hoponopono

crecimiento espiritual, Crecimiento personal, Psicología, Terapias

El Ho’oponopono como herramienta de sanación y paz interior

23 febrero 2021. 11:28 am

Publicado por


Entrevistamos a Helena Broquetas, enfermera especializada en Ho’oponopono

hoponopono

Cuando conocí el Ho’oponopono a través de un libro que compré hace años, me parecía imposible que el hecho de repetir solo cuatro palabras: “Lo siento, Perdona, Gracias, Te amo” fuera tan poderoso y produjera una sensación de calma y de paz casi inmediata en mí. Siempre me ha costado mucho meditar ya que parece que nunca encuentro el tiempo, la continuidad y el espacio adecuado para hacerlo. Por eso, en el Ho’oponopono encontré una herramienta de sanación muy útil y que puedo practicar en cualquier momento y situación hasta integrarlo en mi día a día.

Queriendo profundizar en esta aparentemente simple pero poderosa herramienta, me inscribí hace un par de años en un taller de Helena Broquetas, naturópata y enfermera, que lleva desde 2009 practicando Ho’oponopono y compartiendo y transmitiendo este método mágico a través de sus talleres y sesiones individuales. Hablo con ella para que me explique en qué consiste y cómo podemos aplicar y beneficiarnos de esta técnica de sanación en nuestra vida.

- Helena, supongo que, como a muchas personas que estarán leyendo esta entrevista, lo primero que me llamó la atención es el propio nombre de Ho’oponopono. ¿Qué significa?

Ho’oponopono es una palabra que tiene varios significados. Los principales serían: “la acción correcta”, “poner las cosas en orden” o “corregir el error”.

- Tengo entendido que se trata de un método de sanación milenario…

Sí, es una herramienta ancestral que procede de Hawaiï y que tiene miles de años de historia. Antiguamente ya se utilizaba para solucionar problemas en la comunidad, ya que los antiguos pobladores de aquellas islas remotas creían y creen que el estado normal del ser humano es ser feliz y, si hay algún problema que te hace salir de ese estado, con el Ho’oponopono lo puedes solucionar.

Los antiguos pobladores de aquellas islas remotas creían y creen que el estado normal del ser humano es ser feliz y, si hay algún problema que te hace salir de ese estado, con el Ho’oponopono lo puedes solucionar

En el siglo XX, Morrnah Simeona, una sanadora de Hawai, adaptó este sistema tradicional basado en el perdón y la compasión y lo introdujo en Occidente. Un alumno suyo, el Dr. Len, hizo algo espectacular con Ho’oponopono: entró a trabajar en un hospital psiquátrico de Hawai donde los internos eran criminales y, practicando Ho’oponopono con él mismo y con los expedientes de los pacientes, acabaron dando a prácticamente todos de alta al cabo de unos años y cerraron esa área del hospital.

- ¿Me dices que sanó a los reclusos practicando Ho’oponopono con él y no con los pacientes?

Sí, la base del Ho’oponopono consiste en aceptar que tú eres responsable de todo lo que te pasa y que tú también has creado aquello. El Dr. Len sabía que si estaba allí era porque, de alguna forma, él también era cocreador de lo que les había sucedido a aquellos reclusos, así que empezó a practicar Ho’oponopono para limpiar y sanar esas memorias que compartía con los internos y, sanándose él, los reclusos empezaron a sanar también. Fue algo espectacular que está documentado.

La base del Ho’oponopono consiste en aceptar que tú eres responsable de todo lo que te pasa y que tú también has creado aquello

hoponopono

- Cuando hablas de “memorias compartidas”, ¿a qué te refieres?

No es casualidad que tengamos problemas que creemos que son causados por los demás y que provocan en nosotros situaciones o emociones que nos apartan de nuestro centro o esencia de paz y felicidad. Tendemos a culpar a lo de afuera de lo que nos pasa adentro, ya sea una discusión con tu jefe, un problema con una amiga, algo que ha hecho tu hijo que no te ha sentado bien, una situación familiar que te preocupa, etc.

Pero todo está conectado y, si tenemos algún problema o preocupación en relación a alguien o a algo, es porque compartimos memorias inconscientes que pueden proceder de generaciones anteriores o incluso de otras vidas.

Si, en vez de adoptar el papel de víctima, asumimos que tenemos una responsabilidad en aquello que nos está pasando y sintiendo, es cuando nos damos cuenta que también tenemos el poder de sanarlo. Y esto es lo que hace el Ho’oponopono. Te permite crear paz en tu vida, conectarte con quién eres realmente y dejar aquello que no eres.

Si, en vez de adoptar el papel de víctima, asumimos que tenemos una responsabilidad en aquello que nos está pasando y sintiendo, es cuando nos damos cuenta que también tenemos el poder de sanarlo

Si yo desactivo y sano esa memoria compartida contigo, la sano en mí pero también la estoy sanando en ti.

- ¿Cuál es la base de la práctica del Ho’oponopono?

Esta herramienta utiliza el poder de la palabra para pedir, a mi parte más elevada o de divinidad, que todo aquello que está en mi interior y que desconozco, pero que puede hacer que experimente algunas situaciones como un problema, se limpie y se deje ir.

- ¿Y cómo lo puedo pedir?

A través de cuatro palabras poderosas. “Lo siento, Perdona, Gracias, Te amo”. Está demostrado que estas cuatro palabras tienen una vibración energética concreta en cualquier idioma. Su repetición -en voz alta, mentalmente o escribiéndolas- es lo que hace que puedas ir limpiando y sanando esas memorias y creencias y genera un estado de paz contigo mism@ y con la vida.

  • Lo Siento” y “Perdona” lo dices por aquello que hay en ti que ha creado esa situación que te enoja, entristece o preocupa
  • Te Amo" te lo dices desde la compasión hacia ti mism@ y desde el amor que tú eres y que hay en ti.
  • Gracias” muestra gratitud, que es una de las emociones más poderosas relacionadas con la felicidad y la paz interior.
hoponopono

- ¿Se puede aplicar Ho’oponopono a cualquier problema o situación?

Sí, porque lo que pido a través de estas cuatro palabras es limpiar y sanar esa parte de mí que es responsable de la situación. Es importante aceptar que en todo lo que nos pasa existe una parte de responsabilidad nuestra porque, como te comentaba antes, es la clave para saber que también nosotr@s somos los que tenemos el poder de sanarlo, sin esperar que sea lo externo o alguien de fuera quien lo haga.

Focalízate en el problema en cuestión, empieza a practicar Ho’oponopono repitiendo las cuatro palabras el tiempo que te resuene y… ¡déjate sorprender por los resultados!

Con esta herramienta, tomas consciencia de que solo tú eres responsable y creador@ de tu realidad.

- ¿Y si hablamos de un problema mucho más global cómo el tema de la pandemia, que está generando restricciones de las libertades individuales, problemas económicos y frustración y miedo en muchas personas?

Con algunos de mis pacientes empezamos a organizar durante el confinamiento círculos virtuales de Ho’oponopono donde nos poníamos a practicar en grupo asumiendo que parte de todo esto que estaba pasando afuera también formaba parte de nosotros y era nuestra responsabilidad y fuimos limpiando esas memorias compartidas a nivel de humanidad. Los resultados han sido espectaculares a nivel de dejar ir el miedo, la preocupación, la tristeza o la rabia y mantener el centro, la serenidad y la paz mental en estos tiempos tan inestables e inciertos.

- Imagina que tengo una reunión importante o una cita con un cliente o he quedado con mi ex para hablar de un tema complejo relacionado con nuestros hijos. ¿Me ayudaría en algo practicar Ho’oponopono con antelación?

Sí, es lo que llamamos el “Ho’oponopono anticipado”. Aquello que aún no ha pasado sabes que puede ir bien o mal. Practicar con antelación Ho’oponopono te sirve ya para limpiar aquellas memorias compartidas dolorosas que pueda haber entre tú y las otras personas con las que vas a interactuar, aunque desconozcas y tampoco necesites saber cuáles son dichas memorias. Lo que es seguro es que vas a afrontar esos encuentros desde la serenidad y la paz contigo y con los demás, por lo que lo más probable es que todo vaya mucho mejor de lo que esperabas.

- Se me ocurre que el Ho’oponopono puede ser una buena herramienta también para niños con problemas en el colegio o con amigos o en casa. ¿También podemos incorporar Ho´oponopono al día a día de nuestros hijos?

Yo a mi hija pequeña le cantaba una canción antes de ir a dormir con las palabras de Ho’oponopono. Se puede incorporar en cuentos que les explicamos o directamente invitarles a recitar las cuatro palabras mágicas. Si el niño no quiere, como padres podemos practicar por la parte de nosotros que también ha creado la situación que está viviendo nuestro hijo y que nos preocupa, sea un problema a nivel escolar, de conducta, con sus amigos, etc.

- Helena, ¿cómo llegó el Ho’oponopono a tu vida?

La espiritualidad siempre ha formado parte de mi vida y fue en 2009, a través de un mail que me envió una madre de la escuela de mis hijos, en el que el profesor espiritual y escritor Joe Vitale hablaba de Ho’oponopono. Lo que leí me resonó mucho y empecé a practicar. Era enfermera y naturópata y practicar de forma regular Ho’oponopono transformó la relación conmigo misma y con mis pacientes. En aquel momento, en mi vida, pesaba mucho mi rol como madre, tuve un problema de salud importante y el Ho’oponopono me ayudó a dejar ir el control y a conectar con la confianza y con mi paz interior.

hoponopono

- Helena, realmente puedo dar fe que, tras una hora hablando contigo, lo que desprendes es eso, una luminosa y contagiosa paz interior. Feliz y agradecida de haberte vuelto a ver, aunque sea a través de una pantalla. Gracias, gracias, gracias.

Si quieres profundizar en la práctica del Ho’oponopono a través de los talleres o sesiones de Helena Broquetas, contáctala en helena@petalsderosa.com

Compartir en