luna rosa portada
La puerta sin llave

Actualidad, Astrología, Crecimiento, Crecimiento personal, Filosofía, Psicología

Luna rosa en Libra: discernir en la tormenta.

7 abril 2020. 9:00 am

Publicado por


Los próximos 7 y 8 de abril tendrá lugar la luna llena más grande de 2020. Te contamos sus efectos más allá de su atractivo color.

Esta noche la luna destilará un color rosáceo en el signo de Libra, pero no nos dejemos llevar por su tono…

Astrológicamente hablando nos encontramos en un momento de fuertes tensiones, por varios motivos: 

pluton

Plutón, el gran regenerador,  continúa el ciclo iniciado ya con su entrada en Capricornio en 2008, periodo que arrancó con la crisis de Lehman Brothers. 

Un tránsito con una tensísima influencia este año, que extiende una descomposición sistémica de lo que debe ser reconfigurado. 

Nos encontramos en la parte final de un ciclo que se prolonga hasta 2024.

A partir de ahí, la entrada del planeta en Acuario acelerará un proceso ya iniciado cuya forma veremos evolucionar en una dirección más clara a partir de 2025.  

sasturno

-   Tres de los cinco planetas más lentos han juntado sus energías en el signo de la cabra este 2020, marcando el final de tres ciclos importantes. Históricamente las conjunciones Saturno/ Plutón (especialmente en Capricornio) han traído profundas transformaciones estructurales.

Esa misma conjunción entre Libra y  Escorpio, por ejemplo,  supuso el inicio de la pandemia del SIDA y alteró significativamente la manera de relacionarnos. Algo similar se genera con la Covid-19.

La pandemia evidencia, por encima de todo, una crisis estructural profunda. Se avanza también una nueva forma de relación social que establece unos nuevos mecanismos de control. 

-   El nodo sur en Capricornio activa la responsabilidad con las normas impuestas en oposición al nodo norte en Cáncer. Nos sentimos por tanto alejados físicamente de los nuestros, pero en contacto en  la distancia de lo digital.

marte

-   Marte, desde finales de Junio a Enero del 2021, irá levantando fuertes tensiones. Pueden surgir conflictos expresados mediante respuestas rebeldes hacia las instituciones y se pueden ocasionar crisis diplomáticas entre estados. 

luna

-   La luna llena en Libra ocurre en un punto de encuentro entre Júpiter y Plutón. Entre tanta tensión esta Luna brindará la posibilidad de discernimiento, tan necesaria. Una luna que establece un eje que, aunque complejo, concede la capacidad de operar entre perspectivas antagónicas de una manera más lúcida.

Las tensiones están presentes todo el año a nivel mundial. Es fácil que la pandemia estalle con más fuerza en regiones con mayor densidad de población. 

La primera parte del 2020 ha dominado el miedo y la incertidumbre; la segunda parte se caracterizará más por la colisión de perspectivas.

Las consecuencias económicas de todo ello no las empezaremos a ver hasta  2021. 

luna rosa
Foto: Rinat Khairitdinov

Mucho de lo sucedido a lo largo de 2020 tendrá la función de evidenciar lo enquistado de un sistema que irá mostrando sus flaquezas.

Tendremos momentos de tregua en relación al confinamiento, pero los límites en el modo de relacionarnos seguirán presentes a lo largo del año,  con subidas y bajadas.

Todo ello estimula una conciencia colectiva de identidad global, y una forzada aceptación de lo imprevisible. La energía que se desplaza de Capricornio a Acuario nos obliga a asumir que nuestras estructuras sociales deben reformularse y a familiarizarnos con lo que no podemos controlar. Si hablamos en términos de conciencia colectiva, este ciclo es crucial para integrar nuestra identidad como conjunto. 

Esta Luna llena en Libra concede ese punto de discernimiento necesario que permitirá operar con mayor lucidez, a pesar de las tensiones que vendrán.

Deberemos ser cautelosos con las informaciones que recibimos y contrastar todos los datos. 

El año 2020 tiene tres funciones muy claras:

1 - Tomar conciencia

Entendiendo que todos formamos parte de un conjunto.

2 - Reformular 

Desarrollando nuevas maneras de relacionarnos con el medioambiente.

3 - Desestructurar

Renovando formas de poder caducas que nos saquen del estancamiento que llevamos viviendo desde el 2008.

luna rosa
Foto: VectorStory

Aunque lo colectivo se imponga a lo individual, cada uno de nosotros tiene un camino personal diferenciado. Deberemos aprender también a modular esa relación entre el Yo y el Conjunto, buscando nuestros espacios de oasis y huyendo de la hiperinformación cada vez que lo necesitemos.

Recordemos, por último,  que los grandes cambios siempre pasaron por periodos inciertos.

¡Paciencia, ánimo y buenos alimentos!

Compartir en