baño de bosque portada

Crecimiento, Cuerpo, Estilo de vida, Literatura, Mente, naturaleza

¿Qué has echado más de menos durante el confinamiento?¿Has probado ya el baño de bosque?

25 mayo 2020. 9:00 am

Publicado por


Durante la desescalada, descubre porqué los japoneses llevan años practicando el shinrin-yoku y los escandinavos alucinan con el friluftsliv.

Una de las cosas que más he echado de menos durante el confinamiento ha sido el poder dar paseos en la naturaleza. Los que me conocen saben que, desde hace algún tiempo, de vez en cuando abrazo árboles. Que me rodeo de flores y plantas y a veces hasta me las bebo o me baño en ellas. Que recojo y huelo hojitas del suelo o me guardo castañas en los bolsillos. Que me gusta el sonido y aleteo de los pájaros, las puestas de sol entre los árboles y el crujido de las hojas al pisarlas.  

baño de bosque
Foto: Tom Merton

Y para hacer esto me escapo al campo siempre que puedo. Pero ¿qué digo? ¡Si ahora ya vivo en el campo! En realidad, eso ha sido una casualidad –¡o no! – pero bueno, esa es otra historia para otro día. A lo que iba. Desde hace un par de años practico el shinrin-yoku, que significa baño de bosques en japonés.  

El shinrin-yoku es ya un programa de salud nacional en Japón, los escandinavos practican la friluftsliv (vida al aire libre) desde hace tiempo y los americanos ya han hecho varios clubes con este tema. Es tendencia, vaya. Que no lo digo solo yo. 

Ya sé que todavía podemos salir poco y no demasiado lejos, pero esto es algo muy sencillo y puede llevarte tanto tiempo como quieras o tengas. Sólo tienes que dejar el móvil por un momento, apagar Netflix y salir al exterior. Y una vez fuera acercarte a la naturaleza, ¡a la que quieras o encuentres! No necesitas mucho tiempo, ni un bosque enorme. Sólo pasear y conectar con elementos naturales, aunque sea unos minutos al día. No necesitas vivir en el campo. Puedes pasear por la ciudad y acercarte a algún parque, o pasear junto a los árboles en tu calle. O poner plantas en tu balcón o ventana, o ramos de flores. 

No necesitas mucho tiempo, ni un bosque enorme. Sólo pasear y conectar con elementos naturales, aunque sea unos minutos al día

baño de bosque
Foto: demaerre

Pero lo que te propongo es algo activo. Muy activo. Y no estoy hablando de hacer deporte. Estoy hablando de conectar con la naturaleza y en consecuencia contigo mismo. Se trata de poner  todos los sentidos en ello – escuchar, oler, tocar, observar y probar (si es posible). 

Notarás las ventajas de inmediato. Puedes leer detalles de los muchos beneficios fisiológicos y psicológicos que te proporcionará esta inmersión en la naturaleza en los muchos libros que ya hay publicados al respecto, pero por adelantar unos cuantos te diré que te liberarás del estrés , mejorarás tu respiración, tu humor y recargarás pilas para continuar con lo que estabas haciendo. ¡O para dejar de hacerlo! Puede que el baño de bosques te ayude a darte cuenta de la (i)relevancia de tus acciones, a descubrir  lo que realmente quieres hacer y a salir de hábitos o rutinas impuestos y no realmente decididos por ti. Y a conseguir, por fin, que lo que haces y lo que piensas coincidan y alcances ese estado de serenidad y plenitud que todos buscamos. 

conseguir que lo que haces y lo que piensas coincidan y alcances ese estado de serenidad y plenitud que todos buscamos

Como te decía, no necesitas un cambio de vida para practicar y beneficiarte del shinrin-yoku, y puedes practicarlo en cualquiera de las fases de la desescalada en la que te encuentres, pero a algunos el bosque sí les cambió vida. Y como lo mío son los libros ….

baño de bosque

Henry David Thoreau se escondió en una casa en el bosque construida por él mismo - fue una elección personal, no le obligó una pandemia como la que estamos viviendo. Pero no hace falta llegar a ese extremo y  esconderte en un bosque - pero sí te recomiendo leer su Vida en los bosques, Walden, ese diario informal de un hombre que se refugia en la naturaleza abatido por el progreso.

baño de bosque

Merece la pena también conocer la fascinante historia de Sue Hubbell, una bibliotecaria americana que decidió mudarse a la naturaleza salvaje con su marido huyendo del estrés y consumismo de la ciudad. Su marido la abandonó al poco de llegar,  y el quedarse sola en el frío invierno en las montañas y entre animales salvajes, supuso una revolución vital y el comienzo de una nueva existencia. Un año en los Bosques.

baño de bosque

Pero si no consigues salir al exterior tanto como desearías, y durante el tiempo que dure el confinamiento, puedes empezar como Descartes, que tenía el hábito de tumbarse en la cama, quedarse dormido y soñar con bosques, jardines y palacios encantados para ‘vivir todos los placeres imaginables’ – puedes conocer otros hábitos de algunos otros artistas en Daily rituals, How Artists Work

baño de bosque

O acercarte al bosque coloreándolo.

Y si no te atreves a lanzarte y eres de los que necesitas más guía, puedes leer a Sarah Ivens, la periodista británica que nos cuenta de una manera muy sencilla cómo adentrarse en ese bosque tenebroso  que es salir de la rutina y enfrentarse a uno mismo. Perfecta lectura para la introspección en el momento en el que vivimos.

baño de bosque

En su "Terapia del bosque", además de contarnos su proceso de autoencuentro, nos ofrece sugerencias para las distintas estaciones del año y también para practicar Shinrin-yoku en familia o pareja. Pondrás un poco de perspectiva en tu vida y como dice Sarah ‘No hay manera más rápida de zanjar esos rifirrafes que han provocado enfados, rabia y tensión que tomarse un respiro para apreciar la belleza que nos rodea y ser conscientes de lo insignificante de ese momento y de nuestro lugar en el mundo’.

baño de bosque

Y para terminar, igual consigo convencerte diciéndote que en tu paseos por el bosque puedes encontrar un amigo – Bertolt encontró a un viejo roble – precioso cuento para niños y no tan niños sobre la magia de dar y recibir. 

Felices baños de bosque!

baño de bosque
Foto: Beli_photos

Si te interesan el Shirinyoku y el friluftsliv, te pueden gustar:

baño de bosque

El poder del bosque

baño de bosque

Shinrin-yoku

baño de bosque

Friluftsliv

Compartir en