¿Y quién se lleva las sobras de Papá Noel?

Civismo, Crecimiento, Medioambiente, Navidad, Planeta, Reciclaje, Salud, Sostenibilidad

¿Y quién se lleva las sobras de Papá Noel?

24 diciembre 2019. 6:00 am

Publicado por


Esta noche Papá Noel vendrá cargado de regalos… envueltos bajo toneladas de papel, cartón y todo tipo de precintos y plásticos. Hablamos con Eli Seidel, profesor universitario de operaciones y logística y gerente de operaciones de la empresa Receco, de lo que podemos hacer para reducir el impacto mediomabienal.

Lunes 16 de diciembre. Aun es de noche, pero la realidad me hace abrir los ojos como platos: prácticamente una semana para Nochebuena y ni un regalo comprado (...y serias dudas de que Papá Noel me vaya a echar una mano). Además he quedado en el quinto pino para hacer una entrevista de un articulo que se publicará el mismo día de Nochebuena, y que luego tendré que escribir en medio de la “gincana” de actuaciones navideñas que va a ser esta semana. Y lo peor de todo: si me presento con esta cara en una empresa de reciclaje es muy posible que me acaben reciclando a mi.

Afortunadamente, no hay nada que internet, una ducha (previa mascarilla de arcilla verde) y un buen chute de vitamina C no puedan solucionar, así que un par de horas más tarde cojo las cámaras, la grabadora y arranco el coche con la doble satisfacción de tener todos los regalos liquidados sin haber salido de casa, y a Carla Bruni secuestrada cantando en bucle.

Eli Seidel. Receco
Photo by Lara Hernández

Llego a la sede que Receco tiene en Loeches, donde he quedado con Eli Seidel para ver la planta de reciclaje de palés. Sí, esas maderas que están tan de moda en toda casa hipster que se precie, pero que en realidad sirven para transportar casi todo, tal y como me explica Eli nada más llegar a la fábrica donde los reciclan.

Desde el “Black Friday” hasta el final de la temporada navideña hay un incremento de un 20-25 %

 Resulta que los palés, además de para hacerse sofás “rollo chill-out”, son un “superinvento”, y casi todo lo que usamos, o comemos ha sido transportado en ellos. Me cuenta que desde el “Black Friday” hasta el final de la temporada navideña “hay un incremento tranquilamente de un 20-25% de actividad, porque todo va en palés”. Hablamos de lo terribles que son nuestros hábitos de consumo y la cantidad de embalaje innecesario que tienen los artículos que compramos por internet (oooops… ¡tocado!) y lo desproporcionado que es el incremento en estas fechas (aghhh… ¡hundido!). Logro justificarme a mi misma prometiéndome reciclar muy bien todos los cartones y aprender de la visita para la próxima, y sigo escuchando a Eli, que me dice algo así de sorprendente:

- Dicen que hay tres grandes inventos en la logística del mundo. El primero es la rueda, que ha revolucionado la sociedad humana. El segundo es el contenedor marítimo, que se dice que ha revolucionado todo el comercio internacional, y el tercero es el palé, que ha revolucionado la logística, porque ha transformado la mano de obra sustituyendo la necesidad de coger las cosas con la mano por cargarlas en una carretilla, quitando mano de obra forzada y dificultosa.

- Así que el mérito está en las carretillas….

- Sí, en manipular y mover rápidamente cualquier tipo de mercancía, que es para lo que están hechas las carretillas, … pero la gracia del invento es la estandarización del tamaño y, efectivamente, poder manipular toda esa mercancía con una carretilla y con medios mecánicos, no con personas. Yo he nacido en Honduras y he visto cómo se manipulaba y era todo mucho más arcaico, mucho más manual…cómo la gente cargaba y descargaba. Pues en países más modernos y obviamente en países tercermundistas donde la carretilla ya se está usando, pues eso es básico, claro. Ya no se ven personas descargando y cargando. Aunque bueno, siguen existiendo muchas operaciones de logística internacional donde los contenedores marítimos se cargan y descargan manualmente para aprovechar al máximo la capacidad volumétrica del contenedor y por ello descarta el palé. 

Receco pales y carretilla
Photo by Lara Hernández

- Parece increíble que algo tan sencillo haya sido tan revolucionario, y que nos encontremos en una planta dedicada exclusivamente a su reutilización y reciclaje.

- Vale, ahora está ya muy en auge la economía circular y todo el tema de la reutilización, porque todo empieza con la reutilización y el diseño. Esto lo venimos haciendo hace 30 años y no es nada nuevo para nosotros. El palé es el medio más habitual para mover mercancía… todo se mueve encima de un palé, básicamente. Por ejemplo cuando viene un camión de leche de Asturias o de algún otro sitio de España, que viene a las grandes superficies… todo viene en un palé.

- ¿Todo? - pregunto sorprendida.

- Claro, cualquier cosa. Prácticamente todo viene en un camión de palés a las grandes superficies. Y claro, ellos al descargar y manipular la mercancía por lo general les sobra el palé, pero con ese palé que les sobra ya hay empresas como nosotros que lo recogen, pasa por un proceso de cribado o clasificación donde se revisa la calidad y básicamente se divide en tres tipos: el que está bien y directamente se puede reutilizar, el roto que debe ser reparado para que vuelva a ser reutilizable , y el que íntegramente ya no es reutilizable pero sus piezas si, que mediante varios procesos se recuperan  para reutilizarlas en procesos de fabricación y reparación. Es decir se reaprovecha prácticamente todo.

Da igual a dónde apunte con la cámara, pues todo son palés de uno u otro tipo, clasificados en grandes pilas, azarosas para mis ojos, pero no para los de Eli, que me indica cuales son los que están mas ordenados para hacerles fotos.

Receco palés
Photo by Lara Hernández

- Mejor hazme la foto con esos de allí, que estos están muy desordenados - me dice mientras nos movemos por la planta y me enseña todo el proceso de reciclaje.

- Además, nuestra empresa ha dado el paso adicional que es la fabricación de palés de medidas especiales a partir de madera reciclada, que eso sí es algo más innovador. Y te explico un poco: en Europa los palés básicamente se dividen en dos categorías estándar: la medida europea de 800 mm por 1200 mm y la medida americana de 1000 mm por 1200mm.

- Claro, allí todo es más grande...

- Sí, también por la tipología de algunos contenedores y otros equipos logísticos, que son diferentes y tiene algunas peculiaridades, pero en Europa por lo general la medida común es la de 800 mm por 1200 mm. Aquí se hacen también los que no son de medidas estándar, que por las características especiales de la mercancía que se transporta requieren palés de medidas especiales. Por ejemplo todo esto que ves aqui no es palé de medida estándar y está hecho en su mayoría a base de madera recuperada y reutilizada. Aquí estamos empleando madera recuperada para evitar el uso de madera virgen que ha sido recién talada, lo cual es muy bueno. Aunque la tala del bosque si se hace adecuadamente no es mala, aquí estamos dándole una segunda o tercera vida a esa tabla de madera grande, sustituyendo una tabla de madera nueva procedente de un arbol recién talado.

Seguimos andando mientras Eli va hablando con cada una de las personas que nos encontramos, ya sea cortando madera, apilando palés o desmontándolos. Me sorprende el alto grado de factor humano y el componente artesanal del mismo. Aquí el criterio es muy importante, ya que el trabajo tiene un componente subjetivo. Cada palé es diferente y se intenta aprovechar al máximo, pero al final siempre hay algunos que no se pueden recuperar.

Receco tacos madera y pales
Photo by Lara Hernández

- Es muy difícil de estandarizar. Requiere decisiones de la persona que está detrás…si es un centímetro más o un centímetro menos. No es siempre igual, pero también es bonito, porque el factor humano genera valor. 

- ¿Cuántas personas trabajan aquí?

- Ahora mismo  Entre 30 y 45 personas.

- ¿Y qué hacéis con los que no se pueden recuperar?

- Lo que no es reparable básicamente va a una sección o una línea de negocio que nosotros hemos separado, que es la trituración de esa madera para la posterior fabricación de tablero de aglomerado, ¿lo conoces?

- Sí, sí, claro.

- Vale. Pues nosotros trituramos esa madera no reutilizable para el palé en múltiples granulometrías y la vendemos como astilla de madera, que es lo que veremos luego en la otra planta.. Lo primero es intentar volver a sacarle el valor al palé, claro, pero cuando ya no podemos pues tenemos que llevarlo a otro proceso:  pierde su valor para la primera opción pero antes de tirarlo al vertedero municipal se sigue reciclando y sacando valor. Eso ya va para fábricas que producen aglomerado o para fábricas de cogeneración de energía. Así que nosotros hemos abierto una línea para gestión de residuos de madera industrial, donde nos llega todo tipo de madera que las industrias tienen de rechazo, porque no solamente son palés, también por ejemplo imagínate un carpintero que está montando una cocina y lo hace a base de madera, pues tiene rechazos de madera…o no sé si has visto las eólicas, que vienen en una estructura de madera elaborada específicamente para ese producto…y si no tienen una reutilización ya no sirven para nada y nosotros lo que estamos haciendo es intentando sacar el máximo valor posible, recuperando tablas grandes y produciendo embalajes y piezas de embalajes. Eso es lo que intentamos: volver a generar valor de esos residuos de madera y reintroducirlos a las cadenas de suministro de múltiples empresas en diferentes sectores económicos. Básicamente lo que estamos haciendo nosotros se denomina logística inversa…por ejemplo toda esta madera de aquí, es madera de rechazo de los aserraderos, y esto iría para trituración de biomasa, que no está mal, pero se le saca mucho más valor si le podemos sacar nosotros otra vida...

Antes de tirarlo al vertedero municipal se sigue reciclando y sacando valor. 

Seguimos hablado un rato y aprovecho para hacer alguna foto más antes de irnos a la planta de reciclaje de San Fernando de Henares. Carla Bruni y yo le seguimos por un entramado de carreteras secundarias a ritmo de “chansón”, hasta que ¡ voilà!: vemos una gran montaña de residuos. Hemos llegado.

Receco montaña cartón y madera
Photo by Lara Hernández

- Vaya, y esto se tiene que separar manualmente...

- De varias maneras... ese chico está separando plástico por un lado y por otro madera. Ahí atrás queda el residuo que ya no es valorable. Es lo que va directamente al vertedero, pero antes pasa por un proceso de limpieza donde recuperamos en torno al 60-70% de residuos.

- ¿Y los cartones a dónde van?

- Tienen hasta 6 o 7 vidas... antes iban a otros países, y ahora han bajado de precio un 80% desde máximos históricos, porque recibían cartón, pero ahora han cerrado las puertas. Ahora cada uno recicla lo suyo... es como que yo tengo bastante con lo mío, lo cual es bueno porque los residuos que se generan en España es el propio país el que debe tomar las medidas adecuadas para que se reutilicen, porque si estamos manipulando residuos que se han generado aquí y los estamos llevando hasta China, todo eso tiene una huella de carbono muy importante.
Efectivamente una verdad es que en Europa están están siendo muy controlados… cada vez más controlado el residuo, no como, por ejemplo, los vertederos de India.

- Pero aquí también hay problemas con los vertederos...

- No, aquí en España por lo general pasan por un proceso previo, de volverle a dar otra limpieza adicional para que solamente se entierre lo que ya no es recuperable. El tema es que el mundo del reciclaje sigue siendo un mundo que desde una perspectiva empresarial debe ser rentable, claro, pero social y mediambientalmente hay que valorar lo que debería de ser reciclado, y no por el valor que tiene en el mercado secundario. A veces económicamente no merece la pena reciclar, y entonces es ahí donde tienen que entrar el sector publico a ayudar a partir de primas o ayudas a las empresas del sector, para hacer que ese plástico sea reciclable, porque sino acabará enterrándose... Es mi humilde opinión, habrá otros que piensen distinto.

Receco grua pinza
Photo by Lara Hernández

- ¿Todo lo no recuperable económicamente se entierra en los vertederos?

- Ese es el tema, aunque técnicamente mediante la innovación y avances tecnológicos van surgiendo otras opciones, muchas veces económicamente sigue siendo más rentable seguir enterrando en vertedero. A lo largo de la historia se ha tenido muy poca conciencia de reciclaje y se han enterrado muchos residuos sin pensar en el valor real de la materia prima enterrada. Muchos de los residuos enterrados como los artículos electrónicos muchas veces tienen componentes de metales preciosos,  y dado que el inventario global heredado de estos materiales es finito, hoy en día muchos académicos hablan que los vertederos del pasado van a ser las minas del futuro. Estamos en un mundo que tiene materia prima finita y por ello al final es un ciclo no renovable. Hay muchos productos que hemos consumido a lo largo de la historia que tienen materiales de los cuales el planeta cuenta con una una cantidad finita. Claro: lo podemos usar, lo podemos reciclar, pero hay mucho que ya se ha metido, enterrado… y por ello están hablando de recuperar todos esos productos en el futuro, de vertederos muy antiguos donde antes no se hacía esta clasificación y directamente se tiraba.

Los vertederos del pasado van a ser las minas del futuro.

- Por lo menos ahora hay bastante concienciación con el tema del plástico, ¿no?

- Sí, el auge y la conciencia que está surgiendo ahora mismo de reemplazar todo lo que es plástico por materiales a base de madera y cartón es destacable. Es muy bueno porque al final el cartón viene de fuentes renovables, aunque, como ya hemos hablado antes, al cerrar la exportación de cartón, este ha bajado drásticamente, pero bueno, se sigue reciclando, y cada vez se está usando más. Por todo el tema relacionado con el impacto medioambiental de los productos y envases a base de plásticos, el packaging y los envases se están empezando a sustituir. Lo que antes era de plástico se está poco a poco reemplazando por cartón. Como consecuencia está habiendo más generación de residuo de cartón y papel.

- Pero también has dicho que con la paquetería estamos generando mayor cantidad de residuos…

 - Sí, pero lo bueno es que ese residuo por su naturaleza es muy reciclable, y este sector industrial que lo recicla ya está mucho más maduro y más logrado, con tasas muy altas de reciclaje. Y cuando ya no se puede reciclar más, lo bueno es que el residuo es biodegradable, claro, no como el plástico.

(Ah, vale, al final no ha sido tan grave lo de pedir los regalos por internet, pienso mientras andamos hacia una montaña de residuos metálicos).

- Son todo metales férricos que se recuperan también, y ésto sí es producto finito que está reutilizado y estamos recuperando al 100%, o sea que todo este material se está dejando de extraer del medio ambiente.

Receco montaña férrica
Photo by Lara Hernández

- ¿Y que hacéis con ello?

- Se vende a empresas, igual que con el cartón: empresas especializadas de reciclaje de chatarra que se dedican a fundirlo y lo vuelven a convertir en material que tiene un valor en el mercado.

- ¿Y esto? - digo señalado otra montaña.

- Aquí tienes el ejemplo de la madera: estos son rechazos de carpintería que tienen que pasar por un proceso de limpieza y todo esto es lo que nosotros convertimos. Y esto es lo que te digo que se vende para la fábrica de aglomerado. 

Mientras hago fotos a las montañas de madera triturada, nos sorprende el ruido estridente de un camión descargando palés y otros residuos de madera, y volvemos a hablar de su recuperación y lo que evita la tala de bosques, y de la economía circular, mientras subimos a su oficina para seguir con la entrevista.

Receco viruta madera
Photo by Lara Hernández

- ¿Qué es exactamente la economía circular? - le pregunto, una vez instalados en la oficina.

- Primero hay que saber que estamos ahora mismo en una economía lineal, donde, de forma muy resumida, el concepto se basa en extraer materia prima de nuestro planeta, que se le agrega valor mediante procesos de fabricación y manufactura, que luego mediante diferentes procesos logísticos llega al consumidor o cliente final para su uso. Posteriormente cuando el cliente termina de hacer uso de esos productos lo desecha. Esa es la economía lineal: extraer materia prima para terminar desechándola. La idea detrás de la economía circular es un poco unir esa última etapa de desecho con la reutilización, para evitar la extracción de material nuevo, aunque sea renovable, y darle la mayor cantidad de vida a los productos que sea posible. Y hay una etapa importante que es la que debe cambiar, que es el tema del diseño del producto, es decir, repensar el diseño de los productos para que sean reutilizables y fácilmente reciclables, que es donde ahora mismo nos queda mucho por hacer e innovar. Los productos ahora mismo están diseñados para tener una obsolescencia programada, que existe… que es real. 

Hay que repensar el diseño de los productos para que sean reutilizables y facilmente reciclables.

- Si, está claro que existe.

- Sí, y ese es el cambio de chip que tiene que pasar en todo tipo de sectores industriales, por ejemplo algo que cuento siempre a mis alumnos: un manillar de las puertas de latón tiene un valor muy alto en el mercado secundario, pero ese manillar está diseñado de tal forma que viene mezclado con un material férrico, del que es muy difícil de separar, y acaba siendo desechado con los metales mezclados, porque nadie quiere pasar por la dificultad laboral y económica de separar los distintos metales, y ese latón pierde su valor de forma muy relevante sólo por un problema de diseño, porque no está diseñado para que sea fácilmente separable y reutilizable. Yo pongo siempre ese ejemplo porque es fácil de visualizar, y porque es una pena que pierda su valor, que al final es un material que hemos extraído de la Tierra y no los estamos volviendo a reutilizar adecuadamente por un problema de diseño. Por eso ahora mismo las empresas están en ese etapa importante de cambiar el diseño de sus productos para que sean más reciclables.

- Bueno, creo que hay empresas que sí lo hacen…

- Sí, pero también esa es otra mentira que tiene el sector de consumo, que nos dice “material reciclable” y científicamente el material del cual está compuesto ese producto sí que es reciclable, pero operatívamente, en la práctica, no hay industria que lo pueda reciclar, o es económicamente inviable reciclarlo… ¿Me entiendes? Entonces realmente reciclable no es. Es cierto que la materia se podría reciclar, pero el proceso no es reciclable. Entonces eso también es una mentira para el consumidor.

- Qué interesante. Nunca lo había pensado… ¿y el tema de la Navidad y el embalaje? ¿qué podemos hacer?

- También estamos en un mundo con tanto consumo… Los regalos para los críos vienen en embalajes con plástico envuelto en una cajita dentro de otra cajita. El exceso de embalaje al final es materia prima que estamos desechando.

(ufff…de nuevo me acuerdo de mis regalos…).

- … Aparte, el concepto de la economía circular, nos indica que antes de pensar en la reutilización y el reciclaje hay que cambiar nuestra forma de pensar y disminuir el uso de los productos que no necesitamos. A nivel social y también empresarial, tenemos que entrar en ese nivel de conciencia. Hay un anuncio que decía: “¿Quieres ahorrar el 100% en el Black Friday? Pues no compres cosas que en realidad no necesitas.”

Hay que cambiar nuestra forma de pensar y disminuir el uso de los productos que no necesitamos.

- jaja, sí, el otro día leí que la ropa más sostenible es la que ya tienes en el armario.

- Efectivamente. Sólo comprar y usar lo que realmente necesitamos y tener conciencia de que cuando estamos comprando un producto todo ese producto ha tenido varios procesos industriales detrás, que ha consumido muchos recursos naturales, como agua, y que ha emitido muchos productos contaminantes al medio ambiente. Entonces hay que tomarlo en cuenta, que cuando estamos usando un producto no solamente existe el impacto medioambiental por los materiales compuestos en el producto que estamos comprando, sino que detras hay un embalaje que estamos tirando y varios procesos que durante su elaboración han consumido múltiples recursos adicionales que no vemos ni palpamos.

Reciclar
Photo by Rawpixel

- Bueno, ¿Y qué podemos hacer aparte de no consumir o consumir menos? ¿Qué se puede hacer una vez que consumes?

- Primero elegir el producto que tenga menos impacto medioambiental. Después clasificar los residuos adecuadamente, ya que, al menos en Madrid, existen los medios adecuados. Yo siempre digo que el comienzo está por tener un buen basurero en casa que permita simplemente separar lo que es el orgánico correctamente de los envases, el cartón y el papel correctamente, y el vidrio, que es un producto muy fácil de reciclar. El vidrio ya se recicla casi en un 100%, lo que significa que prácticamente tiene una vida infinita. Si se hace buen uso y se recicla simplemente separándolo bien y llevándolo al contenedor, ya sabemos que llega a fuentes que lo van a gestionar correctamente… claro, en países “primermundistas”, porque los países “tercermundistas” están muy por detrás y aún queda mucho por hacer.

- Sí, ¿pero qué hacemos nosotros con nuestros productos que compramos en Navidad? ¿y todos los desechos de cajas de cartón con plásticos? (sí, sí… yo sigo con lo mío)

- Reducir todo el volumen que podamos. Esos cambios de hábitos que nosotros podemos tener como ciudadanos, vienen bien al medio ambiente. Está claro que primero reducir, pero luego por lo menos lo que tenemos que consumir, separarlo y segregar adecuadamente para que sean transportados o gestionados lo mínimo posible...

- ¿Y qué me dices del mito “para qué me molesto en separar si luego todo lo mezclan”?

- No es cierto. Mucha gente lo piensa porque alguna vez, en algún momento, ha sido así, pero hoy en día, por lo que entiendo, sirve de mucho la ayuda ciudadana separando los residuos. Por eso tenemos ya contenedores para basura orgánica, que van a un plantas totalmente diferentes que transforman ese residuo en "compost" que se aplica nuevamente en el suelo como abono o material orgánico y se utiliza para actividades agrícolas y de jardinería. Si está correctamente separado permite su uso mejor y es menos costoso, con lo cual hay menos necesidad de energía. Y sólo por el cambio cultural de cada ciudadano, de separarlo adecuadamente.

- ¿Y qué pasa con la bolsa de plástico en la que tiramos lo orgánico? ¿No tendría que ser biodegradable?

- Es cierto que la bolsa que nosotros deberíamos de darle prioridad al uso es la bolsa que está hecha a partir de plástico reciclado, ya que es preferible reutilizar un producto que ya existe que extraer o fabricar nuevos productos a partir de materia prima nueva. Hace poco tiempo empezó a ponerse de moda usar bolsas biodegradables a partir de fécula de patata y otros materiales afines, pero la tendencia ha ido cambiando, ya que esas bolsas biodegradables requieren tener el sembrado de la patata que utiliza recursos como combustibles, tierra y agua, tener la recogida de ese material, entrar en un proceso nuevo y sacar un nuevo producto, que al final va a generar un desperdicio nuevo, aunque sea biodegradable. Lo que como sociedad debemos procurar es disminuir la extracción de nuevos recursos a la vez que mantenemos los recursos existentes el máximo tiempo posible en el sistema. Asi evitamos que esos recursos antiguos se conviertan en desperdicio.

- ¿Y entonces?

- Lo cierto es que es biodegradable, pero estás dejando de lado usar todas las bolsas existentes que ya están en el mercado, que ya existen, que si no las usamos van a acabar en los ríos y terminar en el océano. Entonces lo primero es la reutilización: coger la bolsa que existe, que está ahí en el mercado, y recuperarla. Ese es el secreto… y que luego esa bolsa la puedes utilizar tú para tirar la basura o para tu reutilizar las veces que puedas. Yo siempre pienso que la cantidad de bolsas que entran en casa deberían de ser las bolsas que salen.
Ese es el trabajo que yo intento llevar a la práctica en casa: si yo traigo cinco bolsas del supermercado, que no me salgan más de cinco bolsas de basura.

- Tiene coherencia…

- Lo que sí deberíamos evitar es bolsas de plástico virgen.

- ¿Pero cómo lo sabes?

- Lo tienes que identificar con la etiqueta claro, aunque suelen ser un poco más caras. Pero, de todas formas, lo que te decía antes: para lo orgánico la bolsa pasa por un proceso en el que la rompen con unos dientes y el plástico se recupera y no pasa nada, porque se reutiliza y se separa para luego llevarlo a empresas que lo reciclan.

- ¿Entonces no es tan grave que sea de plástico, y es más un problema de hábitos?

- A veces es un problema de la misma práctica en la vivienda. Yo creo que socialmente todavía nos queda,  aunque estamos muy avanzados respecto a otros países, pero todavía nos queda concienciarnos mucho más. Lo digo porque es una lucha que tengo en mi propia casa, y doy clases de esto y trabajo en el sector… y fíjate, yo he comprado un basurero adecuado que me permite separarlo todo, pero todavía en las casas, por el tema del espacio, mucha gente no tiene espacio para el cartón, porque estamos hablando de cuatro o cinco contenedores diferentes.

Reciclar
Photo by LightFieldStudios

- Además de otro para las pilas…

- Con la pila ya estamos hablando de un producto que, si es desechado incorrectamente, es tóxico, y si se tira y acaba en un vertedero, al final eso tiene un derrame tóxico que termina en el suelo y va a los pozos de agua.

- Es terrible…

- Por eso es importantísimo gestionarlo adecuadamente y es un producto del que se puede recuperar plomo, zinc, hierro, níquel y otros metales finitos, pero todo pasa por la costumbre y un cambio de hábitos.

- Pero ya hay un cambio en la conciencia, sobre todo con el tema de los plásticos ¿no?

- Sí, este año ha habido un cambio de conciencia a nivel social y lo he sentido. Había un boom en las redes sociales, aunque también hay muchísima noticia falsa y mucho sensacionalismo. Pero sí tiene que cambiar, y lo de los plásticos es real.

- También es verdad que al hablar de los plásticos se ha dejado de hablar del cartón, no sé si es porque ya está instaurado, pero ahora estamos sólo con el tema de los plásticos.

- El cartón es renovable. Viene de fuentes renovables y lo estamos reciclando bien en España. Es una industria que está mucho más formada, mucho más madura. El cartón está bastante logrado. Y el papel igual, y sí, como consecuencia indirecta se ha logrado salvar la tala de muchos arboles …aunque aquí también hay mucha mala información y mucho engaño, porque la tala de árboles realizada con una reforestación eficiente no es incorrecta. La madera es un producto renovable: Cuando quemamos leña procedente de un árbol o cuando hay combustión de biomasa para generar calor o energía, es cierto que se genera dióxido de carbono ademas de otros gases de efecto invernadero. Pero la emisión de CO2 en este caso es neutral, ya que el dióxido de carbono liberado, forma parte de la atmósfera actual, pues las plantas absorben y emiten ese CO2 continuamente, así que al final deja una huella neutral ¿me entiendes?...en cambio, el carbono atrapado en el suelo en forma de combustibles fósiles, sí sale a la atmósfera cuando existe su combustión.

- Sí, claro.

- No está mal sacar energía a partir de la tala de los árboles. Lo que está mal es talar más de lo que tú puedes reforestar, ya que esto resulta en daño al hábitat, en pérdida de biodiversidad y en aridez. Estarías en un punto donde estás consumiendo mucho más de lo que la naturaleza regenera o renueva. Tenemos que tener un equilibrio, pero a nivel español, la tala de los bosques es necesaria también para evitar incendios , y no está mal talar los árboles si se hace de una forma responsable. Hay muchas medidas, muchas empresas auditoras y normativas detrás que permiten el uso responsable de los bosques. Y el cartón viene de fuentes renovables, que son los árboles. Lo que no puedes es talar sin resforestar, porque tiene que haber un equilibrio para que sea sostenible, pero siempre es renovable, a diferencia del plástico, que sabemos que viene del petróleo, que aunque es renovable entre comillas, tiene un tiempo tan largo hasta que se vuelve a generar, que, desde esa perspectiva, se considera finito: hay una cantidad finita y no vamos a tener más, aunque con tecnología hemos ampliado esa cantidad que podemos utilizar, porque lo estamos extrayendo de otras formas, pero también se crean gases de efecto invernadero que se emiten a la atmósfera, y no es lo mismo que el árbol, que si tú lo siembras y vuelve a coger CO2 y a emitir oxígeno. 

- Así que lo de los plásticos no es tan exagerado…

- El plástico tiene ese problema, y lo que hay que intentar es reducir la fabricación de plástico ahora. Cierto es que el plástico sigue teniendo propiedades que no han podido ser reemplazadas, y para el mantenimiento de alimentos, por ejemplo, sigue siendo un producto para el que no hay un reemplazo adecuado a día de hoy. Pero si es plástico que hace falta usar, por lo menos que sea de fuentes recuperadas.

- ¿Y cómo ves el tema en los próximos años?

- Yo soy positivo. Hay mucha gente que ve los próximos 20 o 30 años de una forma muy negativa, pero yo intento ser positivo y estoy viendo muchos cambios, muchas nuevas actividades o ideas que están dando las empresas. Por ejemplo Coca-Cola ya tiene como objetivo para 2025 que todos sus productos sean de PET reciclado. Y en muchas industrias ya están tomando medidas para hacer uso responsable de los productos. Yo estoy viendo mucho más cambio a nivel industrial que a nivel político. La parte política está muy por detrás y mucho más lenta.

- ¿Pero sí hay un cambio de conciencia? 

- Sí, y mucha conciencia a nivel de inversión: cada vez estamos viendo más la inversión sostenible como parte de la cartera que se ofrece a los inversores de empresas, que son medioambientalmente sostenibles, y el inversor está exigiendo y dice “si yo voy a tener que poner pasta, quiero que sean empresas responsables con el medioambiente” y a partir de ahí si tu empresa no está haciendo una actividad sostenible no va a lograr tener inversión, y cuando entra el dinero en juego ya cambia,...pero como ves está ocurriendo antes en la industria que en la parte política, lo cual es bueno, pero falta la parte de la ayuda, por ejemplo, al emprendimiento a nivel de reciclaje y reutilización: que ayuden a las empresas de nuestro sector para que se adelanten, porque es una industria muy dura con márgenes muy ajustados, y tiene que ser rentable… una empresa tiene que ser rentable para poder reciclar.

- Claro…

- Claro, si uno mira lo que pasó con la energía solar, que se quitaron todas las ayudas del Gobierno y desgraciadamente desapareció la inversión en energía solar durante ocho años, aunque ahora ha vuelto a activarse el año pasado y el anterior, con vistas muy positivas a futuro, pero bueno, necesitaba el apoyo del Gobierno para que esto salga adelante.

- Bueno, y a nivel personal...cuéntanos, ¿qué estudiaste y qué enseñas en la universidad? 

- Yo doy clases de “Supply Chain” y de Operaciones, en la carrera de Negocios Internacionales y a nivel postgrado. Estudié Ingeniería Industrial especializadome en Organización Industrial y Logística Integral. También realicé un máster en Dirección de Empresas… y ya llevo aquí 13 años, en esta empresa y en España.

- ¿Y has visto mucho cambio social y de conciencia en estos 13 años? 

- Sí, sobre todo a nivel de conciencia en los últimos dos años. Pero tampoco hay que volverse loco, sino intentar tener un comportamiento sostenible y responsable, reduciendo el consumo de las cosas que no necesitamos, desechando lo mínimo posible y reutilizando al máximo todo lo que podamos. Debemos ser conscientes de que nuestro comportamiento y nuestros hábitos tienen un efecto muy relevante en el mundo que les vamos a dejar a nuestros hijos y al resto de generaciones venideras.

Tampoco hay que volverse loco, sino intentar tener un comportamiento sostenible.

Seguimos hablando un rato y nos despedimos mientras pienso en todo lo que he aprendido en estas tres horas, y lo poco que importa en el fondo dónde y cómo haya comprado los regalos, sino la conciencia a la hora de comprar y desechar.

Carla Bruni sigue donde la había dejado. Me pregunto si habrá tenido tiempo de comprar sus regalos, y, sin darme cuenta, acabo en la R3.


Te puede interesar:

La Estrategia Del Océano Esquilmado

La Estrategia Del Océano Esquilmado

Residuos: Del problema a la solución

Residuos: Del problema a la solución

Residuo Cero en casa

Residuo Cero en casa

Compartir en