La luz azul

Actualidad, Belleza, Estética, tecnología

La luz azul, esa luz que te envejece fuera y dentro de casa

25 mayo 2020. 9:00 am

Publicado por


El “envejecimiento digital” existe, y la culpa es de tu serie favorita, las reuniones por videollamada que te pone tu jefe y las fotos de tus amigos de Instagram.

Si pensabas que tu cabeza no podría asimilar más instrucciones para evitar las consecuencias de toda esta distopía del Coronavirus que estamos viviendo, te equivocabas. 

A la tarea diaria de lavarte las manos varias veces al día, desinfectar toda la compra y controlar las veces que visitas la nevera, deberías añadir el ritual de aplicarte protección solar. Pero no solo fuera, cuando salgas a correr o a pasear con los niños; también deberías hacerlo cuando estás dentro de tu casa

La luz azul es esa luz que te persigue dondequiera que vayas, envejeciendo tu piel tanto en la calle o en la playa como cuando te crees que estás a salvo de los rayos del sol metida en tu guarida. 

La luz azul
Foto: Laurence Dutton

Cada vez que tienes una videollamada para reunirte con tus compañeros de trabajo, te apalancas en el sofá para ver tu serie favorita o te conectas a las redes sociales a través del teléfono móvil, la luz azul está penetrando hasta las capas profundas de tu piel, dañando las células y estimulando la creación de radicales libres. Estos, según comentan desde el Instituto Médico Ricart, “pueden romper las estructuras celulares a largo plazo. Como consecuencia disminuye la elasticidad de la piel, en especial en las zonas de la barbilla y los pómulos, y aumenta el riesgo de aparición de manchas de pigmentación y arruguitas”. Por lo tanto, señalan, cada vez que usamos un dispositivo tecnológico, la luz azulestá preprogramando un envejecimiento prematuro de la piel”.

Seguro que antes de leer este artículo ya habías oído hablar de la luz azul, ¿pero cuánto sabes realmente sobre ella? ¿Sabes cómo reacciona nuestra piel ante el "envejecimiento digital"? ¿O cómo puedes protegerla para combatir los daños que produce?

1.

¿Qué es la luz azul?

La luz azul
Foto: sapozhnik

La luz azul es particularmente energética y pertenece al espectro de la luz visible. La luz azul varía de 380 nm a 500 nm, lo que la convierte en el grupo de longitud de onda visible de mayor energía. Penetra profundamente en la piel y es emitida tanto por el sol como por nuestras pantallas” aclara Isabel Carbonell Sánchez, Directora Regional de Formación del grupo Pierre Fabre. 

¿Hace más daño cuando nos llega desde fuentes artificiales (dispositivos electrónicos) o cuando llega a la piel por fuentes naturales (los rayos de sol)? Isabel Carbonell explica que “las pantallas producen luz azul a niveles más altos que la luz emitida por el sol”, a lo que habría que sumar el factor añadido de que “el número creciente de dispositivos digitales en nuestras vidas nos expone a más tiempo de pantalla que nunca. Asimismo, en muchos entornos profesionales los empleados pasan hoy la mayor parte de su jornada laboral frente a una pantalla.”

2.

La luz azul y el "envejecimiento digital"

Nos queda claro que hoy en día nuestra piel está en continuo contacto con la luz azul que emiten los aparatos tecnológicos, por lo que asociamos este tipo de luz con el concepto de “envejecimiento digital” ya que del mismo modo que el resto de la luz visible afecta a la piel, también la luz azul produce hiperpigmentación y fotoenvejecimiento

Según la doctora Beatriz Beltrán, “la luz azul provoca más sequedad porque altera las aquaporinas que están implicadas en el metabolismo del glicerol en la epidermis y reduce su capacidad de retener agua de la piel”. Además también “activa las metaproteinasas que destruyen el colágeno y aceleran el envejecimiento, lo que se ha demostrado en ratones. La luz azul activa también la opsina 3, que provoca manchas en personas con fototipos elevados, embarazadas y pacientes que se han sometido a láser y peelings abrasivos.”

En esta misma línea se manifiesta el Dr. Ángel Martín, Director Médico de Clínica Menorca: “Hay evidencia clara de que la luz azul puede provocar estrés oxidativo en las células de la piel. Del mismo modo, la luz azul es capaz de inducir manchas en la piel. Recientemente se ha demostrado que una molécula llamada opsina 3 tiene que ver en este proceso. Lo curioso de las manchas causadas por luz azul es que son casi exclusivas de personas con fototipos a partir del III, es decir, con piel bastante morena”.

La luz azul
Foto: Sjale

3.

¿Cuáles son los síntomas más visibles del envejecimiento digital?

Isabel Carbonell explica que aunque la luz azul no produce ningún efecto cutáneo de riesgo, sin embargo, al pasar tanto tiempo delante de pantallas electrónicas sí podrían llegar a aparecer en la piel síntomas visibles del envejecimiento digital, como:

  • Pérdida de firmeza y elasticidad de la piel por la disminución de la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico.
  • Deterioro de las membranas celulares.
  • Aparición de manchas por la sobreproducción de melanina que propicia la luz emitida por las pantallas de los celulares.
  • Deshidratación y flacidez en la piel del rostro que causan las ondas electromagnéticas generadas por las computadoras.
  • Alteraciones en el ADN de las células de la piel que pueden conducir a la muerte de estas.

Por todo ello aconseja proteger la piel de la luz azul también dentro de casa.

4.

¿Cómo podemos proteger nuestra piel de la luz azul?

Desde el departamento de comunicación de Cynosure España recomiendan “no abusar del uso de dispositivos electrónicos, proteger las pantallas con un filtro protector para luz azul (los móviles suelen tener la opción incluida, solo tienes que activar el icono 'Blue Light Filter'), no utilizar los dispositivos electrónicos a oscuras, corregir la postura de forma que el móvil o tablet quede a la altura de la vista y a una distancia de 20 cms de los ojos e incluir en la rutina de belleza sérums y cremas ricas en antioxidantes mañana y noche.”

Por su parte, el doctor José María Ricart aconseja, además del uso de fotoprotectores, incluir en nuestra dieta alimentos o suplementos antioxidantes que refuercen la piel. También hemos de “asegurarnos una hidratación correcta, con cremas humectantes ricas en aceites y ácidos omega, todo tipo de vitaminas del grupo B, colágeno y ácido hialurónico”.

Cosmética con vitamina C de día y retinol por la noche son las apuestas de la doctora Carmen Galera para combatir el envejecimiento digital. Y si la luz azul ya ha producido manchas o hiperpigmentación, “como tratamiento no invasivo en clínica me gusta mucho asociar IPL (luz pulsada) con láser Q-Switched. Es el caso de Revlite™ de Cynosure. Un láser no ablativo fraccionado que consigue notables mejorías sin tener que quedarte días en tu casa. Los resultados son sorprendentes”.

5.

¿Vale cualquier protección? ¿Cuál sería la indicada cuando estamos en casa o trabajando?

“Para protegernos de la luz azul necesitamos protectores solares que incorporen una acción antioxidante, capaces de combatir el efecto de los radicales libres inducido por la luz azul”, comenta la Directora Regional de Formación del grupo Pierre Fabre.

El doctor Ángel Martín aconseja elegir siempre “uno que proteja de los rayos UVB, UVA, IR y, si vamos a exponernos también a las pantallas, de la luz visible”. ¿Pero con qué factor de protección? La doctora Carmen Galera asegura que “para estar en casa un factor de protección 30 es suficiente”.

Otra pregunta que nos hemos hecho es cada cuánto tiempo sería conveniente reaplicar la protección contra la luz azul en interiores. El consejo de Isabel Carbonell es hacerlo cada dos horas; no obstante, para “facilitar la recomendación, en casa podríamos aplicarnos el producto por la mañana después de la limpieza facial y de la aplicación del producto de cuidado que utilicemos habitualmente.”

La luz azul
Foto: Artem Peretiatko

¿Deberíamos poner también protección a los niños cuando están jugando o estudiando con sus dispositivos electrónicos? “En el caso de los niños, si existe una exposición prolongada a las pantallas, tendríamos que seguir los mismos consejos, escogiendo una fórmula infantil que se adapte a las necesidades de la piel del niño y que igualmente incorpore una acción antioxidante.”

Por último, recuerda que esta exposición a la luz azul de las pantallas, además de consecuencias en la piel también las tiene en la calidad de nuestro descanso, ya que suprime la síntesis de melatonina -hormona del sueño-, provocando insomnio. 


Si te preocupa el envejecimiento causado por la luz azul también te pueden interesar:

La luz azul

Gafas con filtro de luz azul 

La luz azul

Filtro anti luz azul para ordenador

La luz azul

Gafas de computadora con filtro de luz azul

Compartir en