maternidad

Estilo de vida, Maternidad

Perderse en la maternidad

28 abril 2021. 7:34 am

Publicado por


Muchas veces hemos hablado ya de lo que supone llegar a la maternidad, de cómo te pierdes, sin querer, sin darte cuenta. Cómo ya no eres más tú. Pero esto no es así del todo. Porque sirve, siempre, para encontrarte con tu nueva esencia.

El posparto y, después, el puerperio, es un periodo que nos sirve para reencontrarnos con nosotras mismas y esa nueva mujer que ha nacido tras ese parto. Es un momento que suele ser de mucha vulnerabilidad, a la vez que de mucha alerta. Y debiera ser de mucha intuición y conexión. Si estamos atentas, esto sucede.

Es el momento, si no lo hemos hecho antes, de saber hacia dónde queremos ir como madres

maternidad
Foto: Liudmila_Fadzeyeva

Es el momento, si no lo hemos hecho antes, de saber hacia dónde queremos ir como madres. Cómo queremos criar a nuestr@ cachorr@ y llevarlo adelante, pase lo que pase. Y ¿ qué quiero decir con esto? Pues que cuando nace un bebé, todo el mundo opina, toda la familia sabe más que nosotras y, muchas veces, nos dejamos llevar por esto y nos perdemos.

Porque a las mujeres que acaban de ser madres, muy a menudo, se las infantiliza, como si no supieran cuidar de su criatura.

Y yo te digo: si sabes lo que quieres, si has conectado contigo, con tu intuición y con tu instinto, síguelo y no escuches nada del exterior. Lo más habitual es que todo ello sea ruido que te distorsiona.

Es cierto que puede ser un poco raro, te puedes sentir sola y a contracorriente. Por eso es importante buscar grupos de mujeres-madres, porque allí siempre se encuentran mujeres en la misma situación: puérperas que necesitan saber que lo que les está sucediendo es normal. Ahora mismo, además, esto puede ser sin salir de casa, pues los grupos online se han disparado desde el año pasado.

La pérdida de identidad viene dada porque, de repente, dejamos de ser nosotras

En otras ocasiones, la pérdida de identidad viene dada porque, de repente, dejamos de ser nosotras ( por nuestro nombre) para pasar a ser «la mamá de...». Esto, en muchas ocasiones, nos hacer sentir que nos perdemos. No te voy a negar que, en algunos ambientes, creo que termina siendo inevitable, como por ejemplo en la puerta del cole... Pero también creo que es algo que, entre nosotras, debemos intentar cambiar. Y, sobre todo, pensar que esto, como todo, es pasajero...»


Si te ha gustado este artículo sobre la maternidad, te recomendamos:

Compartir en