libertad de expresión

Actualidad, crecimiento espiritual

Cuando perder es ganar

19 agosto 2022. 2:22 am

Publicado por

,


De la paradoja del samurai a la batalla contra la libertad de expresión

Tras unos meses de tensa y aparente calma, la energía fija va cediendo paso al cambio: el verano deja entrever sus primeras hojas secas, el invierno sus tímidos brotes, y las élites que juegan a gobernar el mundo siguen moviendo sus fichas para ese jaque ( que ya dan por mate) descuidando sus propias piezas, menospreciando a un enemigo capaz de coronar a todos sus peones mientras él sigue amenazando con su arrogante dama.

Una de sus últimas ( y desesperadas ) jugadas en España ha sido la nueva “Ley General de Comunicación Audiovisual” (Ley 13/2022, de 7 de julio – LGCA) aprobada hace poco más de un mes, según la página web del prestigioso bufete de abogados Garrigues, para “actualizar la regulación audiovisual ante la irrupción de nuevos agentes, la diversificación de formatos audiovisuales y la fragmentación de la audiencia”,… o lo que vendría a ser, en cristiano, “para controlar y censurar a los que se salgan del tiesto bajo estorsión y amenaza”, lo cual se traduce en escandalosas multas y embargos por colaborar con eso que llaman “desinformación” en lugar de libertad de expresión.

¿Y ahora qué hacemos?

Cierra ya el canal – me aconsejaba un amigo esta misma tarde, – No hagas caso, que te baja la vibración– escuchaba hace unos días, – Ignóralo y haz como si no existiera– me decía mi voz interior durante todas estas semanas,… –No aceptes el miedo– fueron las últimas palabras; las que necesitaba escuchar.

El miedo: el gran protagonista, el dueño y señor de nuestros actos, desvelos y vidas; el que ha permitido que llegáramos hasta aquí

libertad de expresión
Foto: Paul Campbell

El miedo: el gran protagonista, el dueño y señor de nuestros actos, desvelos y vidas; el que ha permitido que llegáramos hasta aquí ( sí, también con su parte buena) unos temiendo las consecuencias de no obedecer y otros las de no haberlo hecho. 

¡Pasen y vean!…¡ hay miedo para todos los gustos!, sí, escondámonos y esperemos a que algún gurú nos atemorice ante la inminente escasez de agua, o que otro nos diga que si nos comemos un chuletón no vamos a “pasar a quinta dimensión”…aprovisionémonos para cuando nos corten la luz, o no nos dejen salir porque hace calor, o frio…o lo que sea. 

Sí, callémonos, no protestemos, seamos razonables y hagamos caso, que la cosa se pone seria. Se acabó el juego. No vamos a salvar a nadie, ni nadie nos va a salvar. 

O sí.

Porque el miedo sólo existe cuando se tiene algo que perder, y cuando lo das por perdido se disipa, envuelto en una sensación de paz, sosiego y certeza de que no hay nada que perder, porque ya está perdido.

 Y, como bien sabe todo Samurai, por eso mismo ya está ganado.

Participa en un combate totalmente decidido a morir y estarás vivo; desea sobrevivir en la batalla y seguramente encontrarás la muerte

Uesugi Kenshin
libertad de expresión
Foto: Grandfailure
Compartir en