La belleza de los espacios olvidados sin tiempo
La nariz de Barbra

Crecimiento, Estilo de vida

La belleza de los espacios olvidados sin tiempo

18 noviembre 2020. 8:00 am

Publicado por


¿Es posible captar a través de una fotografía el alma de un lugar abandonado? Conversamos con la fotógrafa Helena Aguilar Mayans sobre su proceso creativo y sobre la magia de estos lugares olvidados, que cobran de nuevo vida a través de la fotografía.

Las fotografías de espacios abandonados de Helena Aguilar Mayans, una fotógrafa catalana especializada en fotografía artística “fine art”, no dejan indiferente a nadie. Algunos pueden ver en ellas a fantasmas del pasado que quedaron atrapados en estos lugares mientras que, para otros, son personajes que dan vida de nuevo al alma de estos espacios con memoria.

Algunos pueden ver en ellas a fantasmas del pasado que quedaron atrapados en estos lugares mientras que, para otros, son personajes que dan vida de nuevo al alma de estos espacios con memoria

Lugares que llevan décadas, e incluso siglos, atrapados en una espiral atemporal de belleza, silencio y lenta decadencia. Y en los que la naturaleza vuelve a recordarles que la vida y la luz siempre se abren paso a través de sus grietas y cicatrices.

Conversamos con Helena sobre su proceso creativo y sobre la magia de estos lugares olvidados en los que el tiempo se detuvo hace mucho y que cobran de nuevo vida a través de la fotografía.

La belleza de los espacios olvidados sin tiempo

- Helena, ¿cuándo y cómo empezó tu interés por fotografiar lugares abandonados?

Desde pequeña siempre fui muy creativa. De adolescente empecé a interesarme por la fotografía de Julia Margaret Cameron, una pionera de la fotografía de la era victoriana, que fotografiaba escenas que parecían cuadros y que explicaban una historia. Yo sentí la necesidad de hacer lo mismo, de transmitir aquellas historias que creaba mi cabeza a través de la fotografía, y así fue como empezó mi interés por los lugares abandonados.

- ¿Qué te transmiten estos lugares?

Lo primero que siento es que son lugares donde el tiempo se ha detenido, atemporales, sin pasado ni futuro. Lugares de los que la naturaleza vuelve a apropiarse. Lugares que parecen sin vida y tristes, olvidados, con una belleza decadente, donde las plantas y flores vuelven a inundarlos a través de ventanas rotas o paredes derruidas y se reestablece ese equilibrio de vida. Me gusta esa mezcla de una estructura en ruinas en la que la naturaleza se abre paso y reclama de nuevo su territorio.

Me gusta esa mezcla de una estructura en ruinas en la que la naturaleza se abre paso y reclama de nuevo su territorio

La belleza de los espacios olvidados sin tiempo
Foto: Helena Aguilar Mayans

- ¿Y es eso también lo que intentas transmitir a través de tus fotografías?

Sí, temas relacionados con la belleza de la decadencia, el paso del tiempo, lo femenino, la pérdida, el olvido, el misterio, lo onírico y, sobre todo, la relación entre las ruinas, la naturaleza y ese personaje humano que siempre aparece.

- ¿Ese personaje que comentas que siempre aparece en tus fotografías, ayuda a que estos lugares renazcan y cobren vida de nuevo?

Sí, para mí es una forma de mezclar pasado y presente, de generar escenas imposibles, llenas de belleza y muy evocadoras. Aunque hay personas que los pueden ver como un fantasma que se ha quedado atrapado en ese lugar, a mí esos personajes me transmiten una mirada hacia un pasado melancólico, pero están allí libres y porque quieren. Esos espacios se convierten en su refugio de introspección y contemplación.

Esos espacios se convierten en su refugio de introspección y contemplación

La belleza de los espacios olvidados sin tiempo
Foto: Helena Aguilar Mayans

- Y por lo que he visto, en prácticamente todas las fotografías aparece un único personaje.

Sí, ese único personaje, al estar solo, cobra evidentemente protagonismo en la escena e interactúa con el propio espacio y la naturaleza que lo invade. Si hubiera dos personajes, la atención del espectador se dirigiría al diálogo o posible vínculo entre ellos y el espacio pasaría a un segundo plano, que es lo contrario de lo que pretendo con mis fotografías.

- ¿Cuáles son tus fuentes de inspiración a la hora de crear este tipo de fotografías?

Mi imaginario creativo está relacionado con la estética “fin de siècle” de finales del s.XIX y principios del XX. Aquel momento en el que la mujer empieza a liberar su cuerpo y su mente de corsés y tabúes. Existe también mucha influencia oriental y de la cultura asiática -me encantan los kimonos-. También me inspiran el Art Nouveau y el modernismo, el arte de los pintores simbolistas, del romanticismo, la literatura de autoras como las hermanas Bronte

me inspiran el Art Nouveau y el modernismo, el arte de los pintores simbolistas, del romanticismo, la literatura de autoras como las hermanas Bronte

La belleza de los espacios olvidados sin tiempo
Foto: Helena Aguilar Mayans

- ¿En qué consiste tu proceso creativo antes de llegar al espacio abandonado?

Es un proceso planificado e intuitivo a la vez. Puedo pasar semanas investigando para encontrar lugares abandonados que me parezcan interesantes. Todas mis fotografías son de lugares de Italia, Francia, Bélgica y Portugal principalmente. Busco estos lugares en diarios locales, postales antiguas y los intento localizar a través de Google Earth.

Puedo pasar semanas investigando para encontrar lugares abandonados que me parezcan interesantes

La mayoría del vestuario es auténtico y lo compro en mercados de antigüedades o webs especializadas o también coso yo algunos vestidos. Viajo a estos espacios con mi mejor amiga, Carla, que es quien hace de modelo.

- ¿Y una vez allí?

Trabajo de forma totalmente analógica, con una cámara y carrete de medio formato. Cada carrete me permite disparar unas 14-16 fotos que no veré hasta que regrese a casa y pueda revelarlas. Una vez en el lugar, me dejo llevar por mi intuición y encuentro ese encuadre que refleja la escena que quiero transmitir, esos espacios mentales atemporales que parece que nos transporten a otro plano o dimensión.

Trabajo de forma totalmente analógica, con una cámara y carrete de medio formato. Cada carrete me permite disparar unas 14-16 fotos que no veré hasta que regrese a casa y pueda revelarlas

La belleza de los espacios olvidados sin tiempo
Foto: Helena Aguilar Mayans

Luego, cuando revelo las fotos, ajusto algo los tonos, pero no las reencuadro y no me gusta tratarlas con Photoshop.

- Si tuvieras que escoger una foto, ¿cuál sería tu preferida?

Una que hice en un invernadero abandonado que está en Italia y en el que el personaje femenino viste de rojo y está mirando por la ventana. Me fascinan los invernaderos antiguos abandonados, porque son uno de los lugares en los que sientes con más intensidad cómo la naturaleza invade el espacio y se vuelve a apropiar de aquello que le pertenecía, y donde la vida surge de cualquier poro de aquellos muros en ruinas o cristales rotos.

Me fascinan los invernaderos antiguos abandonados, porque son uno de los lugares en los que sientes con más intensidad cómo la naturaleza invade el espacio y se vuelve a apropiar de aquello que le pertenecía

La belleza de los espacios olvidados sin tiempo
Foto: Helena Aguilar Mayans

- A mí me ha sorprendido y fascinado a la vez una fotografía en la que aparece una especie de esfinge…

Sí, esa también es muy especial por la historia que contiene. Esa esfinge está en una cantera abandonada en medio de un bosque, en Francia, que se utilizó como refugio durante la primera guerra mundial. Los trabajadores de la cantera esculpieron esta gran figura. Estuvimos caminando durante más de 8 horas por el bosque hasta que la encontramos.

La belleza de los espacios olvidados sin tiempo
Foto: Helena Aguilar Mayans

- En estos lugares abandonados, que guardan la memoria de su pasado y de todo lo que allí ha podido acontecer, ¿qué tipo de sensaciones sueles sentir más allá del momento creativo de hacer las fotografías?

Pues te diría que hay lugares en los que me pasaría todo el día, como una casa que encontré en Italia decorada con frescos modernistas, o un antiguo convento en Portugal donde sentí una paz increíble. En otros, como una cripta de un cementerio abandonado, llegué y no hice ni una foto. La energía del lugar no era nada agradable y sentí que tenía que irme de allí.

Me pasó lo mismo en un antiguo manicomio para mujeres en Bélgica. Estaba lleno de pabellones con los nombres de las pacientes aún en las puertas y, pese a estar abandonado hacía décadas, encontramos una habitación con la luz de un fluorescente encendido. ¡Nos fuimos enseguida!

- Tienes una serie de fotos que me parece muy evocadora de la memoria del pasado de un hogar, cuyo escenario es una casa antigua.

me produjo cierta tristeza pensar qué habría pasado para que sus habitantes se hubieran ido de allí sin llevarse ni siquiera objetos tan personales y significativos para ellos

La belleza de los espacios olvidados sin tiempo
Foto: Helena Aguilar Mayans

Sí, se trata del proyecto “Silent is the House”. Hice estas fotografías en Francia donde encontré una casa abandonada que aún tenía libros en la biblioteca, fotografías antiguas colgadas en las paredes e incluso ropa interior en los cajones. En aquella ocasión, me produjo cierta tristeza pensar qué habría pasado para que sus habitantes se hubieran ido de allí sin llevarse ni siquiera objetos tan personales y significativos para ellos.

- Parece que existe una tendencia a descubrir, viajar y fotografiar lugares abandonados y en Instagram es fácil encontrar muchas cuentas especializadas. ¿Sientes que formas parte de esta tendencia?

La verdad es que no me siento nada identificada con estas personas que lo único que buscan es “coleccionar” fotografías de lugares abandonados, a modo de competición, y ver qué instantánea tiene más “likes”. Para mí, la fotografía es una canal a través del que puedo mostrar y expresar las historias de este universo onírico que creo en mi mente y, en estos espacios olvidados, encuentro el escenario ideal para transmitir historias cuya belleza radica en su propia atemporalidad.

La belleza de los espacios olvidados sin tiempo
Foto: Helena Aguilar Mayans

no me siento nada identificada con estas personas que lo único que buscan es “coleccionar” fotografías de lugares abandonados, a modo de competición, y ver qué instantánea tiene más “likes

- Cuando nos dejen viajar, ¿qué próximos destinos tienes en mente?

Quiero volver al sur de Francia y a Italia. Y cuando sea posible, descubrir nuevos espacios que tengo localizados en Georgia.

- ¿Qué opina tu entorno sobre el hecho de que te dediques a hacer este tipo de fotografías?

Pues hay personas a las que les suele generar mucho interés poder ver estos espacios olvidados, aunque sea a partir de una fotografía. A otras más cercanas quizás les ha chocado más. A veces me han comentando que no me imaginaban entrando en estos lugares porque les dan miedo o los consideran peligrosos, aunque siempre voy con mucho cuidado.

Eso sí, la mayoría de mis amigas tienen claro que para mí es una pasión y que no hay nada que hacer. De hecho, muchas han acabado entrando en algún lugar abandonado mientras estábamos de viaje para que pudiera hacer algunas fotos, y se lo agradezco mucho.

- Tus últimas fotografías, y la mayoría de las que hemos comentado en la entrevista, forman parte del proyecto “Dreamers of Decadence” ¿Cómo podemos adquirir alguna de tus imágenes? 

A través de mi web comercializo mis fotografías y he creado unos calendarios muy evocadores para 2021 que contienen una selección de algunas de mis imagenes preferidas de este proyecto.

La belleza de los espacios olvidados sin tiempo
Foto: Helena Aguilar Mayans

Helena, ha sido un placer hablar contigo y poder viajar juntas durante un rato a través de estos espacios olvidados que mantienen su memoria, su alma y su magia después de tantos años y a los que tus fotografías devuelven a la vida.

Web https://www.helenaaguilarmayans.com/store
IG: @helenaether


Si te ha gustado este artículo sobre fotografía analógica en lugares abandonados, te recomendamos:

La belleza de los espacios olvidados sin tiempo

Julia Margaret Cameron

La belleza de los espacios olvidados sin tiempo

Atlas de lugares en desaparición

La belleza de los espacios olvidados sin tiempo

El gabinete de las hermanas Brontë

Compartir en