration School. A través de una historia incompleta nos guía en el dibujo de personajes, escenas o expresiones. Un estilo sencillo a línea y poco coloreado para que lo termine el lector a su elección.

Libros de Navidad Feminismo
Photo by Lara Hernández

La siguiente relación de títulos va dirigida a mujeres pero deberían ser también lectura obligada para hombres. 

Los primeros son los dos de la nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie sobre el feminismo, Todos deberíamos ser feministas, charla TED sobre lo que significa ser feminista y Querida Ijeawele, Cómo educar en el feminismo, una carta a una amiga con sus consejos sobre el asunto. Pone de manifiesto la necesidad de construir un mundo más justo en el que las oportunidades sean las mismas para hombres y mujeres. De las nuevas generaciones depende el éxito de este deseo y por eso es imprescindible la labor de sus educadores.  

Pone de manifiesto la necesidad de construir un mundo más justo en el que las oportunidades sean las mismas para hombres y mujeres.

De la falta de igualdad trata el siguiente libro, Un Cóctel propio, con la biografía de 50 escritoras marginadas en su labor de escritoras, bien por sus parejas o por la sociedad. Cada cóctel se inspira en una de estas escritoras, además de incluir una biografía y bibliografía. La inspiración para esta curiosa idea editorial surge de la historia de Zelda Sayre Fitzgerald, esposa de F. Scott Fitzgerald, a la que su esposo plagió y utilizó para nutrir su enorme ego. La privó de toda libertad y no dejó que desarrollara su creatividad, acusándola de loca para evitar que le hiciera sombra en su carrera. La obra incluye mujeres de todo el mundo y las diversas injusticias que impidieron que desarrollaran su potencial completo.  

Otro título feminista es Tres mujeres de Sylvia Plath. Esta edición bilingüe ilustrada por Anuska Allepuz es un poema sobre la maternidad y las formas de vivirla. La mujer que centra su realización en ser madre, la que sufre por no poder serlo y la que lo es a su pesar. Te llegará al corazón. Preciosa edición, regalo perfecto.

Y para terminar esta sección, os recomiendo Motherland, de Virginia Mosquera. Una novela divertida donde las haya sobre la ‘realidad’ de ser madre. A través de diferentes personajes de la novela conocemos las distintas elecciones que toman varias mujeres sobre cómo vivir la maternidad. El más difícil todavía de la mujer en el trabajo – mujer y madre – y la mentira de la conciliación. Cómo afecta a la relación de pareja y a la propia realización como individuo. Todos estos serios temas los trata de una forma amena y divertida y te invitan a reflexionar sobre la gran mentira que nos han vendido y como las tareas invisibles anulan el potencial de la mujer tras ser madre. ‘Detrás de toda gran mujer, está ella misma.’

Te invitan a reflexionar sobre la gran mentira que nos han vendido y como las tareas invisibles anulan el potencial de la mujer tras ser madre.

Libros de Navidad autocrecimiento
Photo by Lara Hernández

He querido dejar para el final un cestito de libros pequeños pero potentes. El cestito de autocrecimiento y cultivo de uno mismo. Un cestito personal que deberíamos tener siempre cerca y ocuparnos de actualizarlo con frecuencia. Un cestito para esos libros que alimentan el alma y animan a pasar tiempo con uno mismo. Un momento de pausa para estar solos y disfrutar de nuestra propia compañía, reflexionar sobre el presente y evaluar si lo que hacemos coincide con lo que pensamos. 

Un momento de pausa para estar solos y disfrutar de nuestra propia compañía, reflexionar sobre el presente y evaluar si lo que hacemos coincide con lo que pensamos. 

Mis libros del cestito en este momento son los siguientes, algunos ya leídos, otros en proceso. Pero como quiero que duren no me precipito. Son libros para disfrutar despacio, como el arder de una vela o un amanecer. 

Un clásico del pensamiento universal escrito en 1933, El elogio de la sombra de Junichiró Tanizaki.  Es un ensayo sobre la estética japonesa que, aunque se centra en las manifestaciones artísticas principalmente y en concreto en la arquitectura y diseño, va mucho más allá pues nos hace reflexionar sobre la realidad que vemos y la que no vemos.  Este libro nos ayuda a aprender a contemplar el mundo y a no quedarnos en la superficie. Nos enseña a percibir la esencia de la belleza en las cosas que nos rodean. En las que vemos y en las que no se ven fácilmente. En la cultura occidental la belleza se identifica con la luz, pero en la oriental lo enigmático de la sombra es lo más bello. Como decía al inicio del artículo, aprendamos a no quedarnos en lo más moderno, más popular o llamativo. En la sombra encontraremos lo que realmente nos hará sentirnos plenos y felices. 

Otro artista al que tener siempre cerca, William Morris. No sólo fue un excelente diseñador textil, por lo que la mayoría de nosotros lo conoce. Fue una persona admirable, que nació en la época equivocada, en el siglo XIX, en pena revolución industrial, con el comienzo de la mecanización del trabajo y la producción en masa. Se rebeló contra la fealdad del mundo y ese progreso que sacrificaba la propia humanidad y decidió promover valores opuestos, como la nobleza del trabajo humano y el derecho a la belleza. Creo que sus enseñanzas son perfectamente válidas en el momento presente y os invito a leer Cómo vivimos y cómo podríamos vivir. Trabajo útil o esfuerzo inútil. El arte bajo la plutocracia. 

Seguimos. En esta época en la que la filosofía está tan olvidada y eso de aprender a pensar se lleva tan poco – casi eliminada del currículo – merece la pena cuestionarse si centrarnos en el ‘hacer’ es lo más recomendable. Yo lo cuestiono constantemente y he retomado la pasión que tenía por la filosofía en mis tiempos de instituto haciendo un repaso filosófico de vez en cuando.  Y siempre aprendo algo. 

Andamos todos tan frustrados porque la sociedad nos dice constantemente que querer es poder y que uno puede conseguir todo lo que se proponga que nos hundimos en la miseria cuando esto no funciona.  Decía Schopenhauer, el filósofo más pesimista, que paradójicamente escribió un tratado para ser feliz (El arte de ser feliz) que ‘debemos aprender a partir de la experiencia, qué es lo que queremos y de qué somos capaces y sólo así podrá realizarse algo con logro’. En síntesis, nos dice que la voluntad no es suficiente. Y qué razón tiene. Querer algo no vale por sí solo. Uno tiene que saber qué quiere y saber qué puede hacer. Ya sea un proyecto empresarial, un negocio o simplemente la decisión sobre qué hacer hoy. Hay que dedicar tiempo a averiguar lo que quieres hacer y lo que eres capaz de hacer en cada momento. Piensa en ello, será un muy buen uso de tu tiempo. 

Hay que dedicar tiempo a averiguar lo que quieres hacer y lo que eres capaz de hacer en cada momento.

Ahora hablaré de un libro precioso y sorprendente. De esos que cuesta clasificar en las librerías. Sorprendente por su autor, Ethan Hawke, el actor que representó al adorable Jesse en la maravillosa trilogía Antes del amanecer-atardecer-anochecer que saltó a la fama representando al atormentado Todd Anderson de El club de los poetas muertos y que los de mi época recordarán como el vago Troy, de Reality Bites. Pues este joven apuesto (para mí siempre será joven, y siempre será apuesto) también escribe, y no cualquier cosa, sino libros para educar a sus hijos. Rules for a Knight (Reglas para un caballero) es una supuesta carta que escribe un caballero medieval a sus hijos antes de partir a una batalla. En ella les transmite veinte virtudes que todo caballero debería poseer, como la generosidad, la paciencia, la honestidad, la dedicación o la confianza. Consejos como ‘A veces para entender más necesitas saber menos’ o ‘El esfuerzo ordinario produce resultados ordinarios’. Una guía de vida para enseñarte a ser mejor persona y a crecer interiormente. ‘Nunca te anuncies como un caballero, simplemente compórtate como tal’. Qué mejor regalo para un hijo que este volumen. Y además lo ilustra maravillosamente su mujer, Ryan Hawke. Un primor de familia.

A veces para entender más necesitas saber menos.

Ethan Hawke

Quizá ya tienes tu cestito, pero si no, plantéatelo como un propósito de año nuevo. 

Espero que en estas líneas algo haya despertado tu curiosidad y hayas decidido pasar a la acción y comprar y regalar libros estas navidades. Y si no estás seguro pregúntale al I Ching, secuencia de los cambios. Un oráculo al que acudir para encontrar respuestas a tus preguntas. Pasa las páginas una y otra vez pensando en una pregunta y detente al azar. Una pregunta errónea tendrá una respuesta errónea, pero una pregunta correcta puede abrir las puertas de la comprensión. 

¡Felices lecturas y felices fiestas!

Compartir en