Deconstruyendo a Drácula

Astrología, Crecimiento, Crecimiento personal

Deconstruyendo a Drácula

3 noviembre 2020. 8:00 am

Publicado por


Un noble refinado, un psicópata narcisista, un asesino en serie, un mito del terror, un simple personaje de novela o un monstruo sin alma que habita en un cuerpo inmortal…el Conde Drácula, aquel personaje literario que nació a finales del s.XIX , es todo esto y mucho más. 

Si hay un personaje plutoniano por excelencia, este es Drácula. Igual que Hades, dios del inframundo y rey de los muertos, el conde Drácula vive en su reino de oscuridad e, igual que Hades raptó a Perséfone para llevársela con él al Averno, Drácula seduce a todo tipo de damas y caballeros, a quienes convierte en vampiros y somete y obliga a convivir con él, muertos en vida, por el resto de los siglos.

Plutón encarna esa parte de sombra que habita en todos nosotros y que contiene nuestros miedos, apegos, obsesiones, nuestro poder y control

Plutón encarna esa parte de sombra que habita en todos nosotros y que contiene nuestros miedos, apegos, obsesiones, nuestro poder y control. Drácula es un personaje que hoy sería clasificado con toda probabilidad como un psicópata narcisista. Refinado, bien educado, encantador, un noble culto y rico que habita en un gran castillo.

Todos estos alicientes los utiliza de forma controladora y manipuladora para atraer a sus víctimas, seducirlas y matarlas en vida. Al fin y al cabo, no siente nada por ellas, no sabe lo que es el amor, simplemente las utiliza como un medio para nutrirse y seguir siendo inmortal, en su eterno reino construido de oscuridad y sangre.

via GIPHY

La oscuridad, el miedo, la muerte, la transformación, el poder, lo oculto, la sangre, la sexualidad…todos atributos relacionados con lo plutoniano y con Escorpio, el signo que rige este planeta. Pero, ¿cómo nació el mito de Drácula? Fue el escritor irlandés Bram Stoker quien escribió y publicó esta famosa novela en 1897. Durante aquellos años, en plena época victoriana, la novela gótica basada en historias de terror estaba de moda y Drácula obtuvo un éxito inmediato entre lectores ávidos de historias de fantasmas, vampiros y hechos esotéricos y paranormales.

en plena época victoriana, la novela gótica estaba de moda y Drácula obtuvo un éxito inmediato entre lectores ávidos de historias de fantasmas, vampiros y hechos esotéricos y paranormales

Deconstruyendo a Drácula 1

Analicemos ahora a Drácula desde el punto de vista astrológico. La novela fue publicada por primera vez el 26 de mayo de 1897, lo que nos indica que Drácula era Géminis. Me he permitido hacer una rectificación aproximada de la hora de nacimiento con el fin de realizar un retrato astrológico del personaje lo más fiel posible.

Así, si consideramos que Drácula nació a las 2h de la madrugada (está claro que tuvo que nacer en plena noche), tendríamos al Sol y Plutón en Géminis en casa 2 (el área relacionada con los placeres y los recursos materiales). Esta posición denota riqueza, poder y una persona amante de la buena mesa y de los placeres. El Sol conjunto a Mercurio representa a alguien carismático, capaz de manipular y seducir a través de la palabra. 

El Sol conjunto a Mercurio representa a alguien carismático, capaz de manipular y seducir a través de la palabra

Este grupo de planetas se completa con Neptuno, también en Géminis, lo que añade un halo de confusión, misterio, idealización, y también engaño, a la propia identidad de Drácula. Además, Venus, el planeta de la sensualidad y de la belleza en Tauro y en la casa 1, que es el área del “Yo”, le aporta sin duda modales refinados y un atractivo irresistible para sus víctimas.

Deconstruyendo a Drácula

Un Ascendente Aries conjunto a su luna, también en Aries y un Marte en Leo añaden fogosidad, impulsividad y reactividad a un personaje que tiene muy claros sus fines a la hora de relacionarse con sus víctimas. Esa luna, que es el arquetipo de lo que nutre y sostiene, en Aries y el planeta Marte en Leo en la casa 5, es el reflejo más fiel de esa escena que hemos visto tantas veces en las películas: ese impulso instintivo y rápido que lleva a Drácula a morder el cuello de sus víctimas amantes, mientras las está seduciendo, en busca de su alimento, la sangre, que le da la vida.

El Sol de Drácula en Gémins en la casa 2 está opuesto a una conjunción de Saturno y Urano en Escorpio en casa 8. Saturno en esa posición nos vuelve a hablar de temas relacionados con la sexualidad, la muerte, la sombra, lo tabú. Saturno indica aquí un límite y un miedo a fusionarse realmente con el otro en una relación, ese miedo e incapacidad de Drácula a amar de verdad, temiendo perder el control y su poder. 

Saturno indica aquí un miedo a fusionarse realmente con el otro en una relación, ese miedo e incapacidad de Drácula a amar de verdad, temiendo perder el control y su poder

Urano, también en Escorpio y en casa 8, conjunto a Saturno, lo lleva del extremo de una pasión desenfrenada a una frialdad inhumana. Urano en esta posición indica también un interés y dones para el ocultismo, la magia, la alquimia y la capacidad de poderes de tipo psíquico o telepático, que Drácula utilizaba para poder leer la mente de sus víctimas y prácticamente hipnotizarlas.

Además, ese eje de las casas 2-8 representa a la perfección el modus vivendi de Drácula. Su propio alimento (casa 2) lo consigue a través de un preciado recurso de los otros (casa 8), la sangre y la muerte, dos elementos muy escorpianos.

Deconstruyendo a Drácula

ese eje de las casas 2-8 representa a la perfección lo que hace Drácula. Su alimento (casa 2) lo consigue a través de un preciado recurso de los otros (casa 8), la sangre y la muerte, dos elementos muy escorpianos

Y ahora es el momento de preguntarnos cómo nace un personaje así de la pluma de un escritor que había estudiado matemáticas en el Trinity College de Dublín y que, durante años,  trabajó como funcionario en el ayuntamiento de su ciudad y como crítico de teatro.

Bram Stoker nació el 8 de noviembre de 1847 en el seno de una familia burguesa. Pasó los primeros 7 años de su vida en cama, aquejado de diferentes enfermedades, tiempo que su madre, para entretenerlo, aprovechaba explicándole historias de fantasmas y misterios, algo que a la Luna y Sol en Escorpio del pequeño Bram seguramente le encantaba, y algo que aprovechó cuando inició su carrera literaria escribiendo diferentes relatos de terror antes de publicar “Drácula”, su obra más reconocida. 

Deconstruyendo a Drácula

El Sol y Luna, conjuntos en Escorpio y haciendo cuadratura a Neptuno dotaron a Stoker de un ávido interés por temas relacionados con lo esotérico, la muerte, el más allá y la lucha entre el bien y el mal

El Sol y Luna, conjuntos en Escorpio y haciendo cuadratura a Neptuno, dotaron a Stoker de un ávido interés por temas relacionados con lo esotérico, la muerte, el más allá y la lucha entre el bien y el mal. El planeta Neptuno se había descubierto un año antes del nacimiento del escritor, en 1846, coincidiendo con el auge del espiritismo en algunos países occidentales, del interés por lo sobrenatural y las novelas de fantasmas y fenómenos paranormales que se enmarcaban dentro de la denominada “novela gótica”.

El escritor irlandés supo canalizar de forma magistral y creativa todos esos miedos, demonios y fantasmas internos que  seguramente debían habitar también en su cabeza, a través de un personaje que ha trascendido la propia literatura para formar parte del imaginario colectivo del miedo y del mal.

via GIPHY


Si te ha gustado este artículo sobre Drácula te pueden gustar:

Deconstruyendo a Drácula

Drácula (anotado)

Deconstruyendo a Drácula

Drácula (Edición conmemorativa ilustrada)

Deconstruyendo a Drácula

Drácula colección alfaguara clásicos

Compartir en