Sin pelazo no hay Navidad jubilosa

Belleza, Cuerpo, Estética, Navidad, Pelo, Piel, Salud

Sin pelazo no hay Navidad jubilosa

27 diciembre 2019. 3:09 pm

Publicado por


Estamos en esa época del año en la que llevar mal el pelo te causa más problemas y retrasos que tener a Mercurio retrógrado.

Cuando bajan las temperaturas, sube el desastre capilar. 

Esta ley no escrita es sin embargo un hecho que todas conocemos. Llega el invierno y a la caída de pelo estacional que se inició en otoño -y que parece no tener fin- se unen ahora también el encrespamiento, la falta de brillo y la deshidratación.

Marina Marañón, farmacéutica y formadora de la Pierre Fabre Academy, lo explica así: “El cabello, durante el invierno, sufre, al igual que la piel. El viento, el frío y la lluvia también le afectan y por ello deberíamos tener especial cuidado en esta estación del año”.

Encima, para más inri, estamos en plenas Navidades, con lo que esta época supone en cuanto a compromisos en los que llevar mal el pelo no es una opción. Porque es una verdad universalmente aceptada que para nosotras el pelo funciona como un talismán, y que por lo tanto, si no hay pelazo no hay Navidad jubilosa.

A nuestro pelo no le sienta nada bien el frío, y se le nota. Está más seco, se rompe con más facilidad y el encrespamiento se dispara. Todo esto sucede porque son muchos los enemigos a los que tiene que hacer frente. Vamos a ponerles nombre para que puedas identificarlos.

¿Cómo afecta el invierno a nuestro pelo? ¿Qué podemos hacer para cuidarlo?

1.

Está deshidratado

Marina Marañón nos advierte de que “El viento hace que la cutícula se abra, lo que provoca que el agua que contiene el cabello se pierda, deshidratándolo y volviéndolo más frágil. Si a esto le sumamos las bajas temperaturas que aceleran la deshidratación el resultado es un cabello más áspero, más quebradizo y sin vida”.

Pero no solo el frío y el viento resecan nuestro pelo en invierno. La calefacción, los cambios bruscos de temperatura y el uso continuado del secador también dañan la cutícula, cuya misión es actuar como una capa protectora que mantiene hidratado el cabello.

Para recuperar la suavidad de la cutícula lo primero que debemos hacer es aprender a utilizar el secador. Un error que cometemos a menudo es ponerlo a mucha temperatura y con el bocal muy cerca del pelo, cuando deberíamos mantenerlo a una distancia de unos diez centímetros. Un truco que ayudará a cerrar las escamas es dar una última pasada con aire frío por todo el pelo.

Si además sueles utilizar herramientas de styling (planchas, tenacillas) o tienes pensado pasar por la peluquería para poner a punto el color para las celebraciones de Navidad, es esencial que no te olvides de aplicar un protector térmico por todo el cabello y darle un extra de hidratación mediante mascarillas y serums.

Y por último, si eres de quienes salen a la calle con el pelo mojado incluso en invierno, nuestro consejo es que lo hagas lo menos posible. El agua que se queda en la hebra se solidifica, lo que facilita que el cabello se rompa.

2.

Se encrespa  

El encrespamiento es una de las mayores calamidades que sufre el pelo en invierno. El efecto frizz hace que nuestra melena esté indomable y que por lo tanto se multiplique el tiempo que necesitamos pasar en el baño. ¿Los culpables? La humedad, el ambiente caldeado de los espacios interiores y el contacto de las fibras capilares con las fibras de los tejidos de los gorros.

“Para mantener el cabello perfecto en esta época del año lo ideal sería usar a diario un tratamiento sin aclarado para cerrar las cutículas -y así evitar la pérdida de agua- e impedir y eliminar el encrespamiento que se produce sobre todo en días de lluvia. Además deberíamos reforzarlo con mascarillas y bálsamos con activos reparadores de origen vegetal que lo van a hacer más resistente frente a los agentes externos”, nos aconseja Marañón.

Pelo en Navidad
Photo by burakkarademir

También utilizar aceites para el pelo, geles fijadores y peines y cepillos de cerdas naturales (¡nunca de plástico!) ayudarán a facilitar el peinado.

3.

No tiene volumen

Durante los meses de frío es todavía más difícil darle volumen al pelo fino. Elegir un champú que aporte volumen y usar los productos de fijación adecuados ayudará con el problema. Paul Tudor, estilista y responsable del salón David Künzle Fuencarral (Madrid) apunta que “el champú en seco es el gran aliado de los cabellos finos. Masajearlo suavemente con los dedos hará que adquieran más cuerpo y consistencia en la  raíz”. 

Además señala que un corte a capas, incluso una buena técnica de coloración, pueden obrar el milagro: “Las mechas y los reflejos también contribuyen al objetivo de conseguir una melena con volumen ya que crean efectos visuales interesantes. Por ejemplo, si aclaras las puntas ligeramente conseguirás un efecto de densidad en el cabello. En cambio, si combinas reflejos oscuros y claros crearás la sensación de movimiento y luminosidad”.

Y si todavía no te parece suficiente volumen porque tu musa esta Navidad es Nancy Sinatra cuando cantaba aquello de These boots are made for walking levanta las raíces con un poco de laca una vez que el pelo esté seco. Damien Boissinot, Hairstylist de René Furterer en los desfiles de la Fashion Week parisina, nos sopla un truco de backstage: “Por supuesto, pensamos en la laca para fijar los peinados que necesitan fijación. Pero yo me sirvo de ella al comienzo del peinado, principalmente en las raíces, para aportar volumen con ligereza. Seguidamente cardo ligeramente, cepillo ¡y ya está! Se obtiene un ligero volumen, muy natural y aéreo, sin efecto de textura”.

4.

Tiene demasiado volumen

Sin embargo, si tu cabello va sobrado de volumen en invierno a causa de la humedad, seguramente tu problema sea que no quieres parecerte a Michael Jackson cuando aún no daba miedo y cantaba junto a sus hermanos lo de Blame it on the boogie. Los productos muy hidratantes (champús, acondicionadores, mascarillas, serums) serán los socios a los que tendrás que recurrir para evitar ese efecto de “pelo inflado” que puede arruinar cualquier look navideño.

5.

No tiene brillo

Durante los meses de invierno la lluvia, la humedad y la falta de sol hacen que el pelo se vea más apagado. Una vez más nuestro consejo es que no uses el secador a temperaturas muy altas, y lo mismo con las planchas del pelo. En cuanto a tratamientos elige los que aporten más nutrición (aclarando bien el pelo para que no lo apelmacen) y prueba también con productos de acabado potenciadores de brillo.

6.

Se ensucia más

Los gorros hacen que se ensucie más el cabello: aumenta la sudoración, que si se mezcla con la suciedad que se acumula en la prenda puede dar lugar además a la aparición de hongos y bacterias. Intenta cambiar de gorro, lávalos con asiduidad o tiéndelos al aire. Y por supuesto ni se te ocurra usarlos con el pelo mojado.

Si tienes el pelo graso usa una línea de cuidados específicos y aplica una mascarilla de arcilla verde una vez a la semana. Gracias a su acción absorbente y desinfectante regula la producción de sebo, previene las infecciones en el cuero cabelludo y frena la aparición de caspa y la caída. El champú en seco también te será de gran ayuda, aplicándolo en las raíces.

7.

Se cae más

El invierno es la estación en la que más se cae el pelo. Comer alimentos con más grasas y un sistema inmunológico defendiéndose de las bajas temperaturas son dos de las causas principales. Si la caída es muy preocupante consulta con tu médico para que te recomiende un complejo vitamínico. Otras opciones son las médico-estéticas, como la mesoterapia capilar, que rejuvenece y fortalece el pelo gracias a los activos que se inyectan mediante micro-cánulas en el cuero cabelludo, y el PRP (Plasma Rico en Plaquetas). Este último tratamiento, muy habitual en su aplicación para la piel, aporta mayor volumen al cabello y ataja la caída.

8.

El cuero cabelludo está más seco

Marina Marañón explica que “los cambios bruscos de temperatura hacen que el cuero cabelludo (que es piel al fin y al cabo) se resienta, pudiendo manifestar sequedad o picor. En caso de percibir cualquiera de estos signos deberíamos incorporar en nuestra rutina capilar un champú calmante que restablezca el equilibrio del cuero cabelludo”. Evita también el uso prolongado del agua caliente en la ducha porque provoca descamación. Para evitarlo y ayudar a la oxigenación también puedes usar cada dos meses un exfoliante capilar que elimine las células muertas. 

Toma buena nota de todos estos consejos, porque si tener un bad hair day te puede arruinar el día, imagínate la de contratiempos y retrasos que te pueden causar unas bad hair christmas. Precisamente la época del año en la que más necesitas estar resplandeciente.


Absolue Keratine de Rene Furterer
Photo by Lara Hernández

Absolue Keratine de Rene Furterer

Este ritual -ahora renovado- se compone de champú, mascarilla y crema y está indicado para cabellos muy dañados y fragilizados a causa de las coloraciones, los alisados y el uso de herramientas de calor. Contiene 3 activos de origen natural (Queratina vegetal, Biocimentina y aceite de Camelia) que reparan la fibra, refuerzan el pelo y lo nutren. Se utiliza como tratamiento de choque durante un mes dos veces al año. Desde 17,75 euros, disponible aquí.

Mascarillas Alma Secret
Photo by Lara Hernández

Mascarillas Alma Secret

Una colección de tres mascarillas (Extreme Repair Mask, Curly Superglow Mask y Lovely Smoothing Mask) hechas de ingredientes orgánicos y activos naturales que aportan a cada  tipo de pelo los nutrientes que necesita para repararlo (cabello castigado), aportarle brillo y suavidad (cabellos lisos) o definir el rizo y domar el encrespamiento (cabello rizado u ondulado). Desde 22,50 euros, disponible aquí.

Nuevos champús en seco de Batiste
Photo by Lara Hernández

Nuevos champús en seco de Batiste

Hair Benefits es el nombre de la nueva gama de la marca de champú en seco nº1 en el mundo. Las fórmulas de sus dos nuevas referencias, además de limpiar y texturizar el pelo, incluyen ingredientes para tratarlo. Batiste Dry Shampoo & De-Frizz contiene aceite de coco y está indicado para cabellos rizados y ondulados. Batiste Dry Shampoo & Damage Control (con queratina) protege los cabellos débiles o dañados. Cada uno, 5,25 euros disponibles aquí.

Aceite capilar nutritivo de Mi Rebotica
Photo by Lara Hernández

Aceite capilar nutritivo de Mi Rebotica

Este aceite capilar apto para veganos nutre y repara en profundidad todo tipo de cabellos. Formulado a base de aceites como el de jojoba, argán, oliva y almendra, ha sido también enriquecido con vitaminas E y F. Calentar 3 o 4 gotas en las manos y aplicar con pequeños toques sobre el cabello. También se puede usar en la piel. 22,25 euros disponible aquí.

Nueva gama Style de Rene Furterer
Photo by Lara Hernández

Nueva gama Style de Rene Furterer

La nueva gama de styling aplica la experiencia de la marca en las pasarelas de París para crear 8 productos (laca, gel de fijación, pasta moldeadora, spray fijador, spray termoprotector, espuma escultora, spray texturizante y velo de brillo) con fórmulas-cuidados a base de extracto vegetal de jojoba y vitaminas B5 y PP. Ambos activos protegen la fibra capilar de la deshidratación sin engrasarla. Un plus de la gama es su suave y fresco perfume a “jardín botánico”. Desde 14,70 euros disponible aquí.

Hair Evolution Serum antiencrespamiento de Kosei
Photo by Lara Hernández

Hair Evolution serum antiencrespamiento de Kosei

Laboratorios Kosei es una marca canaria que desde mitad de la década de los 90 es un referente de la cosmética dermatológica de las islas. Su serum para cabello liso repara el cabello dañado, aporta brillo y protección térmica y controla el encrespado. También tienen una versión para pelo rizado. Ambas son cruelty free y no contienen colorantes. 17,93 euros disponible aquí.

Champú exfoliante para cabello y cuero cabelludo
Photo by Lara Hernández

Champú exfoliante para cabello y cuero cabelludo

Se trata de un producto exfoliante limpiador a base de sal marina y extracto de menta piperita que purifica, reequilibra y elimina las impurezas tanto del pelo como del cuero cabelludo. Se aplica igual que un champú y no requiere tiempo de actuación. 6,95 euros disponible aquí.


También te puede interesar:

azo para chicas con prisas

Pelazo para chicas con prisas

Compartir en