oda al capitán

Actualidad, Cine, Estilo de vida

Oda al Capitán Von Trapp

7 febrero 2021. 10:07 am

Publicado por


Hubo una vez un Capitán que luchó por su patria, y fue condecorado por ello. Gozaba de la honorable vida que se había ganado, dando por sentadas algunas bases que empezaron a tambalearse ante su creciente estupefacción. 

Pero lo que más sorprendió al Capitán fue la reacción de su entorno. Más bien su “no reacción”. Al capitán le parecía obvio que lo que les estaban contando no cuadraba con lo que él estaba viendo, y decidió  izar bien alta su bandera para defender lo que nunca pensó que estuviera en peligro. 

Lamentablemente, lo único peligroso a ojos de los demás era su actitud: su “negacionismo”.

Parecía que el Capitán se estaba metiendo en líos por no “aceptar” el “nuevo orden” que le proponían. 

Mientras sus antiguos amigos bajaban la cabeza y acataban la “nueva normalidad, él huía del país por el que había puesto en riesgo su vida….porque, al fin y al cabo, ya no lo era.

Mientras sus antiguos amigos bajaban la cabeza y acataban la “nueva normalidad”, él huía del país por el que había puesto en riesgo su vida….porque, al fin y al cabo, ya no lo era.

Ese tiempo pasó, que es lo que suele pasar con todos los tiempos, y le sucedió otro tiempo en que la historia del Capitán inspiró tanto a alguien como para contarla en un teatro,…y luego en un cine, en aquellos tiempos en los que en los cines sólo daban una película, que duraba meses en cartel, y alguien se pasaba varios días dibujando las caras de los protagonistas a mano antes del estreno…y la gente se ponía sus mejores galas y salía a comentar la película en el intermedio, porque podían dedicar toda la tarde a ver esa película, y pensar en ella durante los días siguientes, soñando con esos mundos que sólo veían muy de tarde en tarde.

Pero ese tiempo también pasó, y hubo muchos otros tiempos, más o menos felices, dependiendo de quién los narrara…hasta que llegó otro tiempo en que el propio tiempo se paró. 

Pero ese tiempo también pasó, y hubo muchos otros tiempos, más o menos felices, dependiendo de quién los narrara…hasta que llegó otro tiempo en que el propio tiempo se paró

Las normas cambiaron y la normalidad dejo de ser normal. Los que se sorprendían o contradecían esas normas eran tachados de “negacionistas”, y los que negaban la verdadera realidad se jactaban de estar en lo cierto.

Curiosos tiempos aquellos, en los que un día, todos los medios se pusieron de acuerdo para decir adiós a un viejo actor, que en vida no había sido muy laureado, pero que hacía rememorar otros tiempos en los que un Capitán se despedía de su patria y su vida al son de una vieja melodía que hablaba de una flor rara y única que crecía a destiempo y lejos de otras flores, y que luego convertiría en himno de todo un país, a pesar de la frustración de que doblaran su voz.

Curiosos tiempos estos en los que Christopher Plummer y el Capitán Von Trapp se funden en uno sólo y nos recuerdan que alguien también añorará estos tiempos por algo tan simple que ahora no somos capaces de ver, y que se puede pasar a la historia por cantar algo que ni siquiera has cantado, o por subir una montaña que no has subido…porque puede que no importe tanto lo que hagas, como la capacidad de inspirar a otros a que escalen cada montaña que se les ponga por delante…y sigan cualquier camino hasta que encuentren su propio y único Edelweiss.

Buen viaje Capitán.


Si te ha gustado esta Oda al Capitán Von Trapp, te recomendamos:

Compartir en