Actualidad, crecimiento espiritual, Salud

Hablando de florecer esta primavera

19 marzo 2021. 8:52 am

Publicado por


¿Florecerá el sentido común y el pensamiento crítico?

Ya dejamos el invierno, momento de recogimiento para recargar energías y poder brotar con todo nuestro esplendor con la llegada de la primavera.

En general, asociamos la primavera al florecer de las plantas, pero también es un florecer para los humanos, salimos más de nuestros hogares y tenemos muchas más ganas de estar en el exterior, disfrutar de los días que se van alargando, de la luz, del brotar de las flores, los animales, ¡¡la vida!!

Pero todo esto ya lo sabemos y muchos de nosotros ansiamos la llegada de la primavera, cómo yo, que nací en esta época del año y ¡¡me encanta!! Ahora suelo ir embobada por la calle viendo brotar la primavera por todos los lados, sus olores, sus colores…

Así que he decido hablar de algo que creo que es urgente que vuelva a rebrotar entre el ser humano, y es el sentido común y el pensamiento crítico.

Creo que estamos pasando por un largo invierno de abotargamiento, donde gran parte de la población se limita a escuchar las noticias y obedecer ciegamente lo que dicen nuestros gobernantes, sin parar a pensar ni un instante si es lógico, si tiene sentido común, si realmente lo hacen por nuestro bien, si está resultando beneficioso para la mayoría de la población, y así infinidad de cosas que se me ocurren.

Creo que estamos pasando por un largo invierno de abotargamiento donde gran parte de la población se limita a escuchar las noticias y obedecer ciegamente

florecer
Foto: ABC 17

Por si no me conoces, hice la tesis doctoral en Biología, así que podríamos decir que soy científica, que no cientificista, y eso me hace sentir mucha curiosidad y preguntarme muchas cosas, investigar por un lado y por otro, contrastar y no creerme nada de lo que me dicen así por que sí.

Por otro lado, la vida me llevó a conocer las terapias naturales, que algunos engloban dentro de las “pseudociencias”, y me llevó a descubrir otro mundo en el que, por mucho que se empeñen en desprestigiar como pseudocientífico, encuentro mucho más sentido que en la ciencia actual que se ha convertido en puro cientificismo.

Soy consciente que con las herramientas que están usando, como la ingeniería lingüística, donde la forma en que nos informan tiene un papel sumamente importante para el control de la población, unido a la ingeniería genética, la geoingeniería, más toda la porquería que nos meten a través de aire, agua y alimentos, mantienen a gran parte de la población completamente desconectada de nuestra verdadera esencia como seres humanos que, en consecuencia, actúan como robots, obedeciendo órdenes sin cuestionar nada.

Nos han hecho creer que no somos capaces de mantener nuestra salud y que necesitamos un medicamento para cada enfermedad, que nos vamos infectando de cualquier cosa que circula por el aire, cuando ya en sí más de la mitad del organismo del ser humano está formado por virus, bacterias, hongos y levaduras, con los que convivimos de manera armoniosa si nos cuidamos como es debido.

Nos han hecho creer que no somos capaces de mantener nuestra salud y necesitamos un medicamento para cada enfermedad, que nos vamos infectando de cualquier cosa que circula por el aire

florecer
Foto: Oleksandra Klestova

Muchos de nosotros somos capaces de comportarnos como conejillos de Indias, permitiendo que nos inoculen lo que hacen llamar vacuna en fase experimental, sin plantearnos ni una sola pregunta al respecto, sólo porque nos lo dicen y confiamos en nuestros gobiernos (¿cuándo los gobernantes han hecho algo realmente por el pueblo y no por su bienestar a lo largo de la historia?) y en el lobby farmacéutico (dónde está claro que les importa más su crecimiento económico que la salud de las personas). 

Además de toda la manipulación que sufrimos, también creo que parte del problema es la desconexión con la naturaleza que lleva sufriendo las últimas décadas gran parte de la humanidad. Muchas personas están completamente desconectadas del medio natural, como si de algo a parte de nosotros se tratase, sin ser conscientes de que somos seres vivos y necesitamos de esa conexión con el entorno natural y de la sabiduría que nos aporta

La sociedad actual, vive tan sumida en un mundo de consumismo a todos los niveles, que ha perdido la conexión con lo más esencial ¡¡vivir!! Para mí vivir, es respirar, observar, escuchar, sentir, moverme, pensar, investigar, reunirme, abrazar… todo ello ¡libremente!

Y resulta que muchas de estas cosas ahora nos las prohíben, de forma ilegal, aunque la inmensa mayoría ni lo sabe, y pretenden que las asumamos tal cual. Por supuesto que hay muchísima gente que lo hace así, pero no es mi caso.

Yo he sido una persona muy “buena”, que es lo que se dice de las personas que cumplen al pie de la letra con lo que se les dice que tienen que hacer. Mis creencias, mis patrones de comportamiento, todo el adoctrinamiento sufrido desde la escuela, la familia, el entorno me formó así. Tuve que pasar por una depresión para ir viendo la vida de otra manera y poco a poco ir descubriendo todas esas cosas que me limitaban como persona.

Ahora resulta que muchas personas me podrían considerar (y lo hacen los que me conocen y no quieren o no pueden ver la realidad) irresponsable, irrespetuosa, egoísta, etc… simplemente porque no me dejo convencer tan fácilmente y veo gran parte de la manipulación que estamos viviendo y no sigo sus prohibiciones, obligaciones y mandatos como ellos quieren. Y no lo hago por rebeldía, sino por conocimiento, por sentido común, y por tener un pensamiento crítico, que me aporta libertad, vida en lugar de miedo, que es lo que predomina actualmente en la sociedad. Y te puedo asegurar que no estoy perjudicando a nadie y mucho menos a mí y a mi familia.

Para acabar podría decir que este largo invierno, que para mí ha sido el año entero desde que comenzó la “plandemia”, me ha hecho florecer con más fuerza que nunca. Y espero y confío que muchos de nosotros podrán esta primavera tener un bello florecer, que cada uno recupere la capacidad de pensar, de cuestionar, de investigar y de aplicar el sentido común en todo lo que estamos viviendo y poder vivir libremente

Que cada uno recupere la capacidad de pensar, de cuestionar, de investigar y de aplicar el sentido común en todo lo que estamos viviendo y poder vivir libremente

Os dejo este pequeño vídeo de una de las últimas entrevistas a José Luis Sampedro, gran escritor y persona, donde nos habla del pensamiento crítico, reflexivo.

Sería la única manera, no sólo de ver florecer una linda primavera, sino de ver florecer a una sociedad empoderada, que no se deja manipular y llevar por el miedo.

¡¡Feliz y floreciente primavera!!


Si te ha gustado este artículo sobre el florecer del pensamiento crítico, te recomendamos:

Compartir en