Soltando miedos, rabia y tristeza

Actualidad, coronavirus, Crecimiento, Crecimiento personal, Salud

Soltando miedos, rabia y tristeza

27 octubre 2020. 8:00 am

Publicado por


En este otoño de pandemia más que nunca tenemos que dejar ir la emociones que más nos pueden dañar nuestra salud.

Cómo este otoño en Flippity Flop la cosa va de “soltar”, dejar ir al igual que los árboles sueltan sus hojas, me voy a centrar en “soltar emociones dañinas” para nuestra salud, como son el miedo, la rabia o la tristeza, que yo diría que son las emociones que más se están dando en estos últimos tiempos. 

Nos creemos que sólo nos afecta a nuestra salud una mala alimentación o no hacer ejercicio suficiente, pero la verdad es que no saber gestionar bien nuestras emociones, ya sean las que más nos gustan como las que menos, nos puede afectar a nuestra salud.

creemos que sólo nos afecta a nuestra salud una mala alimentación o no hacer ejercicio suficiente, pero no saber gestionar bien nuestras emociones nos puede afectar a nuestra salud.

Las emociones se generan cuando tras una vivencia la interpretamos según las creencias que tengamos. Y ¿de dónde salen esas creencias? Pues desde que nacemos es un continuo aprender y dentro de ese aprendizaje están las creencias que nos vendrán de nuestra familia y del resto de nuestro entorno.

Soltando miedos, rabia y tristeza
Foto: Alexandra Gorn

Por ejemplo, si de pequeños se nos acerca un perro y nos dicen que tengamos cuidado que nos puede morder, te puede ocurrir que adquieras la creencia de que los perros son malos y muerden y mejor no acercarse a ninguno, generándote un “miedo” sin sentido, porque no hay mejor amigo que un perro, jeje. 

Y así con miles de creencias que tenemos, que muchas nos sirven y nos ayudan en nuestro día a día, pero hay otras que nos van a generar miedos, rabia, tristeza… A veces esas emociones se prolongan en el tiempo y nos hacen entrar en un sentimiento de miedo continuo, o rabia a todas horas, incluso esa tristeza que parece que no nos quiere abandonar nunca.

A veces esas emociones se prolongan en el tiempo y nos hacen entrar en un sentimiento de miedo continuo, o rabia a todas horas, incluso esa tristeza que parece que no nos quiere abandonar nunca

Y es lo que se está viendo en los últimos tiempos. Por un lado, ¡muuuuucho miedo!, en general hacia el Covid-19 por toda la información que tenemos en los medios, que nos están haciendo creer que es algo super peligroso y mortal para todos; así es lógico que gran parte de la población esté muerta de miedo hacia este bicho. Pero, como os digo, está basado en la creencia que nos están metiendo cada día de que es el malo malísimo de la película.

Soltando miedos, rabia y tristeza
Foto: Pille Riin Priske

Sería lógico sentir ese miedo cuando esa creencia está basada en datos reales, pero se da la circunstancia de que cada vez se ve mejor que está todo manipulado y que hay una gran censura cuando se dicen cosas que desmontan la versión oficial de lo que está ocurriendo

A mí, personalmente, me da más miedo que mis hijos tengan que pasar horas con una mascarilla puesta sin poder oxigenar su cuerpo correctamente y pensar en las consecuencias para su salud

Otras personas tienen rabia cuando ven a alguien sin mascarilla por la calle, porque piensan que son los culpables de todos los contagios que hay, o porque la gente se reúna para pasar un rato juntos. Mientras que a mí me produce rabia ver la manipulación que estamos viviendo, porque es algo que a nada que investigues y te quieras informar un poco lo estamos viendo cada día; y eso te hace preguntarte muchas cosas con respecto a la supuesta pandemia y a las medidas tomadas, la mayoría de ellas más contraproducentes para nuestra salud que para nuestro beneficio.

Y una de las emociones, que, aunque silenciada, está presente en cada uno de nosotros, es la tristeza. Tristeza por no ver a tus seres queridos o por no darles un abrazo, porque crees que así los proteges del virus. Tristes por ver que nuestros hijos no pueden acudir a sus colegios o institutos y tener unas relaciones sanas y normales con sus compañeros y profesores. O simplemente tristes, porque hemos perdido nuestra vida anterior, fuese mejor o peor, pero ya no la tenemos y la echamos de menos.

¿cómo soltamos o gestionamos estas emociones tan dañinas si se prolongan en el tiempo?

Pero ¿cómo soltamos o gestionamos estas emociones tan dañinas si se prolongan en el tiempo? Pues lo primero de todo sería ser conscientes de que tenemos esa emoción, algo que no es fácil cuando no estás en contacto contigo mismo desde todos los puntos de vista, ya sea a nivel físico, como mental o emocional. 

Soltando miedos, rabia y tristeza
Foto: Jasmin Sessler

Pero vamos a ponernos en el caso de que sí somos conscientes de ese miedo que nos paraliza, esa rabia que nos quema por dentro o de esa tristeza que no nos permite disfrutar de nuestro día a día. Es muy importante dar un nombre a la emoción y saber ¿qué la está generando?, ¿por qué tenemos esa emoción? y así podrás tratar la causa.

Es muy importante dar un nombre a la emoción y saber qué la está generando, por qué tenemos esa emoción y así podrás tratar la causa.

Una vez que sabemos esto ¿qué podemos hacer para gestionarla? Podríamos hacer muchas cosas, pero os voy a decir algunas más sencillas de aplicar y que os puedan ayudar en el momento preciso que estás viviendo esa emoción:

1.

Intentar distraer tu atención del acontecimiento hacia algo que nos afloje esa emoción. Al igual que cuando un niño pilla una rabieta porque quiere algo y le distraemos hacia otra cosa, nos lo podemos aplicar a nosotros mismos. 

2.

Recordar tus virtudes y experiencias agradables te hará minimizar la emoción que estás sintiendo.

3.

También es eficaz aplazarla para más tarde, porque intentar anular la emoción no es buena opción, pero sí darnos permiso para posponerla; se ha comprobado que luego vuelve con menos fuerza.

4.

Escribir sobre tus emociones también está demostrado que es bastante terapéutico.

Soltando miedos, rabia y tristeza
Foto: Tonik

5.

Meditar habitualmente. Hay muchos estudios que demuestran que la práctica de la meditación tiene muchos beneficios para nuestra salud, entre ellos ayudarnos en la gestión de nuestras emociones. Hay estudios que demuestran una gran reducción de la ansiedad en personas que practican meditación.

6.

Por supuesto respirar correctamente, algo que en estos últimos tiempos es difícil con el uso de las mascarillas, pero tratar de centrarte en la respiración y hacerla de forma correcta reduce la emoción.

7.

Y, por último, si tienes Reiki ¡¡date Reiki!! Es una buena herramienta para gestionarlas, ya que las emociones nos indican como estamos a nivel energético y con Reiki logramos equilibrar nuestra energía y que la emoción se vaya diluyendo poco a poco.


Si te ha gustado este artículo sobre las emociones y la pandemia, te recomendamos:

Soltando miedos, rabia y tristeza 1

La práctica de la inteligencia emocional

Soltando miedos, rabia y tristeza

La Inteligencia Emocional - Por qué es más importante que el Cociente Intelectual

Soltando miedos, rabia y tristeza

Inteligencia Emocional

Compartir en