crisis de los 30

Crecimiento, Crecimiento personal, Filosofía, Psicología

La crisis de los 30 o por qué nos cuesta tanto ser adultos

17 agosto 2020. 8:00 am

Publicado por


Hablamos con el psicólogo Paulino del Campo sobre el mito de la eterna juventud, y por qué elegir pasar de pantalla en lugar de abandonar el juego.

La fascinación por la juventud impregna nuestra civilización desde mediados del siglo XX, y la cultura pop contribuye a ello subiendo ( …y luego bajando) estrellas cada vez más púberes a su pedestal. 

El grupo bautizado como “El club de los 27”, esa serie de artistas que comparten talento, carisma, éxito y un final trágico en su mejor momento ( …desde fuera, eso sí ) , no deja de ejercer fascinación, y en nuestro afán por abordarlo desde distintos puntos de vista ( esotérico, astrológico, literario ) no podíamos dejar de incluir el psicológico, así que hemos entrevistado al psicólogo y psicoterapeuta Paulino del Campo, para tratar de entender porqué nos cuesta tanto entrar en la madurez.

crisis de los 30

- Paulino, a lo largo de la vida, pasamos por diferentes etapas, y parece que una de las más complicadas es el paso de la adolescencia a la edad adulta. En una Sociedad eternamente adolescente y centrada en sí misma, se podría pensar que cada vez es más complicado. Se ha hablado mucho de los “Millenials” echando balones fuera, pero supongo que al final a unos nos cuesta más o menos que a otros. ¿Cómo ves el tema? ¿De qué depende que esa transición sea lo menos traumática posible?

Las personas pasamos a lo largo de la vida por diferentes etapas que pueden suponer una crisis. Entendidas estas crisis como cambios profundos en su forma de enfocar la vida.

Son transiciones vitales y cada persona las afronta con los recursos y habilidades que tiene. El ambiente en que está inmerso, sus relaciones sociales, su mundo, ayuda o dificulta así mismo estas transiciones. 

Que estas crisis nos fortalezcan o, por el contrario, nos debiliten y nos quedemos atascados en una etapa vital que nos impide avanzar hacia una vida más plena, depende pues de nuestros recursos internos, es decir, habilidades, conocimientos, capacidad de superación, motivación, voluntad, y de cómo sea el contexto, si facilita la adaptación y el paso a otra etapa, o como decimos, lo complica.

Que estas crisis nos fortalezcan o, por el contrario, nos debiliten y nos quedemos atascados en una etapa vital que nos impide avanzar hacia una vida más plena, depende pues de nuestros recursos internos

Cada etapa vital es distinta, como es lógico, y tiene sus complicaciones únicas; pero cada persona también es única y sus etapas vitales son diferentes, aunque suelen coincidir en un rango de tiempo y también en una serie de acontecimientos.

crisis de los 30
Foto: Aleksei Morozov

La crisis de los treinta, unos la tienen a los veinte años y otros a los treinta y cinco. Influye la cultura en que uno vive, su entorno y su proyecto vital. Podríamos decir que es el paso a la edad del desarrollo de este proyecto vital, que ha ideado la persona desde la adolescencia y las primeras etapas de la juventud.

La idea principal es tener un proyecto de vida más o menos desarrollado: dónde deseo ir. Esto se concreta en cómo quiero que sea mi formación, independencia de la familia de origen, tipo de trabajo, pareja o no, tener hijos o no, amistades, tiempo de ocio y aficiones, salud, inquietudes y crecimiento personal.

La idea principal es tener un proyecto de vida más o menos desarrollado…es dar sentido a tu vida, cómo quieres que sean tus áreas vitales

Es dar sentido a tu vida, cómo quieres que sean tus áreas vitales. Unas personas lo plasman de forma clara y otras como una idea vaga. Es importante pensar, sentir y decidir dónde queremos ir, que camino deseamos para nosotros.

La crisis es el paso a la etapa donde empezamos a necesitar que este proyecto esté en marcha, sentir que estamos en el camino que deseamos. Saldremos bien de esta crisis al valorar que efectivamente nuestro proyecto vital está en curso, será así una transición enriquecedora.

Si al valorar dónde estamos, nos percibimos lejos de este camino que marcamos, o nos damos cuenta de que no hemos pensado si quiera hacia donde deseamos caminar, la crisis supondrá una etapa dura. Aquí tenemos la oportunidad de rectificar para volver al camino que deseábamos y del que, por el motivo que sea, nos hemos desviado, o podemos diseñarlo y rectificar a tiempo. 

crisis de los 30
Foto: Aleksei Morozov

Pero puede ocurrir que por falta de recursos internos o externos, como económicos o poco apoyo del entorno, nos atasquemos en esta crisis y tardemos en salir de ella. Como todas las crisis, algunas personas pueden no superarla y vivir una vida carente de valor para ellos, con los consiguientes problemas psicológicos y emocionales que pueden surgir.

- ¿Entonces, realmente existe la “ crisis de los 30” ?

Puede existir para la mayoría el paso de la juventud temprana a la etapa de desarrollo de lo planeado. Esta crisis sí puede situarse como hemos dicho en un rango aproximado de edad de treinta años.

Pero entendamos crisis como paso de una etapa a otra, no como catástrofe.

- Supongo que conoces que hay muchos artistas famosos que se convirtieron en mito por fallecer a finales de la veintena. Incluso se les ha englobado dentro del selecto grupo de “El club de los 27” al que pertenecen Jim Morrison, Jimmy Hendrix, Kurt Cobain, Amy Winehouse…o los españoles Cecilia y Nino Bravo. En otros artículos  hemos abordado el tema desde un punto de vista astrológico. ¿Como lo ves tú desde la psicología?

Percibimos que estas personas han muerto en la cima de su carrera, cuando tenían éxito social, y proyectamos este éxito en expectativas de lo que hubieran podido hacer y no tendrán esta oportunidad. Estas expectativas que imaginamos y el duelo por la pérdida de nuestros ídolos hace que se conviertan en mitos. Superamos así el duelo al otorgarles un aura de perdurabilidad que les sobrevive.

Percibimos que estas personas han muerto en la cima de su carrera, cuando tenían éxito social, y proyectamos este éxito en expectativas de lo que hubieran podido hacer y no tendrán esta oportunidad

- ¿Qué significa madurar y por qué a algunas personas nos cuesta más que a otras? ¿En qué medida depende de la infancia?

Madurar es un término que no me gusta. Cada edad tiene su sabiduría. Las palabras no llegan ha definir la experiencia que es muy compleja. Estamos refiriéndonos a la consolidación de lo que soñamos para nosotros y empezar a vivirlo. La actitud, el espíritu de aventura, la alegría, que son estereotipos asignados a la juventud, es bueno mantenerlo y de hecho muchas personas de edades muy superiores lo mantienen. 

crisis de los 30
Foto: Aleksei Morozov

Es muy importante tener un vínculo sano con los padres o figuras que los sustituyen, los cuidadores. Lo llamamos “apego seguro”. Consiste en que el niño siente que sus necesidades básicas son atendidas

Es muy importante tener un vínculo sano con los padres o figuras que los sustituyen, los cuidadores. Lo llamamos “apego seguro”. Consiste en que el niño siente que sus necesidades básicas son atendidas

Estas necesidades son: 

  • Vínculos seguros (seguridad, cuidado, aceptación)
  • Autonomía y competencia
  • Libertad para expresar necesidades y emociones
  • Espontaneidad y juego
  • Limites realistas y autocontrol

Si estas necesidades o alguna de ellas, no es facilitada por los cuidadores, o figuras de apego, el niño desarrollará ciertos esquemas emocionales desadaptativos, (formas de obtener lo que necesita poco adecuadas, creencias, emociones, sensaciones y comportamientos), que en las siguientes etapas de su vida le traerán posiblemente dificultades para adaptarse a cada etapa y superar la crisis que cada etapa conlleva.

Cada persona es única y puede por si misma deshacerse de estos esquemas por su forma de afrontar lo que la vida le depara, o puede perpetuarlos con su comportamiento dirigido por estos esquemas desadaptativos. Por supuesto hay tratamientos psicológicos para ayudar a superar estos problemas.

- Parece que hay un momento en el que tienes que decidir si subirte al barco o bajarte en marcha, y esa última solución, supongo que muchas veces se hace de forma inconsciente. ¿Cómo crees que funcionamos en esos casos y qué poder le das al inconsciente dentro de tu trabajo?

Las etapas son para todos, quedarse estancado en una etapa supone siempre infelicidad. Lo bueno es que tú eres el responsable de diseñar cómo pasas esta etapa y entras en la siguiente, que traerá su propia crisis.

Lo bueno es que tú eres el responsable de diseñar cómo pasas esta etapa y entras en la siguiente que traerá su propia crisis.

Es muy complejo modificar las creencias, la forma de afrontar los problemas que la vida plantea, de esto se encarga la Psicología de manera eficaz. El inconsciente está formado por todas las experiencias vividas, emociones, creencias adquiridas, sensaciones corporales, hábitos, comportamientos, que la Psicología se encarga de hacer lo más conscientes posible para poderlos cambiar. Los esquemas emocionales mencionados se cambian con tratamientos específicos, pero cada escuela de psicología tiene sus métodos, sus tratamientos, y si están reconocidos y contrastados funcionan. 

crisis de los 30
Foto: Aleksei Morozov

La principal receta es pararnos a pensar qué necesitamos en nuestra vida para cada área vital, a qué horizonte queremos dirigirnos; es lo que llamamos los valores, el sentido de nuestra vida.

Así nos situamos en el mundo y vemos si caminamos en la dirección que deseamos o nos estamos desviando o atascando.

- Centrándonos en la parte “subconsciente”, que presumo es la que más se trabaja en psicoterapia, ¿Cómo abordas esos casos? ¿Qué soluciones hay para ayudar a una persona en su transición hacia la “adultez” ?

El subconsciente o inconsciente es un concepto psicoanalítico, pero asumido por la psicología cognitivo conductual, como hemos visto antes. Son nuestras creencias, sensaciones, emociones, recuerdos. Cada persona requiere de unas técnicas y procesos para su problema único. Una solución que aconsejo es la mencionada antes: preguntarse y escribir cómo deseo y necesito que sea mi vida. Imagina como te ves dentro de 10 años, donde quieres ir y tendrás una receta para tener una vida más plena y una guía vital para crisis.

Cuando alguien se estanca en una crisis, puede ser por muchos motivos: falta de sentido, falta de habilidades de afrontamiento, creencias desadaptativas, comportamientos poco eficaces. Se puede actuar en cualquier tipo de estos motivos, pero no hay una solución estándar.

-Hace unos años se acuñó el término “síndrome de Peter Pan”, que, aunque excede al momento vital del que estamos hablando, pues hay “Peterpanes” de todas las edades, me parece interesante para analizar: ¿Crees que el miedo a crecer puede ser tan fuerte como para boicotear una vida?

Sí, el miedo paraliza. La responsabilidad con uno mismo es fundamental, el compromiso de querer ser feliz, tener una vida digna de ser vivida.

La responsabilidad con uno mismo es fundamental, el compromiso de querer ser feliz, tener una vida digna de ser vivida.

Renunciar a esta responsabilidad es lo contrario de la libertad. La libertad es ser lo que deseas ser, siempre dentro de tus posibilidades claro. La libertad se ejerce con responsabilidad hacía uno mismo y los demás.

crisis de los 30
Foto: Aleksei Morozov

Este miedo a ser mejor cada día, a desarrollarte y crecer, devalúa tu vida y acabas alienado, con la sensación de vacío de haber fracasado vitalmente.

Cuando sientes que tienes miedo, o no eres consciente de ello, pero sí sientes ese vacío, el no tener sentido la vida para ti, es muy importante pedir ayuda y acudir a un profesional de la psicología, porque tiene solución. Se trata de engancharte de nuevo a la vida, que no se puede temer ni boicotear. Estamos aquí para intentar ser felices, que nuestra vida tenga sentido.

Sabio consejo: no tenerle miedo al cambio, y vivir sin boicotearse… ¡ casi nada!

Muchas gracias Paulino. Lo intentaremos…

Aquí tienes otros puntos de vista sobre El Club de los 27:


Si te ha interesado este artículo sobre la crisis de los 30, te recomendamos:

crisis de los 30

He decidio vivir 120 años

crisis de los 30

Teoría del apego y psicoterapia

crisis de los 30

Autoboicot: Cuando el tóxico eres tú

Compartir en