Constelaciones Familiares
La puerta sin llave

Crecimiento, crecimiento espiritual, parapsicología, Psicología

¿Qué son las Constelaciones Familiares y cómo nos pueden ayudar?

1 junio 2020. 9:00 am

Publicado por


Entrevistamos a Trinidad Herrero Sánchez, facilitadora en Constelaciones Familiares

Constelaciones Familiares

Cuando comencé mi formación como maestra de Reiki en el año 2009, algunos de mis compañeros ya me hablaron de las Constelaciones Familiares y de su maravilloso trabajo con nuestro sistema familiar para poner en orden aquello que tiene un desorden que afecta a nuestras vidas.

Desde entonces siempre tenía en mente que algún día tendría que asistir a alguna Constelación y ver cómo funcionaba ese tema realmente. Pero ya sabemos que la vida tiene sus tiempos, que a veces no son los que nosotros queremos, y hasta abril del 2015 no asistí a mi primera Constelación cuya facilitadora fue Mª del Mar González Huerga, quien unos meses más tarde me animo a comenzar la formación terapéutica que iba a realizar junto con Mª del Pilar Sánchez López, ya que mi primera experiencia me dejó realmente impactada y fascinada.

Un año más tarde y en la misma formación conocí a Trinidad Herrero Sánchez, que vino a trabajar con nosotr@s el tema de las Constelaciones Familiares Individuales y fue aquí donde se me abrió un maravilloso campo, ya que me gustaron todavía más que las grupales. Desde entonces Trinidad y yo tenemos una bonita amistad que compartimos con el resto de compañeros de formación.

Trinidad es autora de dos libros maravillosos de los que hablaremos más adelante, por lo que pensé que sería interesante hacerle esta entrevista para que nos hable de las constelaciones.

- Trini ¿qué nos puedes contar sobre las constelaciones familiares para que nuestros lectores sepan un poco en qué consisten?

Las Constelaciones Familiares son un método de trabajo sistémico que contempla al individuo como parte del sistema o grupo familiar al que pertenece por nacimiento o por adopción y a otros a los que se vincula a lo largo de su vida, como el escolar, el social, el laboral, etc, ya que de esta forma podemos comprender sus circunstancias y las situaciones en las que se ve inmerso. 

Constelaciones Familiares
Foto: Benjavisa

En este trabajo podemos comprobar el origen de nuestras dificultades y conflictos y, a través del mismo, dirigirnos a la posible solución de las situaciones que dificultan nuestro bienestar, ya que no siempre aquello que nos aqueja se ha originado en nuestra vida sino que, en muchas ocasiones, el origen está en generaciones anteriores, y nosotros estamos heredando comportamientos emociones y situaciones que no fueron resueltas, de manera que circulan por el sistema familiar como una información que se presenta una y otra vez en generaciones posteriores causando graves consecuencias, y que una vez observado e integrado a través de Constelaciones Familiares u otras disciplinas que trabajan con el transgeneracional o con el campo akáshico, pueden ser resueltas tanto para nosotros como para los descendientes.

no siempre aquello que nos aqueja se ha originado en nuestra vida sino que, en muchas ocasiones, el origen está en generaciones anteriores

Desde mi experiencia, Constelaciones Familiares, nos permite acceder a un amplio campo de información familiar, para resolver aquello que nos bloquea, desde un lugar privilegiado de comprensión que, con la actitud adecuada, permite integrar cualquier circunstancia acaecida en nuestro sistema familiar o en el transcurso de nuestra vida en cualquier etapa. 

En resumidas cuentas, todo sistema familiar, una vez constituido, tiene memoria propia y las personas que a él pertenecen, reciben igual que los genes físicos, los sentimientos, emociones y vivencias de sus antepasados. Estamos unidos a todos aquellos que forman parte de nuestra familia a través de una red de vínculos y lealtades invisibles e inconscientes que en numerosas ocasiones nos sumergen en situaciones que no son coherentes con nuestra realidad, y que no sabemos cómo afrontar, puesto que no se han creado en nuestra experiencia vital, de ahí que este método de trabajo sea altamente eficaz y nos permita salir de situaciones que nos crean enorme confusión y sufrimiento. 

- ¿Cuándo llegaron las constelaciones a tu vida y cómo te ha ayudado a ti personalmente?

Suelo decir que no encontré las Constelaciones Familiares, sino que ellas me encontraron a mí a través de mis hijas, y desde el primer momento, tal como tú has expresado anteriormente, me quedé impactada y fascinada.  

Llegaron a mi vida hace 20 años a través de Paloma Crisóstomo, que en aquel momento era maestra de mi hija mayor, y desde entonces comencé a estudiar, indagar, asistir a talleres, cursos, todo lo que encontraba en mi camino porque sentía que era un mundo inmenso que descubrir.  

Constelaciones Familiares
Foto: Benjavisa

Posteriormente llamaron de nuevo a mi puerta  a través de mi hija pequeña cuando, al descubrir que tenía dislexia y discalculia, la inscribí en un centro para realizar un curso en el que le enseñaron técnicas adecuadas a su diferente forma de aprender, y allí trabajaban, entre otros métodos, con Constelaciones Familiares, sugiriéndome la psicóloga del centro, Andrea Henning, que dado el conocimiento que ya tenía sobre esta materia, sería muy interesante que realizara la formación para desarrollarla profesionalmente. 

Esa fue una semilla que quedó prendida en mi corazón, una luz que me hizo plantearme que si ella, una excelente profesional, había visto que yo podía tener las cualidades para este trabajo, quién era yo para dudarlo y, con mucho miedo y respeto, me encaminé a ello. 

Estoy por siempre agradecida a esta mujer por esa recomendación que me permitió abrirme a esta posibilidad, que hoy es una realidad donde he encontrado mi forma, no solo de trabajar, sino de vivir, porque cuando conectas con la sistémica, te das cuenta de que hay un mundo por explorar más allá de lo que antes habías imaginado. 

Respecto a cómo me ha ayudado, puedo decirte sin dudarlo, que a conocerme, a descubrir e impulsar la persona que soy más allá de lo que creía ser, a crecer y a desarrollarme en lo personal y en lo profesional, a comprenderme y a comprender el mundo que me rodea, aceptando y amándolo  tal como es, a estar en consonancia con mi destino y con el de mi familia, a amar mis heridas y a hacer algo bueno con la experiencia que me han proporcionado al servicio de los demás, al servicio de la propia vida, a la libertad de ser tal como soy, agradeciendo a la vida, por todo aquello que me ha sucedido y que me sucede, por abrirme a campos de consciencia que hace muchos años solo intuía y que hoy vivo con plenitud. Podría resumirlo diciendo que me han ayudado a encontrar mi propósito de vida, porque forman parte de este propósito.

Las Constelaciones familiares me han ayudado a encontrar mi propósito de vida, porque forman parte de este propósito

- Ya llevas 10 años trabajando como facilitadora en Constelaciones Familiares ¿qué nos puedes contar sobre los resultados que han tenido las personas que han acudido a que les constelases esos temas que no les permitían vivir en paz?

Cuando trabajas con esta herramienta, tienes que hacerlo desprendiéndote de los resultados que pueda o no haber, pero sin duda, los resultados hacen que comprendas el poder y la fuerza de este campo, que te entregues con humildad al servicio de la propia naturaleza de sanación que hay en cada ser humano, independientemente de las experiencias que haya vivido

En muchos casos he visto los resultados de forma inmediata, pero en otros, he tenido noticia muchos años después, cuando me he encontrado con aquellas personas que constelaron conmigo y me dicen cuánto les ayudó, igual que hay otras personas de las que no lo sabré nunca pues no volví a verlas. Pero, de entre los resultados, puedo decir que en muchos casos sorprendentes a nivel físico, mental y emocional, puesto que con frecuencia cambia por completo el mapa mental en el que nos movemos al darnos cuenta de cuánto tienen que ver en nuestro bienestar las creencias o emociones personales o familiares, adquiridas o heredadas, y que cuando podemos desprendernos de las fidelidades inconscientes, podemos estar más presentes en nuestra vida y por tanto nuestro actuar es coherente con nuestra propia realidad sin estar enredados en destinos ajenos. 

podemos desprendernos de las fidelidades inconscientes, podemos estar más presentes en nuestra vida y por tanto nuestro actuar es coherente con nuestra propia realidad sin estar enredados en destinos ajenos.

No quiero dejar de lado el aspecto espiritual que despierta en muchísimas ocasiones el hecho de realizar una constelación y comprender que todos estamos unidos más allá de nuestra percepción de separación. Este trabajo es una excelente herramienta de desarrollo personal, y así lo concibo profesionalmente, por lo que hay muchas personas que vienen a consulta dos o tres veces al año y expresan, y puedo verlo, los enormes cambios que van realizando en su vida, en todos los niveles. Puedo decir, sin dudarlo, que mejoran la vida de las personas ya que les permiten hallar caminos para realizarse personal y profesionalmente, que mejoran las relaciones humanas y que muchas veces hay síntomas físicos, esto lo he comprobado en mí misma además de en otras personas, y emocionales que mejoran notablemente e incluso desaparecen. Ayudan a encontrar el lugar justo de cada ser en el mundo.

Constelaciones Familiares
Foto: Benjavisa

Cómo comentaba anteriormente, las Constelaciones familiares se pueden realizar grupales o individuales. A mí, personalmente me gustan más las individuales, porque la persona que va a constelar está sola con el facilitador y no tiene que exponer su problema ante nadie más y eso ayuda a personas que no se sienten cómodas con más gente. ¿Puedes contar a nuestros lectores un poco la diferencia principal entre ellas? 

Como bien dices es una manera de que aquéllas personas que no deseen exponerse en un grupo puedan experimentar y beneficiarse de la profundidad que ofrece esta herramienta, y al respecto, me gustaría hablar de cómo abordo yo la consulta individual porque cada facilitador o facilitadora lo hará, como en lo grupal, de una manera única. 

Para mí, el mayor beneficio es que en una consulta individual se aborda el asunto principal que lleva el cliente y pueden surgir a partir de ahí otros asuntos que, si hay disponibilidad por parte del campo y del cliente, se pueden trabajar en la misma sesión, llegando a tomas de conciencia importantes que cambian la percepción que tenemos de nuestro mundo y de nuestra experiencia ya que permiten hacer consciente lo inconsciente.  Nos impacta en lo más profundo, por eso el trabajo debe ser lento, dando el tiempo que requiera cada paso para que la persona pueda sentir e integrar lo que se pone de manifiesto ya que cada persona tiene un ritmo y una disponibilidad diferente. 

Una de las mayores diferencias que encuentro, es que la persona pone su acción en ello, mientras que en la constelación grupal, observa desde fuera lo que ocurre, aunque pueda en algún momento participar en ella, en la individual todo lo que ocurre sobre el campo está siendo dirigido por su propia mano, a través de lo que percibe y siente,  aunque mi trabajo como facilitadora sea acompañar sus movimientos, es la propia persona la que toma acción, y esto es importante para el cambio hacia una mejor situación posterior. 

- En tu caso ¿con cuál te sientes más cómoda?

Me siento cómoda en ambas facetas, en la grupal nos favorecemos de lo que nos aportan las constelaciones de los demás componentes del grupo y de lo que aportamos a los demás. 

Durante los primeros siete años de mi experiencia profesional he trabajado con mayor asiduidad en el ámbito grupal, pero desde mis inicios, la constelación individual ha sido una herramienta que se ha adaptado y me he adaptado a ella, como un guante, fácil y sencilla para mí, que he ido implementando con conocimientos de otras disciplinas, como Coaching Sistémico, Registros Akáshicos, etc… que han aportado valor y eficacia a la misma. 

En los últimos años, sin embargo, estoy trabajando con mayor frecuencia la consulta individual porque es lo que más demandan los clientes, un espacio para ellos mismos, sin prisa, dándose y recibiendo el tiempo necesario, y por supuesto, disfruto y conecto profundamente con esta forma de trabajar en este momento de mi vida, y con la conexión que se produce con la persona en el ámbito de la consulta individual. 

Constelaciones Familiares
Foto: Benjavisa

- En los últimos años te formaste también en Registros Akáshicos y me consta que combinas las dos terapias ¿qué nos puedes contar sobre el trabajo con estas dos maravillosas herramientas y los resultados obtenidos?

Aunque hace pocos años que me formé en Registros Akáshicos y trabajo mucho en este campo, tengo que decir, que  cuando comencé me di cuenta de que llevaba mucho tiempo conectando con ellos sin saberlo, porque pude comprender los campos a los que accedía sin tener la consciencia de hacerlo, y entonces pude entender parte de mi experiencia en Constelaciones Familiares, ya que se ampliaba el campo de una forma extraordinaria, de tal manera que comprendí que ambos campos están conectados, y que el campo akáshico recoge en sí mismo el campo sistémico. 

La integración de estas dos disciplinas se dio en consulta de manera natural e involuntaria, tanto en la consulta de Constelaciones, que implemento, con la apertura de los Registros Akáshicos de la propia consulta, lo que da, cuando es necesario, una información añadida y profunda que permite integrar amorosamente algunos aspectos que a veces son difíciles de digerir desde el propio campo sistémico, como en la Lectura de Registros Akáshicos que se trabajan asuntos sistémicos con mucha eficacia cuando es lo apropiado para el cliente.

La Lectura de Registros Akáshicos es un campo amplio que nos conecta con nuestra propia esencia espiritual para desarrollarnos en nuestra vida humana y cotidiana lo mejor posible y hallar el camino de la realización y felicidad. Los resultados en este campo han sido sorprendentes al comprobar que la información facilitada no viene en forma de meros datos, sino que llega con una carga energética que impulsa los cambios oportunos en la persona para su mayor bienestar. Es un trabajo que hila fino, directo y contundente, y lo mismo que sucede con Constelaciones, hay personas que utilizan esta herramienta como proceso de crecimiento personal por los resultados y la guía que obtienen.

La Lectura de Registros Akáshicos es un campo amplio que nos conecta con nuestra propia esencia espiritual para desarrollarnos en nuestra vida humana y cotidiana lo mejor posible y hallar el camino de la realización y felicidad.

Para mí, trabajar con Registros Akáshicos, ha sido hallar la guinda del pastel, el regalo primordial para poder realizar un trabajo en el que me siento segura, en el que puedo ofrecer lo mejor de mí misma, que amplía los beneficios para el cliente, donde las personas pueden contar con mi experiencia en estos dos terrenos que hoy por hoy, considero mi propósito y mi destino. 

- Bueno Trini, luego está ¡tu faceta escritora! Recuerdo cuando fui el año pasado a que me firmases tu nuevo libro “La Esencia de la Semilla. La encina milenaria” en la Feria del Libro de Madrid. Comencé a leérmelo al día siguiente y me lo leí de dos sentadas ¡¡maravillosa historia donde se entremezcla el sistema familiar actual con una regresión a otra vida!! ¿Nos puedes contar como surgió esta preciosa historia?

La historia de “La esencia de la Semilla, La encina milenaria” surgió, como muchas experiencias en mi vida, de forma no buscada por mí, pero con mi disposición a ser encontrada. Llegó un cliente a mi consulta para realizar una constelación individual, aún no trabajaba con Registros Akáshicos, y se produjo una conexión que nunca antes había experimentado, al menos de esa forma, entre aquel hombre, el campo de información que surgió y yo misma. 

Estuvimos tres horas en la consulta, al terminar parecía que hubieran pasado solo unos minutos, y cuando llegamos al final, al hombre se le cayeron las lágrimas y me dijo, creo que lo recuerdo de forma literal: “Ha sido tan hermoso que tiene que ser compartido porque puede ayudar a otras personas”. Yo me sorprendí y le pregunté cómo podía ser compartido, a lo que él contestó que tendría que ser escrito. Le dije que si así le parecía era fantástico, que lo escribiera, ya que era su historia. Me miró y me dijo que tenía que escribirlo yo. Me sorprendí aún más y le pregunté, puesto que era la primera vez que acudía a consulta, si sabía que yo escribía, por aquel entonces ya había publicado mi primera novela, y me dijo que no, que desconocía mi faceta de escritora. Hablamos un poco más sobre ello, y cuatro años después, la novela salió a la luz. Solo la revestí de un escenario, pero en esencia es aquella consulta, que contiene, como tú dices, la parte sistémica, la regresión a vidas pasadas y esa parte de pura esencia que ofrece el campo akáshico.

Foto: Benjavisa

- Y luego está tu primer libro “Irene vuelve a casa” que también me emocionó y me llenó de esperanza ante la vida, ya que es un libro que trata sobre todo de eso, ¡de la vida! ¿cómo surgió este libro? ¿tiene algo de autobiográfico?

Este es un libro que surgió de la idea de un amigo, que me invitó a que escribiera, tal como me dijo: “solo para ti, lo que quieras, como te guste, sin pensar lo que les gustaría a otros”. Otra semilla que alguien llega y descubre en tu corazón, así sucede en la vida en tantas ocasiones, y estando viviendo en este ámbito sistémico, pensé que podría ser un regalo para mis hijas. 

¿Qué quería dejarles? ¿Cuál sería mi legado? Un libro que recogiera mi experiencia, cuando ya había traspasado en el mejor de los casos, el ecuador de mi vida, que hablara de las situaciones que estaba pasando en aquellos momentos y que tanto influirían en ellas, quería que me conocieran además de como madre, como mujer y como persona, compartir el regalo que ofrecen las dificultades y que te conectan con lo esencial de la existencia y del ser humano.  

Cuando terminé de escribirla comenzó un periplo de lo que podríamos llamar, y que nunca son, casualidades, que hizo que la novela que nunca fue escrita para ser publicada, saliera a la luz, regalándome maravillosas experiencias y abriéndome el camino a una faceta con la que disfruto enormemente. 

Respondiendo a tu pregunta, es, en un porcentaje muy amplio, autobiográfica. Publicarla fue un enorme reto, puesto que la había escrito solo para mis hijas y me había expuesto en carne viva en ella, pero al mismo tiempo era algo que no podía dejar de hacer, por mí y por ellas. Atreverse a lo nuevo, a lo incierto, no es fácil, pero romper barreras y enfrentar miedos personales no suele serlo. 

- ¿Tienes algún nuevo libro en mente con el que podamos disfrutar en breve de tu sabiduría? Yo por lo menos estoy deseando de tener un nuevo libro tuyo entre mis manos.

Estoy entre una novela que tengo escrita, pero a la que no puedo dedicarle el tiempo necesario para revisar y corregir, y un libro de relatos sistémicos a medio escribir, y sin el impulso que se necesita para seguir en ello porque estoy inmersa en otros proyectos, y por otro lado, ante tu pregunta, surge el gusanillo de tomar decisiones en este campo.

Justo hace un par de horas recibí la llamada de una amiga que me proponía un tema para un próximo libro… así que no puedo decirte con claridad nada sobre ello, pero creo que tu pregunta y esa llamada me están diciendo algo.

- ¡¡Muchas gracias Trinidad!! Esperaremos con ganas ese libro o libros que vayas escribiendo. Mientras seguiremos compartiendo juntas este camino maravilloso de la vida.

Un placer inmenso y un enorme agradecimiento por tu interés. Seguiremos encontrándonos en este extraordinario camino que es la vida. 


Si te ha interesado este artículo sobre Constelaciones familiares y registros akhásícos, te puede gustar:

Constelaciones Familiares

“Irene vuelve a casa” de Trinidad Herrero Sánchez.

Constelaciones Familiares

“La esencia de la semilla. La encina milenaria” Trinidad Herrero Sánchez.

Constelaciones Familiares

"¿Dónde están las monedas? Las claves del vínculo logrado entre hijos y padres" de Joan Garriga Bacardí 

Compartir en