Morir como mujer, renacer como mujer-madre

Crecimiento, Crianza, Estilo de vida, Maternidad

Morir como mujer, renacer como mujer-madre

6 noviembre 2020. 8:00 am

Publicado por


El parto es sólo el umbral de la maternidad. Es el comienzo del cambio, la transformación de oruga a mariposa que irremediablemente vive una mujer.

Siempre que nace un bebé hablamos de una madre que nace, y es verdad, pero también hay una mujer que muere.

Una mujer que muere tal como se había conocido hasta ese momento. De ahí que muchas veces tengamos sentimientos tan encontrados al llegar a la maternidad. Estoy feliz con mi bebé, sin embargo... me siento extraña, me falta esto, me sobra lo otro... Sin darnos cuenta, atravesamos un duelo por dejar atrás esa mujer que éramos.

Morir como mujer, renacer como mujer-madre
Foto: fcscafeine

Porque antes éramos una única persona de la que nadie dependía y que podía ir y venir a su antojo. Ahora, la cosa ha cambiado. Ahora somos dos en una. Ahora tenemos un ser que depende de nosotras para alimentarse, desplazarse y sentirse a salvo. Esto no quiere decir que no podamos hacer nada, sólo que ya no vamos solas, con todo lo que eso conlleva.

Necesitamos atravesar, y dejar que nos atraviese, este momento que vivimos. Porque, si no lo hacemos cuando toca, vendrá más adelante y ( casi seguro) multiplicado. Porque al final, eso es la vida, etapas que vienen y van.

Y cuanto más nos dejemos atravesar, más profundo será el cambio y más sencillo será, a la vez. Quizá no más rápido pero sí más sencillo.

Nacer como madre, es un tiempo maravilloso para soltar y dejar ir aquello que ya no sirve, aquello que no corresponde a esta etapa. Para renovarnos y crecer.

Por eso, habitualmente, durante el posparto, durante la cuarentena especialmente, se necesita cueva. Muchas mujeres sienten la necesidad de estar hacia adentro, con su bebé, con su pareja y, casi siempre con su madre. Porque también es momento de ser cuidada y dejarse cuidar para poder cuidar. Ser maternada para maternar.

Morir como mujer, renacer como mujer-madre
Foto: kieferpix

¡Qué bueno sería en este momento tener una gran tribu! Pero de las de antes, de las ancestrales, en las que todas las mujeres de la tribu se acercan a cuidarte, a contarte trucos valiosos, y que no dan opiniones, sólo información de la buena, para aplicar en el día a día, para arroparte, sostenerte y compartir la vida.

Es tiempo, para conectar con nuestra esencia, con nuestro instinto de mujer y dejarnos llevar.

Cuando acompaño a las nuevas madres, siempre les hablo de la importancia de escucharse, de aprender a poner límites y de aprender ( también) a pedir ( ayuda, comida, mimos...) ¡ lo que se necesite!

Y, sobre todo, cuando llegues a la maternidad, disfruta. Porque es un momento único. Porque tu bebé sólo será bebé un tiempo muy corto, que pasa muy deprisa. Y porque crecer como mujer en este momento es una experiencia única.


Si te interesa leer más sobre la maternidad y el renacer como madre, te recomendamos:

Morir como mujer, renacer como mujer-madre

Embarazo y cuarto trimestre

Morir como mujer, renacer como mujer-madre

El concepto del continuum

Morir como mujer, renacer como mujer-madre

Mamá desobediente

Compartir en