Probióticos, prebióticos y simbióticos

Alimentación, Nutrición, Salud

Probióticos, prebióticos y simbióticos: ¿quién es quién?

15 junio 2020. 9:00 am

Publicado por


Aprende cómo cuidar a tu “segundo cerebro”. Te damos las claves para mantener a tu intestino contento

Lejos quedaron aquellos tiempos en los que hablar del intestino era tema tabú, sonaba a mundillo oscuro y escatológico, lleno de ruidos raros y gases dudosamente nobles.

Hoy en día, este órgano ha pasado a un primer plano dejando atrás los estigmas a los que fue sometido y dándole la importancia que se merece.

Algunos lo consideran “el segundo cerebro” pues su compleja comunidad microbiana influye directamente en nuestro sistema inmunológico y bienestar general, de ahí la importancia de aprender a cuidarlo.

Algunos lo consideran “el segundo cerebro” pues su compleja comunidad microbiana influye directamente en nuestro sistema inmunológico

¿Qué factores influyen en nuestro equilibrio intestinal?

La dieta es el pilar fundamental para tener un colon saludable. La falta de fibra y el exceso de proteínas grasas o azúcares son algunos de los culpables cuando existe alguna alteración en nuestra flora intestinal.

Para gozar de una alta diversidad microbiana en el intestino, es importante una dieta equilibrada con un consumo variado de frutas, verduras y fibra.

El estrés, el tabaco, el alcohol, las intolerancias alimentarias, ciertos medicamentos o incluso el inevitable envejecimiento son factores asociados al descenso de las colonias microbianas. 

¿Quién no ha oído hablar de las bondades de los probióticos, prebióticos y simbióticos para restablecer la salud de nuestra flora intestinal?

Aprende a distinguirlos y no te pierdas todo lo que pueden hacer por tu salud: 

Probióticos, prebióticos y simbióticos
Foto: Eva-Katalin

1.

Probióticos

Nuestra microbiota intestinal está formada por un montón de bacterias y levaduras “no patógenas” que tienen la capacidad de reforzar nuestra salud a nivel inmunitario y digestivo. 

La OMS define el término probiótico como “aquellos microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren un efecto beneficioso para la salud del sujeto que lo recibe”.

Cuando consumimos alimentos probióticos, estamos repoblando nuestra flora intestinal de bacterias y levaduras beneficiosas.

¿Dónde podemos encontrarlos? Se pueden consumir en forma de suplementos (las especies Lactobacillus y Bifidobacterium son las cepas más utilizadas) o de manera natural en alimentos lácteos o fermentados:

Yogurt, Queso , Aceitunas y encurtidos, Kombucha, Tempeh, Chucrut o Miso.

2.

Prebióticos

Los prebióticos son fibras no digeribles que forman parte de muchas frutas y verduras. La microbiota intestinal utiliza partes de alimentos que contienen carbohidratos complejos como la fibra y el almidón para alimentar y estimular el crecimiento de ciertas cepas de bacterias presentes en el tracto intestinal. 

Podríamos decir que los prebióticos son el fertilizante ideal para estimular el crecimiento de las bacterias sanas del intestino.

Probióticos, prebióticos y simbióticos
Foto: VioletaStoimenova

3.

Simbióticos

Son suplementos alimenticios que han sido enriquecidos con probióticos y prebióticos aportando ambos componentes a la vez. Su objetivo es equilibrar la microbiota intestinal. 

Los simbióticos logran un efecto sinérgico entre los probióticos y los prebióticos, y son la mejor táctica para la integración del probiótico en el ecosistema. Aumentan su vida útil y además aportan a la flora bacteriana residente un sustrato específico perfecto.

¿Qué beneficios ejercen en nuestro organismo?

  • Mejoran la regularidad intestinal y ayudan en el proceso digestivo.
  • Previenen infecciones respiratorias y del tracto urinario.
  • Fortalecen la inmunidad, estimulando la producción de anticuerpos y pueden mejorar los síntomas alérgicos.
  • Mejoran la absorción de minerales como el Calcio, el Hierro o el Magnesio.
  • Favorecen la síntesis de algunas vitaminas.
  • Estimulan la formación de ácido láctico disminuyendo el ph intestinal. 
  • Ayudan a eliminar sustancias tóxicas del organismo.
  • Reducen los síntomas de la inflamación intestinal.

Ahora que ya conoces los beneficios de los probióticos y compañía, no olvides este verano practicar el “healthy life style” a tope con una dieta y hábitos saludables.

Recuerda que no necesitarás recurrir a los suplementos, si las frutas y los vegetales son tus aliados. 


Probióticos, prebióticos y simbióticos

La digestión es la cuestión

Probióticos, prebióticos y simbióticos

El intestino feliz

Probióticos, prebióticos y simbióticos

La solución microbioma

Compartir en