Calendario de Adviento

adviento, Crecimiento, Estilo de vida

¿Y si te preparas un Calendario de Adviento para ti?

1 diciembre 2020. 8:00 am

Publicado por


Porqué preparar tu propio Calendario de Adviento puede ser una buena idea para despedir este año tan diferente con gratitud y recibir el próximo con ilusión.

Aunque la celebración del Adviento sea realmente una tradición religiosa – cuatro semanas de espera y preparación para la llegada de la Navidad y uno de los tiempos del año litúrgico (Adviento, Navidad, Cuaresma y Pascua) – se ha convertido en una tradición más de celebración para muchas familias, ¡sobre todo para los que nos gusta celebrarlo todo! 

Me encantan los Calendarios de Adviento y llevo preparándolos desde hace bastantes años. Siempre me han parecido una manera excelente de trabajar la paciencia y aprender a disfrutar del proceso y no solamente del resultado. Es una forma muy visual de apreciar el recorrido – lo que ya ha pasado y lo que queda hasta el final – y de aprender que no todo es inmediato, sino que las cosas llegan cuando tienen que llegar. 

Es una forma muy visual de apreciar el recorrido y de aprender que no todo es inmediato, sino que las cosas llegan cuando tienen que llegar

Calendario de Adviento

Con esa razón pedagógica – ¡y porque me lo paso muy bien haciéndolos! – los he preparado para mis hijas a lo largo de los años – algunos tan sencillos como abrir una simple ventana y descubrir una imagen o un pequeño regalito, hasta mensajes, preguntas y actividades para invitar a reflexionar y disfrutar de cada día. Es un auténtico disfrute pensar cada año en lo que voy a hacer, prepararlo en secreto y luego compartir el momento de abrir cada ventanita cada día y ver su ilusión

Por supuesto, este año también voy a preparar un calendario a medida – las segundas Navidades de nuestra nueva gran familia – pero he pensado también en algo más.

Tengo la intención de terminar este año tan atípico, que está llegando a su fin, preparada para todo lo que el próximo año traiga y sin expectativas

Tengo la intención de terminar este año tan atípico, que está llegando a su fin, preparada para todo lo que el próximo año traiga y sin expectativas. Y para conseguir ese objetivo este año me voy a preparar un calendario de Adviento para mi misma. Porque creo que yo también tengo que trabajar la paciencia, y recordar la importancia de disfrutar del recorrido y el proceso, y no sólo del resultado – esos mensajes que tanto insisto en transmitir a los demás. Quizá se me haya ido olvidando lo más importante, enseñar con el ejemplo, que al fin y al cabo es lo que mejor funciona y es lo más coherente. Y no hay mejor ejemplo que enseñar a apreciarnos y valorarnos a nosotros mismos. Desde ese estado todo se recibe y se vive mejor. 

no hay mejor ejemplo que enseñar a apreciarnos y valorarnos a nosotros mismos

Y esta es la sugerencia que quiero hacerte – preparar un ‘auto’-calendario y programar un momento al día para ti mismo, para poder ‘resetearte’ en lo que queda de año y encontrarte en ese lugar de aceptación, tranquilidad e ilusión para recibir lo que tenga que venir

Por supuesto, lo que nos ayuda a ‘resetearnos’ (valorarnos, ilusionarlos y recargar energía) serán cosas muy distintas, por lo que yo voy a compartir algunas ideas que a mi me funcionan e igual te inspiran para preparar tu calendario. 

Calendario de Adviento
Foto: Markus Spiske

Se trata de pensar en qué cosas te alimentan, te animan y te nutren como persona y convencerte de que te las mereces, y de trabajar ese ‘merecimiento’ y ‘valoración interna’ y pensar en tus necesidades. Un ser completo está mucho más preparado para ocuparse y acompañar a los demás que un ser carente de afecto por sí mismo. Es como esa indicación de la azafata en el avión de ponerte primero tu salvavidas antes de ponérselo a los demás. 

Un ser completo está mucho más preparado para ocuparse y acompañar a los demás que un ser carente de afecto por sí mismo

Aunque sepas qué actividades has preparado te sugiero que sigas el juego del calendario de los niños y escribas mensajitos en sobres, cajitas, botecitos, etc., lo que te guste, para tener la ilusión de encontrar algo nuevo cada día.

Ahí van algunas ideas de cosas que me nutren personalmente, con las que voy a preparar mi ‘auto’-calendario – ¡igual encuentras inspiración para preparar el tuyo ! (…y al final del artículo te puedes descargar, si quieres, un calendario para imprimir y recortar).

1. 

Alimentar mi curiosidad 

Todos somos seres curiosos por naturaleza, y descubrir curiosidades nuevas y sorprenderse cada día, es un placer. Ahora mismo estoy escuchando la temporada 3 del podcast ‘Gabinete de curiosidades’, de Nuria Pérez

Hay un nuevo capítulo cada martes - dura poco más de media hora y lo escucho en el coche o mientras cocino. Un relato diferente cada semana, con curiosidades maravillosamente relatadas e hiladas que siempre inspiran y animan a descubrir más, por tu cuenta o en la web donde amplía más detalles

Calendario de Adviento
Foto: Aya Sol

Mi ventanita de los martes me invitará a escuchar un episodio de este magnífico podcast. 

2.

Aprender algo nuevo / Recordar algo pasado

Me produce mucha satisfacción aprender cosas nuevas o “reaprender” y recordar cosas olvidadas. Mis cursos de filosofía de los lunes en La Academia me llevan a mi etapa adolescente y me recuerdan lo que aprendí en su momento – doble placer de aprendizaje y flashback a un momento muy querido. 

Abriré las ventanitas de los lunes para encontrarme esta invitación. 

3.

Cocinar

Cocinar es una forma excelente de trabajar la paciencia y el proceso al que me refería antes. Estoy probando nuevas recetas y me encanta buscarlas y descubrirlas, y luego prepararlas y comprobar cómo salió. Sigo el blog de BeginVeganBegun de nuestra compañera Aida, con sus maravillosas recetas veganas, y me compraré su número de recetas navideñas, ¡que tiene una pinta estupenda!, para ir probando recetas navideñas en días especiales. ¡Tengo varias ventanitas con esta invitación!

4.

Meditar y desconectar

Es una de las cosas que más me cuesta hacer y más beneficios me produce. Por eso me obligo y calendarizo estos momentos. Ahora mismo estoy haciendo el reto de Bikram yoga Castellana, 30 días, 30 clases: 90 minutos diarios de desconexión para trabajar cuerpo y alma. Son 26 posturas que trabajan todas las partes del cuerpo y regeneran y revitalizan cuerpo y mente. Después de una clase de Bikram sientes una fabulosa sensación de bienestar y paz. ¡No puedo dejar de recomendarlo!

5.

Pasear en la naturaleza

No puede faltarme un paseo diario al aire libre, y ahora que ha llegado Tinta, nuestra nueva perrita, tengo la tremenda suerte de disfrutarlo varias veces al día. Además de estos paseos diarios planearé paseos especiales a lugares nuevos para hacer ese baño de bosques que tantos beneficios trae. Hay empresas de baños de bosque que se dedican a ello y tengo muchas ganas de probar un paseo organizado. Una experiencia inmersiva con todos los sentidos para reencontrar tu propio bosque interior. 

¡Probaré alguno de sus paseos!

6.

Tomarme algo especial

Muchas veces nos dejamos llevar por la rutina y no encontramos momentos para estar solos y disfrutar de cosas sencillas y muy placenteras (al menos para mí) como tomar algo especial – el confinamiento y las limitaciones que seguimos viviendo tampoco han ayudado y eso de ‘quedar’ es más complicado que antes. Pues también se puede ‘quedar’ con uno mismo y tomarse algo en casita. Un café especial, un aperitivo… lo que te guste. Yo me voy a dar un capricho y me tomaré un aperitivo a lo James Bond con un Martini especial porque sí y un café navideño de Nespresso como si estuviera en un café de París. 

7.

Cuidarme 

Otra cosa que queda siempre al final de la lista de tareas es hacer un poco de culto al cuerpo y una buena sesión de belleza. Haz aquello que más te guste – ya sea un baño de espuma ( el mío con lavanda, que me fascina), una mascarilla facial, pintarte las uñas, o simplemente secarte el pelo! Algo que normalmente no tengas tiempo de hacer, pero que te haga disfrutar. Yo voy a reservarme algunos momentos de autocuidado durante el Adviento. ¡Anímate tú también! 

8.

Disfrutar de una actividad cultural

Algunas de las cosas que echo de menos, por vivir lejos de la ciudad y por la limitación geográfica, es disfrutar de actividades culturales. Pero todo tiene solución y se puede buscar una exposición, un concierto, una obra de teatro que te guste y hacer una cita contigo misma para verla – hay muchas virtuales, no necesitas mucho tiempo ni presupuesto. ¡Hasta se puede ir a la ópera desde tu sillón!

9.

Ver una serie o una peli

Palomitas para uno, sillón, manta y mi serie o mi peli preferida. ¡Elijo yo!¿Por qué no? Yo me voy a planear algunos de estos momentos para ver alguna serie nueva o volver a disfrutar de alguna de mis películas preferidas, como “La La Land”.

10.

Calendario de Adviento

Disfrutar de una buena sesión de lectura

Sí, tengo tiempo, tengo una cita conmigo misma hoy en mi calendario y lo voy a dedicar a leer. Estoy con “La Flor”, de Mary Karr.

Te invito a dedicarte un tiempo para leer, lo que te guste, un libro, una revista, lo que a ti te llene, pero sí hay tiempo para leer si te comprometes contigo misma.

Aquí puedes buscar lecturas si te hace falta inspiración.

Si quieres encontrar alguna revista, te recomiendo Zinio y puedes pedir tus libros apoyando a la red de librerías de España, en “Todos tus libros”.

11.

Envolver regalos

A mí me encanta preparar los regalos con mucho mimo y, por eso, hacer una sesión para esta actividad es un placer. Preparar el papel, los lazos, las etiquetas y pasar un momento tranquilo sólo haciendo eso, sin prisas ni interrupciones. 

Y ya está en mi calendario este momento. Este año estoy con el tema flores secas y la Navidad también será ‘floreada’. Tengo un buen repertorio de flores secas de mis paseos, pero si necesitas hacerte con algunas te recomiendo “salondesfleurs” donde puedes además tomar un té, café o chocolate en un entorno maravilloso.

Calendario de Adviento
Foto: Kari Shea

12.

No hacer nada

Para mí es lo más difícil de todo: parar y descansar. Dormir la siesta, tumbarme a descansar y no hacer nada durante un tiempo, es el mejor regalo. Y para que no se me olvide voy a tener pequeños recordatorios durante este Adviento. 

Espero que alguna de estas ideas te inspire para preparar tu propio calendario de Adviento y que llegues a la Navidad cargada de satisfacción personal para disfrutar de la compañía de los demás. Serás un gran regalo para ellos. 

Calendario de Adviento
Foto: Yerlin Matu

¡Feliz Adviento y Felices Fiestas!

Te dejamos una plantilla descargable por si te apetece rellenarla y hacer tu propio calendario de Adviento:

¿Y si te preparas un Calendario de Adviento para ti? 1

Compartir en