LIMITES sanos
El oraculo eres tu

crecimiento espiritual, Esoterismo

El oráculo eres tú: Límites

19 febrero 2021. 8:45 am

Publicado por


¿Cuántas veces dices “Sí” cuando en realidad quieres decir “No”?

A veces nos cuesta poner límites en situaciones relacionadas con el trabajo, la pareja, la familia o los amigos. Decir cuando en realidad queremos decir NO lleva a sentirnos decepcionad@s y frustrad@s con nosotros mismos y a dejar nuestro poder personal a merced de las circunstancias y de los demás.

Poner límites sanos y claros en tu vida es el mayor acto de amor propio que puedes hacer

LIMITES
Foto: Oráculo “Light is the new black” de Rebecca Campbell

Poner límites sanos y claros en tu vida es el mayor acto de amor propio que puedes hacer. Cuando los demás conocen tus límites, saben hasta qué punto estás dispuest@ a dar o ceder mientras que, si tus límites no están claros, este hecho puede generar confusión y conflictos contigo mism@ y con tu entorno.

La incapacidad de poner límites puede ir asociada muchas veces a una necesidad de aprobación, valoración o reconocimiento por parte de los demás

La incapacidad de poner límites puede ir asociada muchas veces a una necesidad de aprobación, valoración o reconocimiento por parte de los demás. Así que, una vez más, estás cediendo tu poder para que sea otro el que decida por ti. Ceder tu poder te hace sentir vulnerable, poco valios@ y te resta coraje y confianza en ti mism@ y en la vida.

Así, cuando se trate de poner límites, ante cualquier pregunta o decisión, nuestro segundo cerebro (que es aquel que está situado en el abdomen) es el que nos va a dar la respuesta más acertada. Hazte la pregunta y conecta con las sensaciones de esa parte de tu cuerpo. ¿Notas tensión o que se cierra o encoge? o, por el contrario, ¿sigue relajada?

Y ahora, pregunta a tu oráculo interior:

  • ¿Qué es lo que me hacer decir cuando quiero decir NO?
  • ¿En qué situaciones soy incapaz de poner límites a los demás?
  • ¿De qué forma puedo empezar a poner unos límites sanos y claros?

Si te ha gustado este artículo sobre límites sanos, te recomendamos:

Compartir en