la-vacuna-de-la-nutricion-

Alimentación, Nutrición, Salud

La vacuna de la nutrición:

11 febrero 2021. 7:55 am

Publicado por


Entrevistamos a Elvira García, enfermera y coach nutricional, para descubrir cómo fortalecer tu sistema inmunológico

la-vacuna-de-la-nutricion-

Conocí a Elvira García Arcos hace unos años, cuando coincidimos en el “Máster de Desarrollo Personal y Liderazgo” de Borja Vilaseca. Esta enfermera, coach nutricional y directora de ArtCoolSalud me enseñó ya entonces la importancia de alimentarnos de forma consciente, de masticar poco a poco y, junto a ella, ¡probé mi primer vaso de kombucha!. 

Nos reencontramos en estos tiempos revueltos e inciertos de virus y pinchazos para que me hable de cómo podemos fortalecer nuestro sistema inmune gracias a la alimentación. Porque ya sabemos aquello de…”vale más prevenir que curar”.

Elvira, ¿somos lo que comemos?

Yo diría que no somos lo que comemos, somos lo que digerimos y absorbemos. El intestino es nuestro segundo cerebro y está formado por la flora intestinal. Según cómo nos alimentamos y cómo digerimos, eso es lo que va a afectar a nuestra microbiota intestinal.

la-vacuna-de-la-nutricion-
Foto: Anastasiia Boriagina

¿Tan importante es lo que pasa en nuestro intestino?

Sí, porque el intestino segrega el 80% del sistema inmunológico. Gracias a la microbiota intestinal se genera también la serotonina en un 90-95%, el 50% de la dopamina (la hormona del placer) y el 50% del neurotransmisor Gaba, que aporta relax y calma. Según cómo se encuentre el estado de nuestro sistema digestivo, esto va a influir en cómo nos vamos a sentir, en nuestra conducta y en nuestro sistema inmunológico.

Según cómo se encuentre el estado de nuestro sistema digestivo, esto va a influir en cómo nos vamos a sentir, en nuestra conducta y en nuestro sistema inmunológico

¿Qué es lo que hemos de dar de comer a nuestro intestino entonces?

Empiezo por lo que no hemos de comer o evitar al máximo y que son todos aquellos alimentos que van a generarnos una inflamación intestinal, tales como procesados, grasas o azúcares simples, por ejemplo. El hecho de comer deprisa, no masticar bien y no comer de forma consciente también va a afectar a nuestra digestión.

Por el contrario, alimentarnos con comida real, elaborada en casa a base de una dieta equilibrada que contenga verdura, fruta, pescado azul, legumbres, huevos, cereales integrales y carnes blancas es lo más idóneo.

la-vacuna-de-la-nutricion-
Foto: Anastasiia Boriagina

Además, el hecho de estar más en casa a causa del teletrabajo, nos puede permitir, si nos organizamos bien, planificar mejor la compra, decidir qué vamos a comer y cocinar diferentes recetas saludables para toda la semana.

Comentabas que el 80% de nuestro sistema inmune se segrega en el intestino. ¿Qué alimentos son recomendables para activar nuestras defensas de forma natural?

En primer lugar, lo que tenemos que hacer es seguir las pautas de una alimentación equilibrada que no inflame nuestro intestino y que incluya aquellos alimentos que hemos comentado con anterioridad. Además, es muy útil condimentar la comida con especias con propiedades antiinflamatorias, tales como la cúrcuma, el jengibre, el orégano, el romero o el tomillo. Todo esto va a ayudarnos a mejorar y a fortalecer nuestro sistema inmunológico.

En primer lugar, lo que tenemos que hacer es seguir las pautas de una alimentación equilibrada que no inflame nuestro intestino

¿Recomiendas también algún tipo de suplemento vitamínico?

Todo el grupo de vitaminas B y las vitaminas C y D son muy importantes para fortalecer el sistema inmune. Además, minerales como el magnesio o el zinc también son altamente recomendables. También me gusta trabajar con suplementos de micoterapia elaborados a base de hongos como el Coriolus, que es un antiviral muy potente. Yo me lo tomo a diario y piensa que soy enfermera de atención primaria y estoy cada día en contacto directo con pacientes. Todo esto se puede tomar de forma continuada.

la-vacuna-de-la-nutricion-
Foto: Beastfromeast

¿Y los suplementos de probióticos?

Evidentemente ayudan a mejorar la flora intestinal pero, en este caso, recomiendo consultar siempre con un especialista ya que existen de diferentes tipos y no todos son adecuados para todo el mundo. En el caso de los probióticos, sí que es mejor tomarlos durante dos meses y luego realizar un descanso.

De hecho, existen probióticos naturales que nutren la flora intestinal como la kombucha (una bebida fermentada a base de té), y otros fermentos como el kéfir, el chukrut, el tempe o el miso, por ejemplo.

La actual situación de incertidumbre está generando también un aumento de los casos de ansiedad e incluso de depresión entre la población. ¿En qué nos puede ayudar la nutrición en este sentido?

Aquí es donde entra en juego lo que yo denomino “hambre emocional”. Nos sentimos ansiosos o estresados y abrimos la nevera o la despensa y empezamos a comer galletas, chocolate, productos procesados, refrescos dulces, etc. Alimentos que nos producen una falsa sensación de recompensa rápida en forma de calma transitoria pero que, a medio y largo plazo, no son nada beneficiosos para nuestro organismo.

La comida no es un ansiolítico. Es necesario que gestionemos nuestra ansiedad de otra forma: parando, respirando, tomando conciencia de lo que sentimos y de por qué lo sentimos y no tapando nuestras emociones con algo dulce.

La comida no es un ansiolítico. Es necesario que gestionemos nuestra ansiedad de otra forma: parando, respirando, tomando conciencia de lo que sentimos y de por qué lo sentimos y no enterrando nuestras emociones en azúcar.

Pero, ¿existe alguna forma saludable de calmar esa ansiedad a través de la alimentación?

Cuando las personas han acostumbrado su cuerpo al hecho de, por ejemplo, asociar estrés con “tengo que comer algo dulce”, lo que yo recomiendo es que eso dulce que ingiramos sea saludable. Podemos hacernos unos bombones caseros de frutos secos con cacao puro deshecho, hacer unas piruletas de fruta bañada en cacao puro (siempre con un porcentaje de cacao superior al 80%). 

la-vacuna-de-la-nutricion-
Foto: Anastasiia Boriagina

El cacao puro está demostrado que posee además un alto contenido de triptófano, que es un aminoácido que actúa como un recaptador natural de la serotonina y mejora nuestro estado de ánimo.

¿Qué otros alimentos ricos en triptófano no deben faltar en nuestra dieta?

La avena, el aguacate, el plátano y la mayoría de frutos secos. Y, ahora en invierno, si nos queremos tomar por ejemplo un chocolate deshecho podemos hacerlo utilizando una bebida vegetal caliente mezclada con cacao puro en polvo, canela y una cucharada de harina de kuzu, que es lo que lo va a espesar. El kuzu es la raíz de la planta “Pueraria lobata” y es conocida por sus propiedades calmantes.

¿Y alguna recomendación para dormir mejor?

Cualquier alimento rico en el aminoácido Gaba calmará nuestro sistema nervioso y contribuirá a un sueño más reparador. Sería el caso de las legumbres y de los alimentos ricos en almidón. Así, un puré de boniato, calabaza o patata es ideal como cena. Recomiendo hacerlo el día anterior, dejarlo 24 horas en la nevera y calentarlo. De esta forma el almidón se vuelve un “almidón resistente”, que es mucho mejor para alimentar la flora intestinal. Otros alimentos ricos en Gaba serían, por ejemplo, las fresas, las cerezas o las nueces, para tomar como postre tras el puré.

Si deseas contactar con Elvira García Arcos, puedes escribir a: hola@artcoolsalud.com


Si te ha gustado este artículo sobre fortalecer el sistema inmunológico, te recomendamos:

Compartir en