alimentación emocional portada

Actualidad, Alimentación, Belleza, Estética, Nutrición, Salud, Veganismo

Alimentación emocional en tiempos de coronavirus

27 abril 2020. 9:00 am

Publicado por


Hablamos con Victoria Lozada sobre la alimentación emocional, la cuarentena y las proteínas (entre otras cosas).

Victoria Lozada

Victoria es una nutricionista que compagina el trabajo en clínica con la divulgación. Estudió su Licenciatura en Nutrición y Dietética en Venezuela y posteriormente un Máster en Trastornos del Comportamiento Alimentario y la Obesidad en Madrid, donde actualmente vive y trabaja. 

En redes es conocida como Nutrition is the new black y la definen su naturalidad, cercanía y sentido del humor. Siempre habla de nutrición desde una perspectiva lejana a las obsesiones y las dietas (entendidas de forma estricta) y siempre de la mano de la evidencia científica y la empatía. Victoria en redes es como una amiga que te habla de nutrición, que te sabe entender y que siempre tiene un buen consejo, pero para casi 200.000 personas.

Hoy hablamos con ella sobre alimentación emocional y algunos de los proyectos que tiene en marcha.

- ¿Qué es la alimentación emocional? ¿toda la alimentación es emocional, ninguna… cuál es la relación entre comida y emociones? 

La alimentación emocional es un término que se usa de manera genérica para hablar sobre comer de forma compulsiva, o cuando estamos tristes, o cuando estamos aburridos, o todas las anteriores. 

En mi opinión, la alimentación siempre es emocional. Nuestra relación con nuestros alimentos siempre va a depender del contexto donde nos estemos moviendo. De si tenemos estrés, de con quién comemos, y cómo comemos. 

Parece que la alimentación emocional es negativa, y nada que ver. Es nuestro cuerpo hablándonos. Se torna negativa cuando es la única manera que tenemos de atravesar emociones/situaciones.

- Entonces, ¿es “normal” que nos premiemos o castiguemos con comida? ¿Deberíamos desvincular esa relación o es algo natural? 

No es lo más saludable en todo momento, sin embargo, todo depende. Está muy normalizado el hecho de darnos un premio con comida cuando llegamos cansados del trabajo, o incluso cuando queremos motivar a un peque a que haga algo, también usamos la comida como manipulación.

Esto no es malo per se, pero lo que nos enseña es a ver la comida como un único refuerzo positivo casi siempre, y en situaciones difíciles, más adelante, recurriremos a ella también para sentir eso que sentimos cuando nos premiamos, y suavizar el malestar que tengamos.

- ¿Y cómo podemos diferenciar el hambre emocional o ser más conscientes de ella?

Lo más interesante para saber reconocer el hambre emocional es saber que usualmente viene de golpe, es muy precisa, muy específica con lo que vamos a comer, tendemos a comer muy rápido, y se acompaña con automatismo, culpabilidad y vergüenza. 

- En tu último libro “Por qué comes como comes” hablas sobre ello, cuéntanos un poco más sobre el libro y sobre el hecho de estar co-escrito con Carlos Moratilla que es psicólogo.

Así es, me encantó escribir ese libro porque sentía que era necesario hablar de nutrición desde un enfoque de psicología, y con un psicólogo. Que ahora parece que medio mundo sabe de psicología y gestión emocional, y mira, no. 

- Comparte enfoque con Diet Free Republic ¿no?

Efectivamente, todo lo que creo, divulgo, y promociono en general va con el mismo matiz. Me gusta que la gente entienda que somos un todo, y que simplemente con mirar lo que hay en tu plato no es suficiente.

Por eso en Diet Free Republic, la plataforma de consulta nutricional y psicológica, nuestro equipo se enfoca en hacer un abordaje completo e integral. Nos adaptamos a cada paciente, y consideramos todas esas vertientes en nuestro método

- Y volviendo a la realidad que nos rodea ahora mismo ¿qué consejos darías para alimentarse en una situación de confinamiento como la que vivimos?

Mi consejo es especialmente tener rutinas (beber café, hacer yoga, meditar, pintar, escuchar música, hacer la cama, pequeños detalles), mirarnos con compasión, no con juicio, practicar muchísimo el autocuidado, y ser flexibles. 

- ¿Y qué pasa en los casos con TCA en esta situación?

Justamente recomendaría lo mismo de antes. Especialmente flexibilidad y compasión. En casos de TCA lo más duro es no poder moverse, entonces también recomiendo hacer ejercicio, pero lo justo. No saturarse con querer moverse todo el día, dejar redes sociales a un lado si se puede, e intentar no compararse.

Si está muy difícil, recurrir a terapia. No es simple pasar por esto. 

- ¿Y qué hacemos con los niños? ¿Qué pasa si a veces no somos “buen ejemplo”? ¿Ellos también se alimentan emocionalmente?  Ahora nos están viendo todo el rato…

Es una buena pregunta. Los peques también pueden sentir alimentación emocional, dependiendo del entorno que los rodee. Pero es cierto que se guían mucho más por su instinto que nosotros, y son fieles a sus sensaciones corporales. 

Esto es justamente lo que debemos promover siempre. Si tienes hambre come, si no, pasamos la página. Nada de terminarse el plato simplemente porque no hay que tirar la comida. Eso es demasiado 1990.

- ¿Algún consejo con el tema redes sociales? Parece que ejercen mucha presión sobre la alimentación ¿no es así? Te hemos escuchado hablar de ello en tu podcast

Lo mejor: dejar de seguir a gente que te hace sentir culpable, que te vende productos milagro, especialmente en este tiempo; y que te hace mirarte con comparación de que si no estás dándolo todo esta cuarentena, no eres nadie. 

“No estamos en confinamiento para perder peso, ni para aprender una nueva habilidad, ni para juzgarnos más. Estamos en confinamiento porque hay una pandemia mundial. “



- Y ¿qué opinas del #realfooding? ¿crees que es positivo o también un presión añadida?

Me encanta el real fooding. Lo que no me encanta es que la gente fuerce un concepto como única verdad absoluta, y que se use desde el perfeccionismo y la rigidez, sin personalizar y sin ver matices, siempre culpabilizando. 

- Cambiando un poco de tema, a parte de ser especialista en TCA también lo eres en alimentación plant based ¿nos vamos a morir por falta de proteínas y B12? ¿algún consejo específico para veganos y vegetarianos confinados?

Jajajaja no. Todo estará bien. Siempre cuenten con proteínas (legumbres, frutos secos, soja), frutas, verduras, semillas, y cereales, y todo estará bien. La vitamina B12 la suplementamos, y el consejo que les doy es que compren alguna vez alguna Beyond para darse un gustico, y que vayan a ver mi curso de dieta basada en plantas para divertirse y reforzar conceptos 🙂

¿Te apetece un test con mitos y otras locuras que rondan internet?...

¿Fruta mejor por la mañana o por la noche? A todas horas. 

¿Batido detox o gazpacho? Gazpacho. Always, es lo mismo, y más barato. 

¿La soja es el mal o es amiga? BFF

¿El gluten es el mal o es amigo? Amigo, pero depende. hay personas que no lo toleran, y eso está bien. 

¿Dieta paleo o cetogénica? Ninguna. Muerte a las dos. Solo las recomendaría en casos muy especiales.


Si te ha gustado la entrevista a Victoria Lozada sobre alimentación emocional te puede gustar:

alimentación emocional

Por QUÉ COMES Como Comes

alimentación emocional

La buena nutrición

alimentación emocional

Todos a la mesa

Compartir en