La vuelta al cole

Actualidad, Crecimiento, Crianza, Estilo de vida, Maternidad, Salud

La vuelta al cole: un nuevo año, un nuevo comienzo

22 septiembre 2020. 8:00 am

Publicado por

,


Este año, que para mí comienza, como siempre, en septiembre, se viene “raruno”, al menos a priori. Como decimos en flippityflop.es, siempre hay otra opción, ¿ o no…? Hoy charlamos con Rosa Velayos, Directora de Mayrit Escuela Activa, y nos cuenta cómo le da ella la vuelta.

El otro día, una amiga me preguntaba qué opino yo sobre la vuelta al cole de este año, cómo la vivo yo y cuál es mi opinión acerca de las medidas impuestas por los gobiernos.

Entonces, sentí la necesidad de escribir esto.

en algunas escuelas incluso la gimnasia se hará con la boca y la nariz tapadas, cuando eso es (creo), ya de sobra sabido, más perjudicial que beneficioso

Sinceramente... no me gusta nada esta nueva “anormalidad”. No creo que los planes que hay, ahora mismo, sean seguros para los peques, pero no por el virus, que no lo siento tan grave...; es más por esa vuelta al cole en la que tendrán que salir a jugar enmascarados , en algunas escuelas incluso la gimnasia se hará con la boca y la nariz tapadas, cuando eso es (creo), ya de sobra sabido, más perjudicial que beneficioso, que traerá muchas más enfermedades por respirar continuamente un aire viciado… es como la contaminación de la que tanto nos quejamos en Madrid a escala individual.

La vuelta al cole
Foto: ben wicks

Es separarles a un mínimo de 2m, sin poder tocarse a menos que sean del mismo grupo de seguridad... ¿¿ qué es eso?? ¿Que si mis hijos se ven por el cole no se van a poder acercar unos a otros? Amén de la incongruencia que se da a la salida, cuando pasarán el resto del día juntos…

el ser humano es un ser social, que necesita del contacto, de las relaciones verdaderas en las que se ve el rostro del otro, los gestos, el lenguaje corporal al completo, para poder establecer una relación segura y de confianza.

Es el miedo, la desconfianza que se va a generar entre ellos, entre iguales. Es de sobra sabido que el ser humano es un ser social, que necesita del contacto, de las relaciones verdaderas en las que se ve el rostro del otro, los gestos, el lenguaje corporal al completo, para poder establecer una relación segura y de confianza.

Todo esto han tratado de quitárnoslo estos meses. Por suerte, cada vez siento que hay más gente despierta, personas con ganas de poner freno a esto, que ya no se creen todo lo que dicen los medios, especialmente, los mass media.

A partir de ahí, SÍ crearemos la realidad que queremos, que buscamos y anhelamos. En ese momento crearemos una realidad real, de verdad, en la que vivamos en comunidades, en clan, como de verdad el ser humano quiere vivir y está en su esencia. Y, sobre todo, la concepción escuela cambiará, sin duda. Libre, crítica, humana.

Bueno, creo que me he metido en algún que otro jardín, pero esto me tiene ya muy cansada, aburrida y bastante enfadada. Mi línea roja empieza donde intentan atacar a mis cachorros.

Ahora, me gustaría compartir también unas preguntas que le hice a Rosa Velayos, acompañante de Luca, “mi mayor”, y Directora de “Mayrit Escuela Activa".

La vuelta al cole

- ¿Cómo se presenta la vuelta al cole? Quiero decir, ¿cómo la vives tú?…Dentro de este marco, ¿cuál sería tu ideal?…¿Cómo piensas que puede afectar todo esto a los peques?…¿Consideras que las medidas impuestas son suficientes o crees que debiera haber más? (O menos, quizá…)

Me asaltan dudas constantemente y creo que no tengo ni la información ni la formación necesaria para decir qué habría que hacer en una situación tan compleja y desconocida como la que estamos viviendo

Me pregunto si se pueden contestar a estas preguntas con afirmaciones y opiniones claras. Me diréis que sí, que mucha gente lo hace. La verdad es que yo no puedo. Me asaltan dudas constantemente, y creo que no tengo ni la información ni la formación necesaria para decir qué habría que hacer en una situación tan compleja y desconocida como la que estamos viviendo.  

Creo que mi respuesta sería parecida a la que hubiera dado si se me hubieran hecho estas mismas preguntas al principio de cualquier otro curso. Creo que este año las maestras y maestros que acompañamos a niños, niñas y adolescentes, en el increíble viaje que es crecer y relacionarse con el medio y el resto de las personas, debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para que esto suceda, y creo que esto ya es mucho.  

En este momento estoy contenta, ilusionada, pues he decidido mirar esta situación desde el lugar donde se acoge la adversidad, desde la ilusión y el optimismo, desde el mirar las crisis como posibilidad de cambio. 

En este momento estoy contenta, ilusionada, pues he decidido mirar esta situación desde el lugar donde se acoge la adversidad, desde la ilusión y el optimismo, desde el mirar las crisis como posibilidad de cambio

Y es que la ilusión y el optimismo me vienen de mi forma de entender la educación y la infancia, de mi forma de mirar a los niños y a las niñas y de pensar en lo que realmente necesitan, y verdaderamente siento que los niños y las niñas necesitan volver al colegio. Los niños, las niñas y los/las adolescentes necesitan compartir tiempo y espacio con sus iguales, retomar el día a día con sus compañeros y compañeras, hablar, reír, proponer, jugar, corretear cerca de sus amigos y amigas, sentir frustraciones y alegrías,  compartir emociones, y seguir creciendo y desarrollándose como personas que son. Para que todo esto suceda, necesitan un lugar de encuentro: el ser humano se construye a través de la relación con el otro y en la infancia es algo fundamental

si nos acercamos a las medidas desde un lugar de apertura, dejando el miedo en casa y pensando en los niños y las niñas, descubriremos que, más allá de la distancia, el termómetro y las mascarillas, hay muchas oportunidades de convertir este curso tan raro y complicado, en otro curso maravilloso, lleno de oportunidades de crecimiento y aprendizajes.

La vuelta al cole
Foto: charlein gracia

La escuela es un lugar donde todo esto se da en el día a día y creo que, aunque a todas nos gustaría que la realidad que tenemos en estos momentos fuera de otra manera, si nos acercamos a las medidas desde un lugar de apertura, dejando el miedo en casa y pensando en los niños y las niñas, descubriremos que, más allá de la distancia, el termómetro y las mascarillas, hay muchas oportunidades de convertir este curso tan raro y complicado, en otro curso maravilloso, lleno de oportunidades de crecimiento y aprendizajes.

Leo las Instrucciones de principio de curso y hay palabras y frases que me podrían hacer gritar a los cuatro vientos lo frustrada que estoy,  pero no me lo permito y busco otras que me proporcionan aliento y estimulan mi creatividad... Con esas me quedo: aire libre, grupos de diferentes edades, sin necesidad de distancia... y, a partir de ellas, empiezo a imaginar cómo convertirlas en algo bello en la escuela. 

Yo estoy feliz y agradecida de poder volver a la escuela, porque sé que, aunque llevemos mascarillas, las risas y los llantos serán más fuertes y se harán escuchar, las carreras seguirán existiendo, al igual que la poesía, la expresión plástica, la amistad... y nos diremos con cartas o con gestos lo que a algunos no les podamos decir al oído.

La vuelta al cole
Foto: I N

Yo estoy feliz y agradecida de poder volver a la escuela, porque sé que, aunque llevemos mascarillas, las risas y los llantos serán más fuertes y se harán escuchar, las carreras seguirán existiendo, al igual que la poesía, la expresión plástica, la amistad... y nos diremos con cartas o con gestos lo que a algunos no les podamos decir al oído.

Preguntaremos a los niños y niñas cómo se sienten y les dejaremos hablar, y si escuchamos de verdad, nos contarán sus ideas y nos descubrirán nuevas formas que se harán habituales y antiguas con el paso de los días. 

No quiero decir, en absoluto, que desde las instituciones las cosas se hayan hecho bien, ni con tiempo suficiente; ni siquiera que yo esté de acuerdo con esas decisiones, ni que crea que sean la única vía. 

Lo que quiero decir es que esto es lo que hay, y que debemos transformarlo en una oportunidad, dejar que los niños y las niñas participen y nos guíen. 

Seguramente descubriremos que ellos y ellas no tienen tanto miedo, que la distancia les acerca, que las mascarillas les invitan a comunicarse con los ojos, que los límites de la vida están ahí y también nos permiten crecer

Seguramente descubriremos que ellos y ellas no tienen tanto miedo, que la distancia les acerca, que las mascarillas les invitan a comunicarse con los ojos, que los límites de la vida están ahí y también nos permiten crecer.”

Gracias, una vez más, a Rosa Velayos por compartir su opinión, por mostrarme otra forma de ver la vida, por su sinceridad y, sobre todo, por su honestidad.

Porque aún en esta situación, es capaz de mantener el espíritu Mayrit en lo más alto.

Porque con la que está cayendo, antepone a “sus peques” por encima de todo.

Porque, junto con el resto de acompañantes, la ilusión de volver al cole ha podido sobre todas la cosas. Y eso los niños y niñas de Mayrit lo saben.

Me siento muy afortunada de saber que mis hij@s tienen la mejor compañía que se puede tener.“


Si te ha gustado este artículo sobre la vuelta al cole, te puede interesar:

La vuelta al cole

Educar para ser. Vivencias de una escuela activa

La vuelta al cole

Escuelas creativas: La revolución que está transformando la educación

La vuelta al cole

Otra educación es posible, una introducción a las pedagogías alternativas

Compartir en