Laura Gutman

Crecimiento, Crecimiento personal, Maternidad, Mente, Psicología, Salud

Laura Gutman: el riesgo de la autenticidad altamente contagiosa

1 abril 2020. 10:50 am

Publicado por


La periodista y terapeuta Laura Alonso Ortega conversa con su maestra en la entrevista más políticamente incorrecta de su carrera

Laura Gutman

 La primera vez que oí hablar de Laura Gutman fue en 2012. Al año siguiente inicié un profundo trabajo de autoconocimiento en el marco de la Biografía Humana, la vía para la indagación personal desarrollada por ella. No puedo contar todo lo que fue cambiando de mi vida y de mi estar en el mundo a raíz de iniciar aquel trabajo. Dejé de quejarme tanto. Muchos pesos se aligeraron, muchas lágrimas rodaron y nuevas expresiones y acciones pudieron por fin nacer. Y nacieron libres. 

Con todo lo visto de mí misma en aquel trabajo, empecé a construir. Lo más bello que he hecho en mi vida me lo debo a mí misma, pero esta mujer de sonrisa abierta y mirada penetrante encendió en mí una chispa que ha seguido creciendo y que me ha permitido darle una dirección consistente a mi vida, una dirección que por primera vez nace de quien siento que soy. 

Laura Gutman
Foto: treety

Una dirección que siempre había vibrado dentro de mí pero que nunca me había atrevido a traducir en hechos concretos. No estoy hablando de cambios radicales, sino de acciones cotidianas. De empezar a entenderme y a entender al otro. De hacerme responsable de mi vida, abandonar las expectativas infantiles y crecer. De poder cumplir anhelos y sueños que tenía desde que era niña y que simplemente requirieron caminar. No iba en pos de obtener nada, sino que me movía para acercarme a una mayor autenticidad. Y en una travesía con subidas y bajadas, rodeos, frustraciones y aciertos, avanzaba poquito a poco, con pasos reales y consistentes, pero sin fijarme ninguna meta más que trabajar a favor del otro y a favor de mí misma. Día a día.

Y empezaron a pasar cosas nuevas en mi vida, cosas como empezar a amar mejor a mi pareja y dejar de pelearme con él. Como venir a vivir a una casita en la linde del bosque. Como alumbrar a mi hijo en el respeto y el calor del  hogar. Como colmar las necesidades de este niño con mi cuerpo y mi amor por él. 

Laura Gutman
Foto: treety

Y fue llegando también que empezase a escribir y publicar lo que me salía de dentro. Encontrar una ocupación que me apasiona y sentir por primera vez que cada minuto que dedico a mi trabajo tiene sentido. Poder acompañar y honrar los ritmos y experiencias de mi hijo. Apoyar el despliegue de mi pareja y su nuevo proyecto de vida. Todo esto sin saltos extraños. Sin metas impuestas desde el exterior ni desde el interior. Solo actuando desde lo concreto, sintiendo en cada momento dónde estaba mi eje interno. Actuando día a día, aprendiendo a amar. 

En algún punto de este rico proceso interno, en 2015 empecé a formarme en Biografía Humana con Laura. Tras terminar la formación en su Escuela, hoy acompaño procesos terapéuticos de autoconocimiento siguiendo su metodología y superviso con ella casos seleccionados.  

Laura Gutman
Foto: treety

Explicar quién es Laura Gutman para mí es tan difícil como introducir en un tarro un trozo de la aurora. Así que cuando alguien me pregunta quién es Laura Gutman, la respuesta más precisa y breve que puedo dar es que es mi maestra del alma. 

Laura no es mi amiga, no es mi madre, no es mi confidente. Tampoco es mi colega. No es quien me resuelve los problemas ni me dice si algo está bien o mal. Ella no es infalible, y mucho menos una gurú. Laura Gutman ha hecho más o menos un par de cosas en mi vida. La primera fue inspirarme. Y lo sigue haciendo en cada encuentro  con ella, en cada trabajo conjunto.

La segunda cosa que ha hecho incontables veces desde que la conocí es tocarme el corazón.  Mostrarme anticipadamente lo que yo aún no puedo ver. A veces sus palabras parecen brotar de mi propio interior y la capto al vuelo, la escucho como quien sintiera con nostalgia una canción cuya letra va recordando al recitarla ella.  

Laura Gutman
Foto: treety

Otras veces, en cambio, me chocan sus palabras. De hecho, dicen las malas lenguas que Gutman, con su claridad y contundencia, puede ser hasta molesta. Entonces, cuando no he podido entender alguna de sus afirmaciones, con el paso del tiempo (normalmente años después) he podido ir comprobando en mi vida y en lo que me rodea aquello que antes no captaba y he ido viendo por mí misma el sentido de sus palabras.

Esta entrevista es sin duda la más políticamente incorrecta que he hecho en mi carrera. No podía ser de otra manera, porque ninguna verdad interior responde a normas de etiqueta. Aquí va el mirlo blanco que se atreve a cantar su canto desde el corazón. Pónganse los guantes y ajústense las mascarillas, porque la autenticidad puede convertirse en la nueva pandemia global. Con todos ustedes, Laura Gutman en estado puro. 

Pónganse los guantes y ajústense las mascarillas, porque la autenticidad puede convertirse en la nueva pandemia global

Laura Gutman es escritora y maestra de terapeutas. Su obra ha sido traducida al inglés, francés, portugués y coreano. Argentina de origen judío, durante la dictadura argentina se exilió en París, donde se formó como psicopedagoga y fue discípula de Françoise Dolto y Michel Odent, referentes internacionales del psicoanálisis y la obstetricia respectivamente. A lo largo de sus más de treinta años de experiencia como terapeuta y estudiosa de la conducta humana, ha publicado 13 libros y ha ido desarrollando el método de indagación personal conocido como Biografía Humana. Actualmente dirige un equipo de profesionales que acompañan procesos de crecimiento personal en el marco de esta metodología, y dirige la Escuela de Biografía Humana, a la que acuden alumnos de más de treinta países.

Puedes ver las diferentes partes de la entrevista aquí:


 Si te interesa Laura Gutman, te recomedamos:

La biografía humana: Una nueva metodología al servicio de la indagación personal

La biografía humana: Una nueva metodología al servicio de la indagación personal 

El poder del discurso materno

El poder del discurso materno 

La maternidad y el encuentro con la propia sombra

La maternidad y el encuentro con la propia sombra

Compartir en